GRUPO PLAZA

También introducirá como BRL la casa natalicia de San Vicente Ferrer

València modificará el Plan de Ciutat Vella para incluir el Olympia como Bien de Relevancia Local

21/11/2021 - 

perVALÈNCIA. El Ayuntamiento de València ha incluido en los presupuestos del año 2022 una partida de 15.000 euros para hacer algunas modificaciones en el Plan Especial de Protección de Ciutat Vella (PEP), aprobado hace aproximadamente dos años. El objetivo de estas nuevas incorporaciones es declarar como Bien de Relevancia Local (BRL) dos edificios ilustres del entorno: el Teatro Olympia y la casa natalicia de San Vicente Ferrer

Las intenciones para proteger el Olympia ya estaban sobre la mesa desde el pasado mes de julio, cuando el consistorio inició los trámites para su declaración como Sitio Histórico y Bien de Relevancia Local. Todo ello a partir de una petición impulsada por la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico. Ahora, el Ayuntamiento ha decidido que aplicará esta figura de preservación a través del Plan de Ciutat Vella, para lo cual ya ha reservado una partida presupuestaria. 

El teatro ya figuraba en el Conjunto Histórico Protegido de la zona de Reformar Urbanas del siglo XIX y XX, precisamente por la ubicación en la que se encuentra. Y, del mismo modo, también había sido incluido en el Catálogo de Protecciones con uso específico de centro cultural, un documento que destacaba muy especialmente la marquesina de la entrada y los elementos decorativos originales que todavía se conservan del teatro, el cual fue construido en 1915 como parte de un edificio residencial plurifamiliar. 

Ahora, la intención del Ayuntamiento es dar un paso más en su preservación como un elemento patrimonial y cultural del centro histórico de la ciudad. Así, la condición de Bien de Relevancia Local da más libertad a la hora de tomar medidas urbanísticas para garantizar la conservación tanto de su integridad como de sus valores culturales. Asimismo, también compatibiliza, como es el caso, la protección con los usos públicos para la ciudadanía. 

Por su parte, el otro edificio que también será nombrado como Bien de Relevancia Local es la casa natalicia de San Vicente Ferrer. A este respecto, cabe recordar que el consistorio puso en marcha unas obras de rehabilitación que concluyeron el pasado mes de mayo, y que incluían intervenciones como la mejora de los problemas estructurales, constructivos y de humedad que sufría el edificio. 

Casa natalicia de San Vicente Ferrer

El objetivo de todo ello era rescatar la edificación del siglo XV respetando todo su valor y simbolismo. En este sentido, la obra contempló cuestiones como la recuperación de la bóveda de la capilla principal, y la recuperación de una segunda bóveda que hasta el momento había permanecido tapada. Y es que, tal y como informó el su momento el consistorio, en los años 50 se procedió a una rehabilitación "no demasiado respetuosa" con el entorno, por lo que la nueva intervención se centró en recuperar todo lo que se tapó en aquel momento.

Plan Especial de Ciutat Vella

El Plan de Especial Protección de Ciutat Vella contempla diversas acciones dirigidas a conservar y mantener el entorno del centro de la ciudad, por su valor tanto histórico como cultural. Así, este programa abarca todo tipo de acciones: desde la regulación de los pisos turísticos y de las actividades hoteleras hasta la recuperación y protección de espacios singulares, pasando también por el acondicionamiento de diversas zonas urbanas. 

Según se desprende del estudio de viabilidad económica, la aplicación del programa se cifra en 74,1 millones de euros, con partidas para la obtención, nueva construcción o rehabilitación de espacios para equipamientos públicos; la creación de zonas verdes, o la remodelación de espacios tales como la Plaza de la Reina, la del Mercado o el entorno de la Lonja, así como la de la Plaza del Ayuntamiento. Del mismo modo, también contempla la protección de unos 50 comercios tradicionales y de más de un millar de edificios ubicados en el entorno.

Por lo que respecta a la preservación del barrio como un eje preeminentemente residencial, también se ha hecho un importante esfuerzo por frenar la turistificación y poner coto a las actividades que van en este sentido. Así, el foco principal han sido tanto los apartamentos turísticos como los hoteles, que han recibido una regulación específica dentro del PEP. Concretamente, este tipo de negocios tan solo podrán desarrollar sus funciones en las zonas que menos riesgo presentan de expulsión a los vecinos. Es decir, principalmente, el barrio de Sant Francesc, el más comercial.

Foto: KIKE TABERNER

Por su parte, la normativa se pone especialmente estrictita en barrios como El Carme, La Seu, La Xerea y El Mercat, donde quedan prohibidos todos los usos hoteleros y también la vivienda turística permanente. Además, la regulación dedica un apartado a los edificios singulares que se reparten por todo el centro histórico: nunca podrán albergar apartamentos turísticos. Sí que podrán, sin embargo, ser la sede de otras actividades terciarias como por ejemplo usos comerciales, oficinas u hoteleros, siempre que los explotadores del entorno se comprometan a rehabilitar y mantener estos enclaves culturales y patrimoniales. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email