X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Gestión municipal

De las taifas a la república federal: El Ayuntamiento de València pone orden en sus empresas

El caos de gestión heredado obliga al equipo de Ribó a activar un plan para armonizar y homologar las fundaciones municipales y otros organismos periféricos; el Palau de la Música será objeto de estudio y los sueldos de los directivos se controlarán

20/01/2017 - 

VALENCIA. “No puede volver a haber problemas tan serios como los que hemos tenido. Nosotros somos gente seria y en los temas de funcionamiento queremos gestionar seriamente.” El alcalde de València, Joan Ribó, no quiso hacer este jueves un trabalenguas. Simplemente focalizó la atención sobre una idea: Rigor. Y lo hizo para presentar un acuerdo que se adoptará este viernes en la Junta de Gobierno Local. Se trata de la elaboración de un Plan-Programa de Armonización y Homologación para las Fundaciones Municipales y otros organismos periféricos del Ayuntamiento de Valencia.

Bajo tan rimbombante y largo nombre se encuentra una iniciativa que pretende dotar de un marco común a las empresas municipales, para hacer más transparente su gestión, la contratación y cuestiones básicas como las referidas a los sueldos del personal directivo. El alcalde anunció esta iniciativa, que en la práctica es el desarrollo del acuerdo plenario aprobado el pasado mes de junio.

Junto a él se hallaba el delegado de Hacienda, Ramón Vilar, mano derecha en este envite. La propuesta, según Ribó, pretende “evitar que vuelvan a producirse problemas tan serios como los que hemos tenido en el pasado”. Como ejemplos señaló los agujeros económicos detectados en el Palacio de Congresos (“que estamos acabando de solucionar aún”), o el debate, generado al hilo de la investigación judicial del llamado Caso Nóos, sobre el carácter público o no público de la Fundación Turismo Valencia y que han planteado desde el actual equipo de gobierno, ya que el 90 % de sus recursos proceden del consistorio; una fundación que, como desveló Loreto Ochando en una información publicada en Valencia Plaza, se sospecha que sirvió para financiar campañas del PP.

Todos diferentes, pero bajo las mismas normas

Tal y como destacó el alcalde, y se recoge en la propuesta, el Plan “no pretende la uniformidad de los organismos autónomos y fundaciones, ya que cada uno requiere su propio funcionamiento por sus propias características”. “Pero desde el estricto respecto a las normas de cada uno”, añadió Ribó, “hemos de cambiar de un concepto de reinos de taifas a un modelo federal.” El Plan se aplicará a los 17 entes públicos dependientes del Ayuntamiento. 

En concreto son seis organismos autónomos municipales (la Junta Central Fallera, el Palau de la Música, el Consell Agrari Municipal, la Fundación Deportiva Municipal, la Universidad Popular y el OAM Parques y Jardines Singulares y Escuela de Jardinería Municipal), cinco fundaciones (Turismo Valencia, Observatorio del Cambio Climático, InnDEA, Pacto por el Empleo y Fundación de la Comunidad Valenciana Policía Local de Valencia), cuatro sociedades mercantiles (AUMSA, EMT, Mercavalencia y Plan Cabanyal-Canyamelar) y dos entidades públicas empresariales locales (Palacio de Congresos y Mostra de València, esta sin actividad actualmente y que ha sido investigada por la Guardia Civil).

La homologación de todos estos organismos permitirá cuestiones básicas como su fiscalización y control por parte de la Intervención General del Ayuntamiento. Permitirá, además, controlar aspectos como la rendición de cuentas, el endeudamiento, la contratación de personal o la concesión de subvenciones. “Partiendo del respeto a la autonomía de la gestión”, explicó el alcalde, “queremos pasar de un modelo, como el del anterior gobierno del PP, en el que cada uno hacía lo que quería, a uno nuevo que se apoye en unas normas de gestión públicas, porque lo contrario nos ha llevado a significativos problemas económicos, e incluso a acabar en los tribunales”.

Una comisión para el Palau de la Música

El delegado de Hacienda, Ramón Vilar, defendió este plan como “un modelo de transparencia, de rigor y de control económico de los medios públicos”, y recordó que también desde las instancias europeas se insta al rigor en las administraciones periféricas. Vilar explicó además que se va a crear una comisión específica para estudiar el Palau de la Música y qué figura de las cuatro existentes (organismo, fundación, sociedad o empresa) se ajusta más a su realidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email