GRUPO PLAZA

la cantante de sierra leona

Ainoa Cabanes: "Estoy en un momento en el que necesito ser más explícita y reivindicativa"

La banda se reinventa con letras mucho más directas y melodías más pasionales. Han lanzado tres temas en lo que va de año

1/08/2021 - 

VALÈNCIA. Ainoa Cabanes suele cantar a la superación del dolor. Utiliza la música como vía para expresar toda su experiencia vital, y lo hace a través de una voz potente y sin filtros y unas letras de gran pasión. Su último tema en Sierra Leona lleva el nombre Desaparecer. Se trata de una canción que comenzó a gestarse hace seis años, pero que no ha visto la luz hasta hace unas semanas porque la artista no había caído en la cuenta de sus posibilidades. Con los arreglos adecuados y la producción de Tono Hurtado y Malamute Estudio, Cabanes ha quedado muy satisfecha con el resultado, que ya acumula más de 15.000 visitas en Youtube.

La cantante ha sufrido una transformación acusada desde que lanzó su disco debut Cruzar un río en 2019. Sus letras ahora son más penetrantes, y la instrumental ha ganado en potencia. Desaparecer, sin ir más lejos, busca transmitir un dilema contra el que infinidad de personas se han enfrentado en algún momento: ¿sufrir pero haber experimentado el amor o no haber sufrido pero no haberlo conocido?

Esta nueva canción es la tercera de un disco que probablemente verá la luz antes de final de año y de la que ya se podrá escuchar algún adelanto en el concierto que tiene programado en la Sala Russafa el próximo mes de septiembre. La banda se completa por el teclista David González, el guitarrista Toni Carrillo, el batería Víctor Vila y el bajista y productor Tono Hurtado.

‘El arte de amar, ‘El milagro’ y ‘Desaparecer’

“Desaparecer habla de esos sufrimientos que a veces nos gustaría que desaparecieran de nuestro interior”, explica la artista, quien se vio inspirada a escribir este tema tras el fallecimiento de su abuelo. “Muchas veces nos gustaría acabar con el dolor, pero si lo hiciéramos desaparecer también nos desharíamos de la historia que guarda detrás”, añade.

Ainoa Cabanes está en una época mucho más alentadora que la plasmada en anteriores trabajos. Eso la ha llevado a ser mucho más explícita en sus letras, ya no solo con respecto a Cruzar un río, sino también en comparación a los casi diez años en los que lideró a la banda Flaco Favor: "Estoy en un momento en el que necesito ser más explícita y reivindicativa".

En El arte de amar, lanzada el pasado febrero como punto de partida de este cambio, Cabanes habla de la aceptación del dolor como forma de crecimiento. Explica que con aquella canción buscaba transmitir que “hay dolores que son nuestros. Tenemos una mochila emocional donde vamos acumulando todas nuestras miserias, pero debemos aprender que esos dolores son nuestros, no del resto”.

A lo largo del videoclip aparecen personajes que parece que han sufrido algún tipo de discriminación sexual o de género. En este sentido, Cabanes quería dar un paso adelante “y ser más explícita de lo habitual" en su música. El videoclip fue idea de Francesc Planes y Jesús Ponce. “Quería mostrarme al público como una mujer que traspasara, y creo que hicieron un gran trabajo”. Las imágenes hablan de la discriminación que se sigue sufriendo en pueblos y ciudades rústicas “donde no existe la apertura mental y el respeto hacia los colectivos discriminados, Tuvo mucha acogida, y me emocionó muchísimo saber, por ejemplo, que una chica salió del armario con sus padres después de haberla escuchado”.

En El Milagro la estética es totalmente distinta, lo que da a entender que Sierra Leona está probando cosas nuevas. El tema, de temática fúnebre, habla de un milagro imposible y de los estigmas que cada uno lleva dentro de esa “mochila emocional” de la que habla Cabanes. “En esta canción quise abanderar varias luchas: ser lesbiana, no tener un cuerpo normativo, ser feminista… Quería que la estética fuera oscura porque la canción es una pelea contra esos estigmas. Era importante que fuera tajante y explícita. Llama la atención de El Milagro que en un momento del videoclip, la artista estira un brazo y alcanza un Satisfayer. “Se nos sigue tratando como si fuéramos unas zorras por el hecho de que nos guste tener placer”, denuncia.

Del dolor a la certidumbre

La evolución de Sierra Leona desde su álbum debut hasta ahora es claramente visible en las canciones. La artista explica que en Cruzar un río “venía de una época de luto. Acababa de salir de un proyecto en el que deposité mucho amor. Con lo cual, quería abrirme en canal, ser mucho más explícita”. Hasta ese momento, sus letras habían sido mucho más poéticas y metafóricas, pero ahora está en otro punto. “Estoy viviendo una gran época. En mi vida hay muchísimo amor y mucha emoción, así que no veo otra forma mejor de escribir mis canciones que esta”, añade.

La voz de Ainoa Cabanes tiene mucha potencia y armonía. No utiliza filtros. Preguntada sobre el hecho de que mucha gente considere que el auto-tune ha democratizado el canto, dice que es una persona “a la que le encantan los chorros de voz. Siempre voy a apelar por la naturalidad, pero depende de cada uno. También es cierto que este tipo de recursos digitales, si se usan con cabeza, no tienen nada de malo. Pero hay que hacerlo con sentido común, porque por mucha máquina que haya detrás, se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

También explica que el panorama de artistas indie-rock en València “tiene muchísima escena”. El problema, según ella, está en que “faltan algunos agentes importantes en la industria, lo que hace que tengas que salir de la ciudad para poder trabajar”. Añade que “al faltar varias patas importantes es complicado dar el salto a nivel estatal” y que eso es lo que ella se ha encontrado siempre. “Las bandas acaban desencantándose y lo dejan. Es como subir una cima imposible”, concluye.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email