GRUPO PLAZA

Bruselas pide a España prudencia al adoptar ayudas fiscales por su alta deuda

24/11/2021 - 

VALÈNCIA (EFE). La Comisión Europea pidió este miércoles a España que, dado su alto nivel de deuda, preserve una "política fiscal prudente" a la hora de adoptar medidas presupuestarias para apoyar la recuperación y le recomendó que esté lista para adaptar estas medidas si las circunstancias cambian.

En su opinión sobre el borrador de los Presupuestos Generales para 2022, el Ejecutivo comunitario considera que España ha seguido la recomendación que le hizo en junio de utilizar el fondo de recuperación europeo para financiar inversiones adicionales y mantener, al mismo tiempo, las inversiones financiadas nacionalmente.

Las cuentas planeadas para 2022, incluyendo el uso de los fondos europeos -27.633 millones de euros- prevén una contracción fiscal (ingresará más de lo que gastará), señala en su informe la Comisión, que lo atribuye a que el próximo año se irán retirando las importantes medidas de apoyo adoptadas por la pandemia de la covid, según fuentes comunitarias.

Como el año pasado, Bruselas no ha evaluado si los presupuestos nacionales permitirán cumplir las metas de déficit o deuda puesto que las reglas de disciplina fiscal comunitarias siguen suspendidas -en principio hasta 2023- para permitir que los países sigan apoyando la recuperación.

"Dado el nivel de la deuda pública española y los grandes retos de sostenibilidad a medio plazo antes de la pandemia de covid-19, al tomar medidas presupuestarias de apoyo, es importante preservar políticas fiscales prudentes para asegurar finanzas públicas sostenibles a medio plazo", se limita a recomendar la Comisión en este sentido.

La directriz es la misma que para el resto de países con alta deuda (Bélgica, Grecia, Francia e Italia), si bien a Roma le pide además que limite el aumento del gasto corriente.

Bruselas llama asimismo a España, como al resto de los Veintisiete, a que "teniendo en cuenta la fortaleza de la recuperación", "revise regularmente el uso, efectividad y adecuación de las medidas de apoyo y esté lista para adaptarlas como sea necesario a las cambiantes circunstancias".

La Comisión subraya además la "importancia" de la "calidad de las medidas presupuestarias" y de que incluyan inversiones favorables al crecimiento, apoyando la transición ecológica y digital, y considera que el presupuesto español va en esta dirección.

Las cuentas "impulsan la transición digital, aumentan la conectividad y refuerzan la ciberseguridad" con medidas como el Plan para la conectividad e infraestructuras digitales, mientras que la ley sobre el cambio climático y transición energética o el Plan hidrológico nacional cubren la transición verde; al tiempo que se incrementa el apoyo público al I+D, apuntan.

Contracción fiscal

Pese a que su recuperación será más lenta que en la mayoría de la UE, retornando al PIB prepandemia en 2023 en lugar de en 2022, España es el único país, junto con Eslovaquia, que tendrá una contracción fiscal el año próximo. En el conjunto de la eurozona se dará un estímulo fiscal del 1 % del PIB, según Bruselas.

"El menor apoyo del gasto financiado nacionalmente está ligado, parcialmente, al hecho de que España tomó considerables medidas en 2020 y 2021, por encima de la media de la UE. Es en parte una cuestión de calendario en relación con las medidas fiscales", explicó un alto funcionario europeo.

"Lo que es muy alentador en España es la contribución que viene de financiación europea. Es el primer país que ha solicitado un pago (del fondo de recuperación)", añadió, en referencia a la solicitud para recibir unos 10.000 millones de euros. EFECOM

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email