Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

admite que podría haber optado por un conjunto deportivo pero no se retracta

Claudia, la artista 'pole dance' de Bonrepòs: "Dicen defender a la mujer machacando a una mujer"

15/10/2020 - 

VALÈNCIA. La actuación de una artista pole dance en la apertura de la III Gala del Comercio de Bonrepòs i Mirambell ha levantado la polémica para toda la semana. El salón de plenos del Ayuntamiento acogió el pasado jueves 8 de octubre este espectáculo que Compromís calificó rápidamente de "repugnante", por sexualizar el cuerpo de la mujer y atentar contra la igualdad de género. La agrupación valencianista lamentó que se usase la figura semidesnuda de la deportista como un reclamo publicitario, e incluso pidió al gobierno local que prohibiera a la Asociación de Comerciantes y Empresarios presentar la factura de esta gala para optar a las subvenciones públicas que percibe asiduamente. 

Una reacción que no ha sentado especialmente bien a la protagonista de toda esta historia, Claudia Poveda, quien reconoce no estar pasando por su mejor momento. En conversaciones con Valencia Plaza, ha lamentado que "se intente defender a la mujer machacando a una mujer por hacer un trabajo que no es en absoluto denigrante", y ha defendido que "en los tiempos que corren deberíamos estar más avanzados con estos temas". Así, ha reiterado que el pole dance es un deporte muy duro, de alta exigencia física, y que no tiene nada que ver con las connotaciones sexuales que se le intentan atribuir. "No me vi hipersexualizada en ningún momento, ni tampoco se me hizo sentir mal durante el transcurso de la gala. Al contrario, estuve muy arropada y salí muy contenta porque creía que a la gente le había gustado".

En cuanto a la elección del vestuario, matiza: "La asociación se puso en contacto conmigo y me propuso hacer este evento como una forma de promoción, porque estaba interesada en dar clases de esta disciplina. A partir de ahí, yo me encargué de organizarlo todo: escogí el baile e incluso la ropa que iba a llevar. Nadie me obligó a nada". Aun así, a posteriori admite que la decisión "tal vez no fue la más adecuada para el momento", y reconoce que podría haber optado por un conjunto más deportivo. Sin embargo, no se retracta: "Es verdad que me podría haber puesto unos shorts o lo que sea, pero era una gala y quería verme bonita. No creo que tenga la mayor relevancia", zanja al respecto. 

En este sentido, también explica que el pole dance es un deporte que no permite llevar mucha ropa encima: "Esto no se puede hacer con mallas, sudadera o deportivas porque necesitas la adherencia de la piel a la barra. Todas las disciplinas tienen su propio código de vestimenta y no pasa nada. No sé por qué el nuestro tiene que cuestionarse tanto", denuncia. "Cuando acepté hacer esto yo ya sabía que habría gente que se escandalizaría. A lo mejor gente mayor o quienes todavía ven esto como una insinuación sexual y no como un deporte. Sin embargo, nunca esperé que tuviera esta repercusión ni mucho menos algunas de las reacciones que he recibido", alude, en referencia a las peticiones emitidas por Compromís. "Es su opinión y debo respetarla, pero esto me está afectando mucho anímicamente". 

Finalmente, Claudia también ha defendido la extrema dificultad del deporte que practica, y ha invitado a todos los que la critican a "tomar una sola clase para que vean lo complicado que es". "Lo que hice en esa gala lleva años de dolor, esfuerzo y dedicación. Yo trabajo con mi cuerpo, a veces llevándolo hasta el límite para poder avanzar. No veo en qué se diferencia eso de, por ejemplo, un albañil". Además, también ha remarcado su amplia experiencia en el mundo de la gimnasia rítmica: "Empecé con 4 años y estuve compitiendo hasta los 23. Luego me retiré y desde entonces me dedico al mundo del espectáculo. Hago de todo: telas aéreas, aro acrobático, trapecio volante... De hecho, otros Ayuntamientos me han contratado antes para este tipo de eventos y nunca ha pasado nada".

Precisamente, la artista explica que inicialmente había acordado un espectáculo de telas aéreas con la Asociación de Comerciantes y Empresarios. Sin embargo, por motivos logísticos resultó imposible preparar el operativo. Fue entonces cuando acordaron hacer una actuación de pole dance, ya que tan solo requería colocar la barra sobre el escenario. "Si hubiera hecho telas habría llevado todo el cuerpo cubierto porque es lo que requiere la disciplina, sino te puedes quemar", comenta, tratando de tomarse con un deje de humor la situación. "Pero el pole dance exige justo lo contrario y eso es lo que hice. Ya está, no tiene más", concluye. 

Este viernes, Claudia se reunirá con representantes del Ayuntamiento y de la asociación para aclarar definitivamente la situación. La alcaldesa, la socialista Raquel Ramiro, ya anunció que evaluaría el vídeo junto con los responsables de la organización del evento y "depuraría responsabilidades en caso de considerarlo necesario". Aun así, la primera edil descarta suspender la subvención a la agrupación de comerciantes, en un momento tan sumamente complicado para ellos. Por su parte, los empresarios han confirmado que el año que viene volverán a contar con la presencia de Claudia en su gala para brindarle todo su apoyo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email