Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

mesa redonda 'El empresario como fuente de progreso'

Honestidad, formación y perseverancia, claves para ser un buen empresario

4/03/2020 - 

VALÈNCIA. Uno de los platos fuertes de Forinvest 2020 tuvo lugar en la mañana de ayer martes, y que despertó un gran interés, con la mesa redonda titulada 'El empresario como fuente de progreso'. Estuvo moderada por Javier Alfonso, director de Valencia Plaza, cuyos ponentes fueron destacados empresarios como Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV); José Vicente Morata, presidente de Cámara Valencia; y Enrique Lucas, presidente de Ediciones Plaza y asociado de la Asociación Valencia de Empresarios (AVE).

"Veo mucha gente joven y seguro que entre ellos tenemos algún futuro empresario, que aprendan de los representantes de las tres organizaciones empresariales que agrupan a todos los empresarios de la Comunitat Valenciana que son miles y están representados aquí", señaló Javier Alfonso despertando la sonrisa de los asistentes. 

A continuación fue poniendo las preguntas sobre la mesa y la primera fue si esta valorado por parte de la sociedad el empresario como fuente de progreso. "Nuestro público está allí señalando a los jóvenes", así comenzó su respuesta Salvador Navarro. "Entre los 19,73 millones de empleos en España, cerca de 16 millones los genera la empresa privada y de esos el 75% son contratos indefinidos. Es una buena reflexión de los empresarios hacia la sociedad y tenemos que ser una parte activa de ella. ¿Que si estamos valorados? No tanto como puede ser en Estados Unidos, y tal vez es que los empresarios hemos estado más centrados en el día a día y no hemos sido proactivos con la sociedad, que es algo muy importante. Es un defecto que hemos tenido. En los años 50 en EE UU se acuñó la expresión 'lo que es bueno para General Motors es bueno para la economía estadounidense' y eso no lo he oído nunca en España. Ser empresario es una decisión que uno toma porque no quiere trabajar para otro, pero es una profesión más como ser arquitecto por ejemplo".

José Vicente Morata comenzó su intervención con una máxima: "No hay país en el mundo que funcione sin empresarios". Para seguir afirmando que "la sociedad ha cambiado su percepción de que la empresa privada es necesaria y que la figura del empresario ha cambiado de la imagen de hace años donde estaba alejado de la sociedad; ahora estamos unidos a ella y la verdad es que compensa".

'Negación del ocio'

Por su parte, Enrique Lucas no dudó en señalar que "la figura del empresario no está suficientemente valorada. Una empresa es un negocio, cuya etimología es la 'negación del ocio'. El empresario contrata trabajadores y entre todos hacen la empresas, ese es el quid de la cuestión. Nuestro primer objetivo en AVE fue dignificar la figura del empresario porque no estamos lo suficientemente reconocidos; y no estamos reinvidicando ese reconocimiento porque estamos más enfrascados en lo que estamos haciendo que en lo que tendríamos que hacer: dedicarnos más a la sociedad en el día a día".

El director de Valencia Plaza preguntó a los ponentes si es el tamaño de la empresa más que nunca un problema en una economía cada vez más globalizada. "En Europa el 94% son empresas con menos de 10 trabajadores y en España el 96%, tampoco hay tanta diferencia", respondió el presidente de Cámara Valencia. "Las que si necesitan tener tamaño son las empresas de servicios básicos y manufactureras"; mientras que su homólogo de Ediciones Plaza señaló que "el tamaño siempre importa" y recordó que "cuando llega una crisis a las empresas con 10 trabajadores les ha costado menos sobrevivir que a una empresa mediana. Saber cuál es el tamaño óptimo de cada empresa es muy complicado".


El presidente de la CEV advirtió que "la empresa pequeña es más ágil en tiempos de crisis respecto a la mediana y grande. Ahí está el ejemplo de las compañías textiles valencianas que son mucho más productivas que las alemanas y Alemania es mucho más productiva que España. La Comunitat Valenciana necesita tractores como Mercadona, Ford, Autoridad Portuaria... que gana cada vez más tamaño con la productividad".

Javier Alfonso puso sobre la mesa otra cuestión: la dependencia que tienen las empresas de las instituciones y las administraciones. "Al empresario le gusta que su sector esté regulado, que haya líneas de fuego marcadas; lo que no le gusta tanto es que se le intervenga en sus decisiones. Hay que convivir unos y otros pero no todo vale", aseveró Enrique Lucas. "Hay distintos modelos de colaboración y es necesaria esa colaboración pero siempre con controles. El problema autonómico a la hora de destinar partidas es que estamos infrafinanciados y hay que invertir en innovación", consideró Salvador Navarro; mientras que José Vicente Morata recordó que "la primera empresa en la mayoría de los pueblos es el ayuntamiento. La clave en estos momentos es la digitalización porque la tecnología avanza a velocidad de vértigo. Es una relación buena pero mejorable".

Los emprendedores, a examen

Fortalezas y debilidades del ecosistema emprendedor en la Comunitat Valenciana fue el siguiente tema que se abordó. "Todos somos emprendedores en alguna ocasión. El polo de atracción de La Marina es un buen ejemplo del liderazgo de la Comunitat Valenciana, propio de la idiosincracia del espíritu inconformista como hacían nuestros abuelos veniendo naranjas en Rusia sin saber el idioma", apuntó el presidente de la CEV. "La debilidad es el intraemprendimiento y ahí cojeamos. Se puede emprender a título personal y también desde una empresa; necesitamos que las empresas apoyen el emprendedurismo desde dentro", dijo el presidente de Cámara Valencia.

El asociado de AVE recordó que "igual se puede emprender con 20, 30, 50 y 60 años, lo digo por experiencia -recordando la puesta en marcha de Ediciones Plaza-; en la Comunitat Valenciana ha calado el emprendedurismo porque es una comunidad de aventureros, creativos... pero a diferencia de aquí en Estados Unidos cuando los jóvenes se gradúan reciben una acción de Coca-Cola y aquí una bicicleta. Hay que inculcar desde el colegio. Hemos avanzados y tenemos ciertas fortalezas pero hay que emprender hacia la innovación".


Iba avanzando el primer acto del Forum Forinvest de este año, cuando Javier Alfonso sacó el tema de la financiación de las empresas tras la crisis y la reestructuración bancaria. "Hay financiación, hay liquidez y seguirán habiendo empresarios", respondió rápido José Vicente Morata. "La financiación tradicional ha cambiado por los tipos de interés tan bajos y hay otras formas de financiación más desarrolladas en otros países. Tenemos que concienciarnos de cambiar la mentalidad y recurrir a otras fórmulas para dar entrada en nuestro capital aumentar los fondos propios, seguir compitiendo... Hay otros vehículos que vienen de fuera menos saludables y más efectivos tal vez como son los fondos de inversión", subrayó Enrique Lucas.

Por su parte, Salvador Navarro recordó que "no hay problemas de financiación hoy en día y los bancos te buscan. Los empresarios atravesamos una mala época por la crisis y más del 80% de la financiación de las empresas era bancaria. Ahora tenemos otros instrumentos como los que ofrece el ICO, el IVF y la SGR porque no podemos tener una financiación ajena en un 80% como en muchos casos, que es uno de los errores de los empresarios. Existe también un déficit de cultura financiera y en los colegios se debería estudiar. Hay que tener menos visión a corto y más a largo plazo".

A punto de llegar al final de la mesa redonda cuando el director de Valencia Plaza puso la última cuestión sobre la mesa, que no fue otra que lo que supone para la empresa los objetivos de desarrollo sostenible. Y los tres ponentes coincidieron en afirmar que la inversión socialmente responsable (ISR) no es una moda sino que ha venido para quedarse y el que no aplique los criterios de sostenibilidad, medio ambiente y gobernanza se quedará descolgado.

Y para terminar Javier Alfonso pidió un consejo a los tres reputados empresarios mirando al público más joven que asistía. "Ser honestos, constantes y tener incentivos", recomendó Salvador Navarro. "Formados, formados y formados y tener visión global porque el mercado es mundial", apuntó José Vicente Morata. "Perseverar, no desalentarse, creer en uno mismo y trabajar en equipo" fue la receta de Enrique Lucas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email