GRUPO PLAZA

La Conselleria de Igualdad reconocerá la figura del asistente en el decreto de Dependencia

2/11/2021 - 

VALÈNCIA (EFE). La vicepresidencia y Conselleria de Igualdad ha iniciado el procedimiento para incorporar la figura del asistente personal y la de la persona profesional de asistencia terapéutica infantil (PATI) en el Decreto 62/2017 de 19 de mayo que establece el procedimiento para reconocer el grado de dependencia a las personas y el acceso al sistema de servicios y prestaciones.

Para ello, el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) ha publicado la apertura del proceso de información pública, que es previa a la modificación decreto, y con la que se da la posibilidad a todas aquellas personas, entidades u organizaciones afectadas por la futura norma puedan realizar cuantas aportaciones consideren oportunas en los próximos 15 días hábiles.

Las figuras de asistente/asistenta personal y de asistencia terapéutica infantil (PATI) están recogidas en el Catálogo de Servicios y Prestaciones de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia. Actualmente están reguladas mediante instrucción de la Conselleria de Igualdad y políticas Inclusivas.

Según ha informado la Conselleria en un comunicado, la persona profesional asistente es un recurso impulsado por la Conselleria en 2019 que contribuye a que las personas con diversidad funcional tengan una mayor autonomía, al ofrecer una atención personalizada que facilita una mayor independencia de estas personas, mayor autonomía e independencia.

Esta figura consiste en una prestación económica que permite la contratación de una persona profesional asistente personal, durante un número de horas, para facilitar a la persona beneficiaria el acceso a la educación o al trabajo, o bien posibilita una mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria, su inclusión y participación en la comunidad.

El recurso de asistente personal lo pueden solicitar las personas con diversidad funcional que tengan reconocido un grado de dependencia y no superen los 64 años, o mayores de 65 que justifiquen un proyecto de vida independiente.

Las personas beneficiarias tendrán libertad de contratación pero tendrán que contar con un informe social que determine la adecuación de este recurso.

En 2020 se incorporó también la figura de asistencia terapéutica infantil (PATI) en la oferta de recursos destinados a niños y niñas en situación de dependencia.

Su objetivo es impulsar todas las capacidades en la primera etapa de vida, mejorar habilidades y fomentar la integración y rehabilitación de estos niños y adolescentes, con el fin de conseguir en un futuro su plena autogestión, autodeterminación y aprendizaje en la capacidad de decidir, y la mayor autonomía posible.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email