Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de febrero y se habla de coronavirus DESCONFINAMIENTO hostelería enfermeros mascarilla
GRUPO PLAZA

El Consell Valencià de Cultura niega que las naves de Agrónomos estuvieran protegidas

23/02/2021 - 

VALÈNCIA. (EFE/VP) El Pleno del Consell Valencià de Cultura (CVC) ha aprobado este lunes por mayoría un informe en el que niega que la Escuela Universitaria de Ingeniería Agrícola de València (EUITA) gozara de algún tipo de protección, por lo que valida las demoliciones llevadas a cabo por la Conselleria de Sanidad para avanzar en la ampliación del Hospital Clínico en diciembre.

El informe viene a dar respuesta a la consulta realizada por el PP de la ciudad de València sobre los valores propios de las naves objeto de demolición y sobre la conformidad o no de los derribos. En el documento, al que ha tenido acceso este diario, el Consell Valencià de Cultura ha resuelto que el edificio sufrió alteraciones graves desde su finalización en 1967 y que ni el Plan de Ordenación Urbana (PGOU) de 1988 ni en la modificación de 2006 incluyeron algún nivel de protección sobre las naves posteriores de este conjunto arquitectónico.

El CVC asegura que, si bien tanto la Escuela de Ingenieros Agrónomos y la de Peritos Agrónomos "pudieron cumplir de sobra con los requisitos [...] y conseguir la protección patrimonial", esto "no se produjo y por tanto no se generó la sustanciación de su interes cultural que se hace exclusivamente a través de la declaración de las administraciones actuantes. Cosa que no ocurrió".

En este sentido, el organismo hace especial énfasis en las modificaciones que se produjeron a partir de 1986 precisamente por la mencionada carencia de protección patrimonial. En primer lugar, en 1986 cuando la Escuela de Ingenieros Agrónomos se adaptó a Facultad de Psicología con la sobreelevación de una parte, así como en los patios ajardinados interiores, intervenciones que alteraron "notablemente" tanto la planta como el perfil y composición de los volúmenes originales. Más tarde se construyó "un cuerpo en O de lados desiguales" destinado a aulario, previa demolición parcial de algunas naves: "una grave alteración en la apreciación del cuerpo alto", añade.

 Escuela de Ingenieros Técnicos Agrícolas

La controversia reside en que formalmente sólo el edificio principal de la antigua EUITA está protegido como Bien de Relevancia Local (BRL). "El resto carece de protección como BRL", señala el CVC. La modificación del PGOU en 2006 mantenía la protección de los cuerpos altos, no así de las naves. Por ello, incide a continuación en que la propia construcción de un cuerpo de 4 alturas en la parte trasera "evidencia la ausencia de protección de las naves posteriores, parte de las cuales fueron demolidas en 2010 con motivo de la construcción del aulario de Psicología".

Con todo, lo cierto es que el complejo está contemplado en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos de 2013. La ficha correspondiente a estas construcciones sí que protege el entorno de los edificios principales, aunque no llegó a aprobarse, a la espera de que la Universitat de València hiciera un Plan Especial que todavía no está aprobado. Esto mantuvo la desprotección vigente ya en 2006. Sin ir más lejos, la UV presentó el Plan al consistorio el mes pasado, un mes después de que se iniciaran los derribos en Agrónomos.

El informe cuenta con un voto particular emitido por José María Lozano Velasco, que ha contado con la adhesión de algunos miembros del CVC, en el que se recogen argumentos de expertos e instituciones universitarias y culturales que reclamaban una protección cautelar de las antiguas facultades de Agrónomos y Agrícolas en la avenida de Blasco Ibáñez por considerar que no se han respetado las condiciones explícitas de protección patrimonial que figuran en la escritura pública de enajenación en favor de la Conselleria de Sanidad.

El PP pide tener en cuenta nuevos documentos

El edil del PP Juan Giner no tardó en reaccionar y lamentó que el Consell Valencià de Cultura opte por "emitir varios informes que pudieran resultar contradictorios entre sí, en lugar de resolver simultáneamente sobre las dos solicitudes registradas por el Partido Popular". Los populares ampliaron a principios de mes su primer escrito sobre los derribos tras tener acceso a nueva documentación y después de conocer ,a través de los medios de comunicación ,el borrador del Plan Especial de Protección de Blasco Ibáñez de la Universitat.

Corell insiste en que el CVC reconoce implícitamente los valores originales del conjunto formado por las antiguas Escuelas de Ingenieros Agrónomos y Peritos Agrícolas, para "a renglón seguido justificar su demolición a la vista de las alteraciones sufridas desde los años 80". Para el edil popular, "tales consideraciones no sólo no son de recibo, sino que directamente orillan la cuestión central objeto de consulta, que no era otra que determinar los valores propios de las naves de la EUITA y la conformidad o no de los derribos con nuestra legislación".

“El pasado no puede acudir al auxilio del presente, menos aún en descargo de la precipitación, ausencia de garantías y de la nula sensibilidad patrimonial con la que han actuado tanto el Ayuntamiento como la Dirección General de Cultura", sentenció el concejal del PP. En este sentido, destacó el voto particular contrario al informe al que se han adherido seis de los consejeros de la institución donde se señalan las “llamativas incidencias administrativas” en la tramitación de los derribos y “los indicios de que, desde el propio PGOU (1988) aconsejaban la protección cautelar del conjunto arquitectónico”.

Asimismo, el PP señaló "las contradicciones internas" del CVC al avalar la demolición de las naves traseras de la antigua EUITA, "semejantes, cuando no idénticas en su composición y materialidad a otras que se proponen como Bienes de Relevancia Local, a saber, las naves de Psicología recayentes a Blasco Ibáñez, precisamente las más modificadas". Y acuden aquí a la sentencia del TSJ sobre Tabacalera, en la que se dice que “no parece razonable cómo siendo todos los elementos de idéntica factura, unos sean merecedores de protección y otros simplemente se descatalogan y demuelen”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email