GRUPO PLAZA

Entrevista a la nueva presidenta del Consell Escolar de la Comunitat Valenciana

Rosa Cañada: "Hay que repensar en nuevas metodologías que eduquen para el siglo XXI"

12/03/2021 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Educación nombró el pasado 15 de febrero a la catedrática de Lengua Castellana y Literatura de Secundaria, Rosa Cañada, como presidenta del Consell Escolar de la Comunitat Valenciana (CECV), el máximo órgano consultivo y de participación social del sistema educativo autonómico. Un nombramiento con el que se sustituyó a Encarna Cuenca, quien ha pasado a presidir el Consejo Escolar del Estado, y con el que se completó la renovación de la dirección del CECV tras la designación de la profesora de Lengua y Literatura Valenciana, Dèlia Amorós, como vicepresidenta.

Cañada es doctora en Filología por la Universitat de València y ha sido la jefa de servicio de Relaciones Institucionales de Educación durante los últimos cinco años. No obstante, antes de su entrada a conselleria, mientras ejercía como catedrática fue directora durante quince años del IES La Garriosa de Meliana y, desde 2015, cuenta con una plaza en el instituto Lluís Vives de València aunque se incorporó a Educación como jefa de servicio. A su vez, la nueva presidenta ya presenta experiencia dentro del Consell Escolar, dado que se unió al mismo también en 2015 primero como representante de la Asociación de Directoras y Directores de IES (ADIES-PV) y, un año después, como representante de la Administración.

Así pues, a dos días de cumplir un mes en el cargo, la presidenta del CECV atiende a Valencia Plaza para realizar una evaluación de la situación de la comunidad educativa frente a la actual crisis sanitaria y explicar los objetivos planeados. Objetivos entre los que destacan el trabajo en inclusión y la creación y fomento de una cultura de participación, además del fomento de nuevas metodologías que eduquen para el siglo XXI. En cuanto a la evaluación, la catedrática busca mostrarse positiva y afirma que "todo lo que implique reflexión, repensar y buscar soluciones es positivo, aporta".

Rosa Cañada. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cómo afronta este nuevo cargo dentro del Consell Escolar de la Comunitat Valenciana? ¿Qué cree que puede aportar con su experiencia?
-Lo afronto como un reto por ver qué puedo aportar en un tiempo tan difícil como el que estamos viviendo todos y, por otra parte, con ilusión por poder hacerlo y poder continuar aportando a la educación. Pero también, seguir con las líneas que ya se habían iniciado, por ejemplo, en relación a la atención a la diversidad o a la igualdad, ya que he estado en el Consell Escolar de la Comunitat Valenciana toda la etapa de la antigua presidenta, Encarna Cuenca. Es decir, continuar con esa filosofía y ver qué se puede aportar en tiempos tan difíciles como los que tenemos ahora.

-¿Quiénes están representados en el CECV y cómo define las funciones que debe afrontar este órgano para mejorar aspectos de la enseñanza valenciana?
- En el Consell Escolar de la Comunitat Valenciana no solo están representados los padres, los alumnos, los profesores, el personal no docente y los consejos de centro, sino que también instituciones desde la Academia Valenciana hasta la Federación de Municipios y Provincias o el Consell de la Joventut. Por tanto, diríamos que es el máximo órgano de participación de todo aquello relacionado con la educación. En cuanto a las funciones, hay dos: una que nos viene exigida por la propia Administración y que consiste en realizar informes y dictámenes sobre normativa, donde se hacen todas las aportaciones de los colectivos, y otra que se basa en una línea de iniciativa propia mediante el lanzamiento de diferentes campañas. Por ejemplo, una campaña histórica es la de "Erre que Erre que Erre" que es "No pararem fins aconseguir la igualtat!".

"La crisis nos ha obligado a todos los docentes y a todos los que estamos vinculados con la comunidad educativa a repensar un poco nuestras funciones"

-¿Cuáles son los principales objetivos que busca conseguir al frente del CECV?
-Por una parte, continuar con las iniciativas que se habían iniciado porque mi nombramiento se ha dado a mitad de un periodo, debido a que la anterior presidenta fue requerida por el Consejo Escolar del Estado. Pero también tenemos un tiempo importante porque toda crisis es una oportunidad y, en este caso, nos ha obligado a todos los docentes y a todos los que estamos vinculados con la comunidad educativa a repensar un poco nuestras funciones. Un aspecto que viene bien porque igual la educación necesitaba un impulso hacia una nueva educación que era la del siglo XXI. Por tanto, yo creo que hay seguir trabajando en la inclusión, crear y fomentar una cultura de participación y, además, repensar y formar en nuevas metodologías que eduquen para el siglo XXI, lo cual es muy importante para mí.

Rosa Cañada. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cuáles son las líneas sobre las que se va a desarrollar ese trabajo?
-En principio, el Consell Escolar cuenta con una serie de comisiones como la de coeducación o innovación, entre otras. Entonces, dentro de esas comisiones se proponen, por ejemplo, campañas, jornadas y congresos o actividades de fomento de determinados aspectos dirigidas a los centros. No obstante, ahí ahora estamos muy limitados por la crisis sanitaria y, por tanto, iremos desarrollándolas siguiendo los tiempos que nos vaya marcando la pandemia. De momento, tenemos una campaña lanzada que era continuación de la de igualdad y que era la  'Baraja por la igualdad' para detectar micromachismos. Una campaña que tenía un certamen para el Día de la Mujer que no se ha podido realizar por las circunstancias, pero que hemos lanzado a ver si para el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en noviembre podemos hacer. Por ahora somos muy ambiciosos, pero siempre con la moderación que exige la pandemia.

-Se va a cumplir un mes desde su nombramiento como presidenta del CECV, ¿cómo ha llevado estos primeros días? ¿Se está considerando ya alguna propuesta para elevar a la Administración Educativa?
-Ha sido un periodo muy intenso porque cuando un nombramiento se produce a inicio del curso académico siempre es mucho más fácil que cuando se produce a mitad. Las circunstancias de que la antigua presidenta tuviera que irse a Madrid y a mí me nombraran han implicado que tenía que dejar organizado el puesto anterior e incorporarme a este. Pero, aún así, no hemos dejado la tarea habitual, dado que ya estamos informando un proyecto normativo y este miércoles tuvimos una comisión. Además, ya hemos podido hacer un plenario y he tenido una reunión de la Junta de Participación en el que están todos los consejos autonómicos. Ahí ya se han esbozado unas líneas que van un poco en la misma idea que planteaba de la participación, de la inclusión y se ha abierto, a su vez, un espacio a la colaboración. Por otra parte, seguimos con los procesos normativos que son muy importantes, ya que ahora nos toca el desarrollo normativo de la LOMLOE. Después, en cuanto a iniciativas propias, de momento empezaremos con las líneas que se plantearon en la reunión estatal y, a partir de ahí, iremos reuniendo a todas nuestras comisiones y esbozando nuestras líneas propias.

"Todos los miembros del sector educativo han tenido que repensar su forma de trabajar y todo lo que implique reflexión, repensar y buscar soluciones es positivo, aporta"

-¿Cree que la crisis sanitaria está afectando a la educación? ¿Deberían realizarse mejoras respecto a las medidas adoptadas en cuanto a la planificación del curso?
-Es un periodo difícil para todos, ya que nadie estaba preparado para una situación así. Entonces, yo creo que se ha trabajado bastante bien teniendo en cuenta las circunstancias. Ha supuesto un gran esfuerzo tanto por parte de la Administración como por parte de los docentes y de todos los sectores implicados. Me quedo con lo positivo y es que todos los miembros del sector educativo han tenido que repensar su forma de trabajar y todo lo que implique reflexión, repensar y buscar soluciones es positivo, aporta. Esto es así porque considero que cuando abordemos la educación en situación de normalidad, donde la presencialidad es muy importante, lo haremos con muchos más recursos añadidos y tendremos un marco más adecuado para decir "¿y ahora qué?". Y eso es siempre positivo, repensar.

-¿Piensa que esta situación de pandemia ha intensificado la brecha digital entre el estudiantado?
-Más que intensificar yo creo que lo que ha hecho ha sido poner en evidencia que esa brecha existía. Desde la Administración se han tenido que facilitar recursos, pero se ha detectado que no todo el mundo tenía tantos recursos como podríamos esperar. Entonces, efectivamente, la pandemia ha abierto un campo en el que hay que seguir trabajando, pero que también ha servido un poco para que personas que no estaban acostumbradas a trabajar en contextos digitales hayan mejorado en ese sentido. De este modo, yo siempre intento ver lo positivo, pero es evidente que se ha de trabajar mucho en que no exista esa brecha digital.

Rosa Cañada. Foto: KIKE TABERNER

-¿Se va a apostar por impulsar la participación del alumnado en la elaboración de propuestas?
-En el Consell Escolar de la Comunitat Valenciana, todos los alumnos están muy presentes y alguno incluso está como representante del alumnado en el Consejo Escolar del Estado, lo cual es importante para nuestra comunidad. Están participando, pero efectivamente la participación no es la que sería deseable porque muchas veces, aunque se quiera participar, no se sabe cómo. Por ello, yo creo que en lo que intentaremos incidir es en que el alumno que quiera participar encuentre canales para hacerlo. De esta forma, también estaremos contribuyendo a formar ciudadanos responsables que se impliquen con la sociedad. Además, puedo añadir el dato de que precisamente en el Consejo Escolar del Estado se hicieron unas consultas y uno de los temas por los que más se apostaba era la participación, puesto que se detectaba esa falta de la cultura de la participación.

-¿Cómo le pareció la actuación de los Consejos Escolares Municipales a la hora de decidir que los días 16, 17 y 18 de marzo se mantengan como no lectivos?
-Yo respeto los consejos escolares de todo tipo, es decir, los de centro, los municipales y el de la Comunitat. Esto es así porque todos son formas de participación, pero de aquellas personas que están implicadas en ese ámbito: en el del centro, en el del municipio, en el que corresponde. Nadie mejor que un ayuntamiento sabe cómo gestionar sus propias fiestas y que tengan tres días de libre disposición que organicen los consejos escolares municipales es una garantía, un margen de dejarles actuar y participar. A priori, no podemos estar en contra de eso. Cada municipio ha de poder gestionar esos tres días y la ciudad de València es muy importante, pero no es un problema del Ayuntamiento como muchas veces se ha hecho creer. En València, por ejemplo, ya se había hecho un Consejo Escolar y se había decidido mantener los días como no lectivos. Una decisión ante la que podemos estar a favor o en contra como individuos, pero que es la que han tomado sus componentes. Posteriormente, se les dio la oportunidad de replanteárselo con la nueva información sanitaria y mayoritariamente volvió a salir mantenerlos festivos. Yo solo puedo respetarlo porque no ha votado el Ayuntamiento, han votado los padres, los profesores, los directores... Todos los que forman parte de ese Consejo Escolar Municipal, de modo que respeto esa decisión.

-¿Qué opina acerca del debate generado respecto a la ley de Plurilingüismo que llegará el curso que viene a los institutos valencianos?
-La situación lingüística en la Comunitat Valenciana sabemos que, históricamente, no ha favorecido que todo el mundo tenga el conocimiento de las dos lenguas oficiales que correspondería. Por otra parte, en el ámbito de aprendizaje de lenguas extranjeras sabemos que queda mucho por hacer y, en esta formación para el siglo XXI que ya mencionaba anteriormente, el dominio de idiomas con competencia es fundamental. Yo creo que esta ley lo que da, teniendo en cuenta la realidad de cada municipio y de cada centro, es el marco adecuado para mejorar el aprendizaje de idiomas en el sentido que tanto necesitamos, en el mismo tratamiento de las dos lenguas oficiales y también en el aprendizaje de lenguas extranjeras que es muy importante.

Rosa Cañada. Foto: KIKE TABERNER

"Toda nuestra tarea se justifica desde el punto de vista del alumnado y creo que se ha potenciado que más gente tenga más oportunidades"

-¿Cómo valora la labor de Vicent Marzà al frente de Educación en los últimos años?
-En el sistema educativo yo apuesto siempre por la innovación y pienso que este necesitaba una modernidad, profundizar en la autonomía de los centros y que todas las voces estuvieran presentes. Yo creo que en estos años se ha hecho un gran esfuerzo, sobre todo, en que el alumno sea el protagonista del sistema educativo. Toda nuestra tarea se justifica desde el punto de vista del alumnado y creo que se ha potenciado que más gente tenga más oportunidades, de modo que tengo que considerar la labor como positiva. De hecho, se ha extendido la Educación Infantil, se está trabajando en el aprendizaje a lo largo de la vida y, desde ese punto de vista, me parece que ha sido muy positivo. Todavía queda mucho por hacer, pero esperamos contribuir a ello.

-¿Qué nos puede comentar acerca de las campañas del Consell Escolar de la Comunitat Valenciana?
-Aquí ha habido campañas muy significativas. Una de las primeras que se hizo en 2015, cuando empecé a formar parte del Consell y comenzó la presidencia de Encarna Cuenca, consistió en establecer una serie de indicadores del sistema educativo, un decálogo, donde el primero de ellos fue el de "Alumnat, ciutadà i protagonista". Eso fue fundamental para hacer actuaciones que incidieran en ese protagonismo del alumno, en educar ciudadanos para el mañana y, por tanto, había que actuar en su entorno, en la igualdad de oportunidades, en la inclusión... En relación con todo eso, una campaña también muy significativa es la de "Erre que Erre que Erre. No pararem fins aconseguir la igualtat!" que tiene un enfoque de igualdad de género, pero donde estamos hablando todo el tiempo de inclusión, de equidad. A partir de ahí, por ejemplo, se ha trabajado en la inclusión en el sentido de que todos puedan tener acceso a la educación que necesitan, de modo que muchas campañas han ido en esa línea. Después, colaborando siempre con municipios, se han hecho algunas campañas de promoción de la lectura y se ha colaborado con la MICE (Mostra Internacional de Cinema Educatiu). Una de las cosas importantes, a parte de estas campañas en las que se han implicado de forma activa todos los colectivos, ha sido también buscar la participación desde los centros mediante recursos digitales modernos. 

-Para finalizar, ¿qué retos considera que ha de afrontar la comunidad educativa durante los próximos años?
-Durante los próximos años se ha de afrontar la brecha digital e insisto en la inclusión entendiéndola como igualdad de oportunidades, es decir, que todo el mundo pueda desarrollar al máximo su capacidad. Pienso que, en cuanto a innovación, se tiene que trabajar mucho en la formación competencial. Se ha de trabajar mucho, también relacionado con la igualdad, en que una muer pueda estudiar una carrera totalmente científica si quiere. Todo forma parte de ese conjunto de igualdad de oportunidades y, en ese sentido, yo creo que también hay que hacer mucho trabajo de formación del profesorado para afrontar los nuevos tiempos. Cuando se pase la pandemia, además, habrá que arbitrar mecanismos compensatorios de todas las desigualdades que se hayan podido derivar de la pandemia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email