X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

CUENTAS DE 2017

Eresa alcanza una facturación de 50 millones y dispara su beneficio a 7 millones

15/02/2019 - 

VALÈNCIA. La compañía valenciana Eresa continuó elevando la facturación e ingresos en la que parecía su recta final tras casi ocho años prestando el servicio de resonancias en los hospitales públicos valencianos. Así lo recogen las cuentas de 2017, donde se detalla el incremento de su facturación hasta los 50,2 millones de euros, un 4,5% más respecto a 2016, año en el que registró una cifra de negocio de 40,8 millones.

A pesar de unas ventas similares a las del año anterior, la compañía aumentó sus beneficios hasta 12,1 millones, un 112% más que en 2016, cuando cerró el año con 7 millones de euros. "Los negocios han evolucionado con normalidad en el ejercicio", recoge el informe de gestión. "La situación de la sociedad es similar a la de ejercicios anteriores, no existiendo alteraciones financiero-patrimoniales significativas", señala.  

Las cuentas de Eresa, perteneciente a la familia Saus, señalan el reparto de dividendos a cargo de reservas voluntarias, que fue de 3,4 millones de euros. También recogen provisiones a corto plazo derivadas por su contrato con el Hospital General de València, concretamente de 693.722,84 euros por el importe reclamado por los servicios de Medicina Nuclear y Radioterapia a consecuencia de la revisión del IPC.

1,74 millones a provisiones por el contrato con Sanidad

En el informe también aparece la provisión vinculada al fin del contrato de la Generalitat Valenciana y que tendrá que ser utilizada dependiendo de si finalmente se realiza una subrogación o no de trabajadores a la administración. Desde la compañía estimaron en 1,74 millones el importe que podía suponer el ajuste de personal vinculado a la finalización del contrato de la Conselleria de Sanidad con la UTE Erescanner.

Sin embargo, esta provisión no ha sido necesaria para 2018 ya que, a pesar de finalizarse el contrato en el mes de octubre, Eresa e Inscanner han seguido prestando el servicio a la Generalitat hasta día de hoy y, según las últimas reuniones, se alargará al menos hasta verano. Además, la compañía también se adjudicó en 2018 el concurso realizado por Sanidad que preveía ser un refuerzo del sector público tras internalizar el servicio a la gestión pública. Concretamente, ganó el lote más grande, el de la provincia de Valencia por 12,97 millones, el lote de Vinarós y el de la Marina Baixa. 

Por otro lado, el auditor de las cuentas de 2017 firmó el documento con salvedades. "La sociedad es partícipe en una Unión Temporal de Empresas, incluyendo en sus Cuentas Anuales la parte proporcional que, de acuerdo a su porcentaje de participación, le corresponde en sus activos y pasivos y en el resultado del ejercicio. Los estados financieros de la Unión Temporal de Empresas han sido auditados por otros auditores, sin que a la fecha de emisión de este informe hayamos tenido acceso a los estados financieros auditados ni al informe de auditoría, sin que por tanto haya podido determinar si hubiese sido necesario realizar ajustes en las cuentas anuales de Exploraciones Radiológicas Especiales, S.L", concreta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email