GRUPO PLAZA

Un exdiputado del PSPV dice que Vera participó en el reparto de directivos en Divalterra

Foto: KIKE TABERNER
27/10/2022 - 

VALÈNCIA (EFE). El exdiputado socialista y exalcalde de Chella (Valencia) Pablo Seguí ha asegurado este jueves en su declaración como testigo en el juicio del caso Alquería que el exresponsable de los servicios jurídicos de Divalterra José Luis Vera participó en el reparto de altos cargos entre el PSPV y Compromís para esta empresa pública.

Seguí ha comparecido en calidad de testigo en este proceso contra el expresidente de la Diputación de Valencia Jorge Rodríguez y otras 13 personas que están acusadas de haber realizado varios contratos de alta dirección cuya legalidad está cuestionada.

Su testimonio contrasta con lo afirmado, también en calidad de testigo, por el exresponsable de los servicios jurídicos de Divalterra (antigua Imelsa) José Luis Vera, quien aseguró el pasado 11 de octubre que la cogerente de esta empresa pública, Agustina Brines (Compromís), fue consciente de la irregularidad de los contratos de altos directivos, pero que prefería "explicarle a un juez" que contrataba a dedo "antes que amañar un contrato".

"Brines no estaba dispuesta a sacar las plazas. Ella y (Jose Ramón) Tíller (cogerente también, por el PSPV) estaban preocupados porque las personas (altos directivos) les venían dados desde arriba y se sentían incómodos. Brines, en un momento de sinceridad, me dijo que el problema que tenían es que esas personas tenían que estar sí o sí, y que entre amañar un concurso o usar el contrato de alta dirección" prefería "explicarle a un juez" lo segundo.

El exalcalde socialista de Chella, que fue miembro del consejo de administración de Divalterra, ha afirmado que tanto Vera como el que fue jefe de gabinete de Rodríguez, José Manuel Orengo, "intervinieron en la confección del organigrama" de directivos de Divalterra y en el reparto de cargos entre Compromís y PSPV-PSOE. "Jamás le escuché decir que nada era ilegal. Nosotros no estábamos en ese tema porque estaban ellos", ha afirmado.

Sobre los contratos de alta dirección, ha asegurado que Orengo les informó (en calidad de consejeros de Divalterra) de que había esta trabajando con un catedrático sobre los mismos y que tenía un informe que decía que el organigrama estaba bien hecho.

"Los consejeros no preguntamos más, se nos habló de la existencia de ese informe y confiábamos plenamente en los secretarios y en el responsable de los servicios jurídicos", ha explicado Seguí, quien cree que "el presidente (Jorge Rodríguez) supo lo mismo que el resto (de consejeros)".

"Cuando llegamos a la Diputación de Valencia, la empresa (Imelsa, luego Divalterra) estaba putrefacta, con la reputación por los suelos. Su exgerente era el autodenominado 'yonki del dinero', que acudía solo a robar. El organigrama de altos directivos se hizo tras un pacto de gobierno con Compromís para tener controlada la empresa, que era la empresa del 'yonki del dinero', vuelvo a repetir".

"No se escondió nada, al revés, lo que quisimos fue darle la vuelta a la empresa, quisimos que la ciudadanía viese lo que estábamos haciendo", ha agregado.

Seguí ha admitido que propuso a Rodríguez los nombres de algunos compañeros de partido para esos puestos de alta dirección, pero está convencido de que al presidente le llegaron decenas de currículos, y ha explicado que desconoce si hubo procesos de selección. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme