GRUPO PLAZA

perspectivas financieras

Las expectativas sobre los tipos de interés en EE UU no han aumentado

24/01/2022 - 

MADRID. Últimamente muchos de los comentarios sobre el mercado de renta variable se han centrado en la supuesta amenaza que suponen las subidas de los tipos de interés de los bonos. El argumento habitual es que unos tipos de interés más altos implican unas mayores tasas de descuento a la hora de calcular los flujos de caja futuros de las empresas de alto crecimiento y que, por lo tanto, amenazan sus valoraciones. Sin embargo, este planteamiento hace aguas. Para empezar, unos tipos de interés más altos pueden reflejar un crecimiento económico más robusto o un aumento de las expectativas de inflación que, de hecho, podrían mejorar los flujos de caja de muchas de esas empresas.

Pero una cuestión mucho más básica es que las perspectivas de tipos a largo plazo no han cambiado tanto. Nuestro Gráfico de la Semana compara las expectativas sobre los tipos de interés que ha planteado el mercado de futuros de eurodólares en distintos momentos desde el inicio de la pandemia. Los futuros de eurodólares -no confundir con los futuros sobre divisas- son depósitos a plazo denominados en dólares estadounidenses que se mantienen en bancos situados fuera de Estados Unidos y reflejan las expectativas sobre los tipos de interés estadounidenses a corto plazo. Por suerte, los eurodólares mantienen amplios niveles de liquidez futura, lo que nos permite inferir qué espera el mercado para lo que queda de década.

En los últimos meses, los mercados de futuros empezaron a anticipar que la Reserva Federal estadounidense (FED) subiría sus tipos de interés antes y más rápidamente de lo previsto. Tanto los futuros de eurodólares como los futuros sobre el Fed Fund, que prevén en qué nivel podría estar el tipo de interés de referencia de la Fed en la fecha de vencimiento del contrato, reflejan esta idea. 

Como apunta Christian Scherrmann, economista para Estados Unidos en DWS, "la narrativa de la FED ha cambiado bruscamente". Sin embargo, los futuros de eurodólares solo reflejan unos tipos de interés moderados, de poco más del 2%, al final de ciclo de subidas de la FED (por desgracia, la liquidez de los futuros sobre el Fed Fund no llega tan lejos). 

Las expectativas de tipos de interés a largo plazo implícitas en los futuros de eurodólares prácticamente no han variado desde el verano de 2021, mientras que en marzo de 2021 eran un punto más altas (3%). Por un lado, los mercados podrían llevarse un batacazo si acaba demostrándose que un tipo de interés del 2% no basta para controlar la inflación. 

Pero, por otro, las expectativas de la primavera pasada no anticipaban superar ese nivel hasta dentro de bastante tiempo. Todo dependerá de qué impliquen unos tipos de interés más altos, también para los flujos de caja de las empresas.

Equipo de Análisis de DWS

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme