GRUPO PLAZA

El FMI eleva al 5,2% su previsión de crecimiento de España en 2022, pero baja al 1,1% la de 2023

Foto: REURTERS/ YURI GRIPAS
19/01/2023 - 

VALÈNCIA (EP). El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado significativamente al alza su pronóstico de crecimiento del PIB para España en 2022, que eleva al 5,2% desde el 4,6% del pasado mes de noviembre, aunque ha recortado en una décima la proyección para este año, cuando espera una expansión del 1,1%, según las proyecciones recogidas en las conclusiones del directorio sobre las consultas para el informe 'Artículo IV' de la economía española.

Según la institución internacional, la desaceleración del crecimiento proyectado para España en 2023 respecto del año pasado "refleja los efectos de los altos precios de la energía y los alimentos, las condiciones financieras más estrictas y una demanda externa más débil".

De este modo, el FMI anticipa que la actividad alcance su nivel previo a la pandemia a principios de 2024, cuando espera que el PIB crecerá un 2,4% y a un ritmo del 2,2% en 2025.

En cuanto a la inflación, la institución calcula una subida media de los precios en 2022 del 8,4%, que se moderará este año al 3,7% y al 2,7% en 2024, situándose en el 2,1% en 2025.

No obstante, teniendo en cuenta el dato a final de año, para 2022 estima una inflación del 5,8% que bajará al 3,8% al final de 2023 y al 2,4% un año después, para situarse en el 2% al final de 2025.

En este sentido, el FMI recuerda que la elevada inflación en 2022 fue causada en gran medida por el aumento de los precios de la energía y las persistentes restricciones de suministro, destacando su caída al 5,8% al finalizar 2022 debido a la bajada en los precios del gas en Europa y el impacto de las medidas de apoyo a la energía.

No obstante, advierte de que la inflación subyacente se mantiene por encima del 6% debido a un traspaso gradual de los mayores costes de la energía a una mayor amplitud de precios y, posiblemente, a la disminución de la capacidad ociosa en la economía, aunque subraya que las presiones salariales se han contenido hasta ahora.

Asimismo, el FMI espera que la tasa de paro, que cifra en el 12,8% en 2022, se mantendrá estable en 2023 para bajar al 12,5% el próximo año y hasta el 12,3% en 2025.

De su lado, la deuda pública será en 2023 el 112,1% del PIB, tras cerrar 2022 en el 112,8%, para bajar al 110% el año que viene y hasta el 109% un año después.

Los directores ejecutivos del FMI elogiaron la resiliencia económica de España y el sólido desempeño del mercado laboral en el contexto de sucesivos 'shocks', recoge el documento publicado por la entidad.

Sin embargo, señalaron que las perspectivas están sujetas a una gran incertidumbre dada la vulnerabilidad a los efectos secundarios de la guerra de Ucrania, una demanda mundial más débil, condiciones financieras más estrictas y precios elevados de la energía.

En este contexto, subrayaron la importancia de políticas macroeconómicas flexibles y cuidadosamente calibradas, así como una fuerte implementación de la agenda de reformas estructurales para apoyar el crecimiento sostenible e inclusivo.

Medidas oportunas y consolidación fiscal

Además, los directores del FMI destacaron la "oportuna política" de las autoridades españolas para ayudar a los hogares y las empresas a lidiar con el aumento de los precios de la energía, acogiendo con beneplácito los pasos recientes hacia una mejor focalización y una mayor preservación de las señales de precios en el paquete de apoyo aprobado para 2023.

De este modo, consideraron que el progreso continuo para superar la dependencia de los combustibles fósiles es necesario en el mediano plazo.

Por otro lado, destacaron la mejora en las finanzas públicas españolas desde la pandemia y dieron la bienvenida a la postura fiscal moderadamente contractiva prevista en el presupuesto de 2023.

A este respecto, enfatizaron que en los próximos años será necesaria "una consolidación fiscal gradual y sostenida", respaldada por un plan de consolidación a mediano plazo, para crear espacio de cara a responder a futuros shocks, mientras que apuntaron la importancia de adoptar medidas adicionales para preservar la sostenibilidad del sistema de pensiones.

Resultados positivos de las reformas laborales

Asimismo, el directorio del FMI reconoce los "resultados iniciales positivos" de las reformas laborales recientes, con una proporción significativa de trabajadores que cambiaron de contratos temporales a permanentes.

No obstante, señalan la importancia de un seguimiento continuo para evaluar la eficacia de la reforma y la necesidad de renovar las políticas activas del mercado laboral para mejorar la eficiencia de la adecuación laboral y abordar los desajustes de habilidades.

De su lado, acogieron con beneplácito el progreso de España en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y la aceleración de la ejecución de los fondos Next Generation EU (NGEU), que deberían reducir las barreras para el crecimiento de la productividad.

A este respecto, hacen hincapié en que será crucial establecer un sistema de evaluación regular, basado en datos y basado en resultados de las reformas y subrayan que, para garantizar un uso eficaz de los fondos de NGEU, es necesario mejorar la coordinación en todos los niveles gubernamentales y con el sector privado, y mejorar la recopilación y el informe de datos sobre la ejecución.

Impuesto a la banca

En cuanto a la situación del sector financiero de España, el directorio del FMI considera que hasta el momento ha resistido bien la pandemia y las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Sin embargo, dado el deterioro de las perspectivas macroeconómicas y el aumento de las tasas de interés, advierte de que probablemente se registrará una erosión en la capacidad de pago de los prestatarios, por lo que piden a los bancos que sigan siendo prospectivos en su evaluación de la calidad de los préstamos y que mantengan niveles adecuados de provisiones.

Asimismo, también enfatizaron la necesidad de monitorear de cerca el impacto del nuevo impuesto temporal del sector bancario sobre la provisión y el coste del crédito.

Noticias relacionadas

tiempos posmodernos

El FMI nos sube los colores

Necesitaríamos crecimiento sostenido del 4-5% anual para recuperar el terreno perdido y para poder ir reduciendo paulatinamente la deuda pública acumulada.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme