GRUPO PLAZA

jorge crivillés

La conquista a nado de los océanos

Un gorro y unas gafas le han bastado para cruzar los distintos océanos del globo. Cuando atraviese el estrecho de Cook, se convertirá en el primer español que completa el desafío de los Siete Mares, que incluye además el canal del Norte, el de Molokai, el estrecho de Tsugaru, el canal de la Mancha, el de Santa Catalina y el estrecho de Gibraltar

28/12/2019 - 

ALICANTE. De «ir a la boya y vuelvo» a rodear la isla de Manhattan, nadar dieciocho horas por el canal del Molokai o enfrentarse a olas de cuatro metros en el mar del Norte. Una molesta protuberancia —que terminó en hernia de disco— tiene la culpa de que hace nueve años Jorge Crivillés se tirara a la piscina primero y, al poco, decidiera beberse el mar. Ganador de la Triple Corona —el reconocimiento que reciben los nadadores que han conseguido dar la vuelta a nado a la isla de Manhattan, cruzar el californiano canal de Santa Catalina y atravesar el de la Mancha—, este publicista alicantino de 48 años de edad persigue ahora completar el desafío de los Siete Mares o los Siete Océanos, la versión marítima del de las Siete Cumbres.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Le queda poco para conseguirlo, después de que en octubre lograra cruzar el estrecho de Gibraltar, el sexto de los siete desafíos. No era la primera vez que lo lograba. Y es que precisamente los casi quince kilómetros de mar que separan Europa de África fueron una de las primeras grandes distancias que cubrió a nado. Eso sí, entonces lo hizo junto a muchos de los que ya son sus amigos en el club CR7, mientras que hace unas semanas tuvo que enfrentarse solo a este reto al que estuvieron a punto de poner fin antes de tiempo los gendarmes marroquíes que le salieron al paso en su patrullera a pedirle la documentación.

* Lea el artículo completo en el número de 62 de la revista Plaza

Noticias relacionadas

el dedo en la llaga

El vigilante de las alcantarillas del Palau

Por  - 

El nombre de Alfred Boix no dice mucho entre la opinión pública, pero sí para la publicada, aunque su nombre no aparezca habitualmente en los medios, salvo honrosas excepciones. Y eso que el personaje tiene su relevancia 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme