GRUPO PLAZA

Entrevista al portavoz de la plataforma defensa turno libre

Juanjo Lanzas: "Lo mínimo es que interinos y opositores juguemos con las mismas reglas"

Foto: KIKE TABERNER
19/01/2022 - 

VALÈNCIA.  La plataforma Defensa Turno Libre, formada por alrededor de 3.600 opositores y funcionarios de carrera, ha estado llevando a cabo movilizaciones por todo el país como protesta contra el decreto ley impulsado por Miquel Iceta y aprobado el pasado 28 de diciembre para la estabilización de los interinos dentro de la Administración.

Juanjo Lanzas, portavoz de la plataforma, cuenta a Valencia Plaza cómo han sido las últimas semanas para su colectivo y todas las acciones que han llevado a cabo para "intentar que todos los funcionarios se unan a esta lucha común".

¿Con qué propósito nace la Plataforma Turno libre?

La plataforma nace con el propósito de hacer frente a la ley Iceta que se aprobó el pasado mes de diciembre. Estamos constituidos tanto por funcionarios de carrera como de opositores; incluso también hay interinos. Nuestro afán, lo que perseguimos, es intentar de alguna manera revocar esta ley para que siga las normas reglamentarias, la norma legal que ha habido hasta ahora.

¿Hay algún punto crítico dentro de la ley que haya sido el motor principal del descontento?

En general es todo el escrito, porque lo que en resumidas cuentas nos está diciendo la ley es que se va a regalar la plaza a todos aquellos interinos que están desde antes del 2016 en su plaza. Aunque realmente no es su plaza, es una plaza para un funcionario de carrera, pero que temporalmente se ha ocupado por, en este caso, interinos.  A todas esas personas que están desde antes de 2016 directamente se les regala la plaza sin ningún tipo de examen ni oposición. Luego, a los que accedieron después de 2016 y llevan un mínimo de tres años, se les va a someter a un concurso-oposición donde se va a valorar más la experiencia adquirida durante el tiempo que han estado ejerciendo en el puesto de trabajo que la prueba examinadora. 

Hay que tener en cuenta que el baremo de un concurso-oposición es un 40-60. Ese 40% corresponde a los puntos que va a tener en ese proceso de adquisición de la plaza, y sólo se valora un 60% la nota del examen en sí. Puede darse el caso en el que se acceda al puesto directamente a partir de la experiencia, por lo que se dificulta mantener el estándar de igualdad de opciones. Es imposible luchar contra eso. Serán factibles casos en los que una persona de fuera –opositora– logre obtener el 60% total referente a la parte de examen, pero aun así será imposible. El límite que le están dando a los interinos es muy, muy alto comparado con lo que puede obtener cualquier opositor en un examen.

"Como ha hecho saber siempre la ley, el interino simplemente ocupa una plaza temporal"

Por lo que comenta, asumen la decisión tomada como un regalo a los interinos.

Totalmente. Lo que nosotros queremos es que haya profesionalidad en toda la Administración. No podemos permitir que se convierta en una empresa privada. ¿Por qué motivo no puede convertirse en una empresa privada? Porque no se valoraría la profesionalidad o la ejemplaridad de una persona en el acceso a la función pública. Lo que se valoraría, entre otras cosas, es si eres hijo del jefe, si eres conocido de alguien… Para acceder a un puesto de trabajo, precisamente en la empresa pública, lo que se debe de hacer es acceder bajo criterios de igualdad, mérito y capacidad. Y, para lograr ese acceso, hay una serie de conocimientos que se han adquirido a lo largo de un proceso que puede durar hasta varios años . No se puede permitir que cualquier persona, sin ningún tipo de conocimiento previo adquirido, pueda obtener una plaza para la que otras personas sí han de tener esos saberes aprendidos.

Entonces, ¿la profesionalidad máxima que se puede alcanzar para desempeñar una labor en la Administración es siempre mediante oposición, y no habiendo estado un número ‘x’ de años como interino?

Es totalmente preferible lo primero. No únicamente prima la experiencia, ya que es un factor más que pueden reunir cualquier persona dentro de la Administración. Además, como ha hecho saber siempre la ley, el interino simplemente ocupa una plaza temporal. Y con esto no pretendo decir que, en este caso, la culpa sea de los interinos. Son personas que están en su puesto de trabajo. Quien sí tiene la culpa es la Administración por no haber sacado las plazas que la directiva europea dijo en 1999 que se tenían que sacar para reducir la temporalidad del empleo público. Si en 22 años no haces esfuerzos para llevar a cabo esa reducción, ¿cómo pretendes cubrir ahora todos esos puestos de interinos? Es imposible.

Lo que reivindicamos desde nuestra plataforma es que, si se hace un concurso-oposición con los interinos, que se haga en condiciones de igualdad para todo el mundo. Que todas las personas interesadas en las plazas ofertadas puedan presentarse con un baremo adecuado, no con el de 40-60, que directamente significa regalarlas. Pongamos que, en una OPE, se ofertan 300.000 plazas. Queremos el acceso a la totalidad de ellas en condiciones de igualdad.

Foto: KIKE TABERNER

¿Han transmitido ya estas exigencias al Ministerio de Hacienda y Función Pública?

Por supuesto. Hemos estado en contacto con partidos políticos como PSOE, Vox, Unidas Podemos, Ciudadanos. Y lo que nos transmiten son las palabras de siempre. "Sí, muy bien"; y después te dan largas. No hay ningún tipo de apoyo ni reconocimiento. Incluso creíamos que se iba a presentar un recurso de inconstitucionalidad por parte de Vox, que al final resulta que lo que quiere es bajar la tasa de temporalidad de los interinos en cinco a tres años.

¿Vox les ha comunicado directamente su apoyo?

Sí, aunque queremos dejar claro que somos una organización apolítica que ni reivindica ni esta favor de una ideología u otra.

¿Cómo ha sido el trato con ellos?

Ha sido muy amable y cordial, como todo contacto que hemos tenido con cualquier partido. Eso sí, es como predicar en el desierto, no ha servido para nada.

"Hay gente que ha entrado a la Administración por un atajo de esos que todos somos ya lo suficientemente mayores para saber cómo funcionan"

¿No tienen certeza de que lo vayan a llevar a la primera plana de la esfera política?

No. De momento lo único que nos queda es hacer un poco más de fuerza para ver si se nos oye más fuerte. Porque durante estos años la única fuerza dentro de la Administración que han oído los políticos es la de los interinos. A funcionarios y opositores nunca se nos ha oído y es a partir de ahora que se nos esta empezando a escuchar. Queremos que conozcan la versión alternativa a la que llevan tiempo escuchando.

¿Creen que la ley puede derivar en un nuevo problema de crispación del ambiente dentro de la Administración?

No, no lo llamaría crispar. Simplemente ha sido un intento de solucionar algo que se ha acumulado a lo largo de los años y no se ha solucionado. Lo que es un problema es que ahora, por lo que sea, corre prisa.

Hay gente que ha entrado a la Administración por un atajo de esos que todos somos ya lo suficientemente mayores para saber cómo funcionan. Se ha ido acumulando tal cantidad de gente que necesitan llevar a cabo estos procesos por la vía rápida. Mientras tanto, hay gente que está intentando acceder a una plaza con años de estudio a las espaldas. Puede que de cinco a diez en total. Y al final se quedarán sin lograr ingresar a la Administración porque se seguirá repitiendo lo que está pasando: se sacarán diez o veinte plazas como reposición y ya está. Van a estar 20 años sin poder ejercer ni poder presentarse.

¿Han contactado con alguna agrupación similar a la suya, pero de interinos, para poder debatir una solución bien vista por ambos bandos?

Por ahora no, no hemos tenido ningún contacto con asociaciones de interinos; al revés, sólo nos han puestos comentarios en redes como Twitter o Facebook. Parece una pelea de gallos. Del estilo "a ver quién es el que gana la plaza". Nos han dicho que para qué van a estudiar ahora cuando ya llevan 20 años trabajando. Si ya están en su puesto, en su plaza. "Si me presento ahora, me van a tener que enviar fuera de mi sitio actual, lejos de mi familia". Mientras, nosotros, cuando nos hemos presentado a unas oposiciones, hemos sido enviados a kilómetros de distancia de nuestro hogar. 

Ahora mismo, de hecho, hay mucha gente que esta fuera de su provincia y no sabe cuándo volverá, porque, si esto sigue, todos los funcionarios de carrera que están fuera no van a tener opciones de volver. Todo porque ese puesto que se ha tenido que ofertar a lo largo de 20 años no se ha ofertado. En esos casos, va a ser imposible retornar a casa.

Foto: KIKE TABERNER

El Ayuntamiento de València va a tomar una medida pionera en medio del clima de malestar generado por la aprobación de la ley. Esta consistirá en clonar una cuarta parte de las plazas ocupadas actualmente por interinos para que los funcionarios de carrera sí que puedan ocupar los puestos que les correspondería. ¿Es esto algo ideal?

Que parte de esas plazas que se van a convocar se sepa que serán para funcionarios de carrera ya es un avance. Pero, de nuevo, hay que examinar cómo será la parte de concurso para la totalidad de las plazas que se ofertarán. No podemos quedarnos en la superficie.

Yo creo que lo más sencillo es convocar esas plazas y luego que se valore la experiencia una vez ya dentro de la Administración; que se valoren todos los trienios trabajados en ella. Pero lo mínimo es que interinos y opositores juguemos con las mismas reglas. Y tanto ellos como nosotros sabemos cómo son estas reglas: un interino tiene que ocupar un puesto de carácter temporal durante tres años. A partir de ahí, todo lo demás es saltarse la ley.

Todos los funcionarios de carrera nos regimos por el Estatuto del Empleado Público y por la Constitución. Con todo lo que está sucediendo, la sensación es dictatorial, se manda algo que no se puede cumplir por ley y que incumple artículos de la Carta Magna como el 9.3, que habla de la seguridad jurídica. Ahora, con el nuevo real decreto que ha salido, se están poniendo muchos supuestos sobre la mesa. "La Generalitat puede convocar, las CCAA deberían…". Eso es inseguridad jurídica, y no pueden hacer eso. No sé hasta qué punto esta ley puede tener un recorrido notable.

"¿Qué motivación puede tener ahora una persona para dedicar años de su vida a memorizar contenido y leyes si no tiene por qué llegar un supuesto práctico donde aplicarlas?"

El Boletín Estadístico de Personal publicó unos datos vinculadas al envejecimiento de los empleados públicos. De aquí a siete años, un 21% de los trabajadores actuales estarán jubilados; mientras que, en 20 años, el porcentaje asciende hasta el 54%. ¿La funcionalidad de la Administración se verá mermada si no hay relevo generacional en sus filas dadas las nuevas condiciones que establece la ley Iceta?

Totalmente. Con está medida el mensaje que dan a la juventud es el de no perder el tiempo estudiando porque no habrá convocatorias disponibles durante un tiempo ‘x’. ¿Qué posibilidad tenemos de rejuvenecer la plantilla ahora mismo? Ninguna, porque todos los interinos que llevan 40 años, además, seguirán ocupando esas plazas que estamos dejando que les regalen. 

Podría darse el caso de que el interés de los jóvenes por ingresar en la Administración no descienda, pero que el método de acceso predilecto cambie. ¿Ve factible un cambio de tendencia y que veamos unos años donde más y más jóvenes se apunten directamente a bolsas de trabajo sin pasar por la oposición?

Sí, y estaríamos hablando de una situación de falta de profesionalidad.

¿Por lo que comentaba antes sobre el vínculo de la oposición con un mejor desempeño en la Administración?

Claro. Es que, si haces eso, estás destruyendo los pilares fundamentales del acceso a la función pública, que son la igualdad, el mérito y la capacidad. No puede ser que una persona que no haga ningún examen y no tenga los conocimientos adquiridos de cómo realizar su labor este ejerciendo en su puesto de trabajo.

Dentro de su colectivo una parte notable de sus miembros está actualmente estudiando una oposición. ¿Están decepcionados después de pasar años preparándose?

Sí, el panorama para estas personas es absolutamente desesperanzador. Ahora mismo no están hundidos porque nos estamos apoyando los unos a los otros, pero es, cuanto menos, desmoralizador. ¿Qué motivación puede tener ahora una persona para dedicar años de su vida a memorizar contenido y leyes si no tiene por qué llegar un supuesto práctico donde aplicarlas y aprender? No hay suficiente motivación ahora mismo, al menos eso es lo que noto por parte de nuestros compañeros opositores.

Foto: KIKE TABERNER

¿Aglutinan en la plataforma también a personal de academias de oposiciones?

Hemos intentado alguna vez hablar con ellos mediante diferentes canales de contacto: electrónico, llamada, presentándonos allí... Pero no hemos tenido ningún tipo de contacto con ellos.

Pudiendo sufrir un descenso del tráfico en sus aulas, ¿se prevé también peliagudo el futuro para estos centros?

No necesariamente. Hay academias que también preparan a personal interino y reciben ayudas por parte de la Administración. Al tener alumnado que es parte del grupo de interinos, puede ser que terminen apoyándolos en cierto grado. Es algo similar a lo que pasa con los sindicatos. Muchos apoyan a sus afiliados y no siempre hablan en nombre de toda la masa trabajadora.

¿Algún sindicato ha contactado con la Plataforma?

El único que nos apoya por ahora es el Sindicato Andaluz de Funcionarios, organización que está dando la cara por nosotros. Además, Fedeca, formado por funcionarios de carrera del grupo A1, ha emitido una nota informativa en la que esgrime que el acceso a la función pública debe ser según los pilares fundamentales que ya he mencionado, los de igualdad mérito y capacidad. No hay más.

"El hijo del obrero o el hijo del empresario que quiera acceder a la función pública no podrá acceder de ninguna de las maneras"

Sumando este apoyo de grupos sindicales con las manifestaciones que han realizado por todo el país en las últimas semanas, ¿cómo está siendo el crecimiento de Defensa del Turno Libre?

Está siendo un crecimiento exponencial. Yo entré el año pasado, sobre noviembre, aunque la plataforma existía ya de antes a raíz de la aprobación de la ley Iceta. Me pueden corregir mis compañeros si me equivoco. A lo largo de este tiempo he visto, conforme hacíamos concentraciones, hablábamos y hacíamos entrevistas, cuánto hemos crecido. Bastante en comparación con el inicio. Aunque ahora lo estamos haciendo más y más dadas todos los actos que hemos tenido a lo largo de España.

¿Cómo han sido las respuestas a esos actos? Por ejemplo, tras la manifestación del día 8 frente al Ayuntamiento de València.

Muy positivas. La verdad es que simplemente con la visibilidad que da movilizar a cierto volumen de gente en un lugar tan estratégico reivindicando y exigiendo unos derechos que creemos que están siendo vulnerados podemos obtener feedback tanto de los medios de comunicación como de las propias personas que se acercan. Precisamente estamos hablando de gente que desconoce nuestra causa y viene a preguntarnos. Tienen que saber que el acceso a la función pública el día de mañana va a ser superdifícil, que no van a haber plazas convocadas porque las plazas que ya hay se van a ocupar. Entonces el hijo del obrero o el hijo del empresario que quiera acceder a la función pública no podrá acceder de ninguna de las maneras.

¿Ve a la opinión pública posicionándose a su favor?

Sí. Como te cuento, cuando estábamos el otro día en la manifestación la gente nos preguntaba y quería que les explicásemos la cuestión. Nosotros les decíamos todo lo que defendíamos y nuestros principales lemas y había gente que nos decía estar de acuerdo, incluso aplaudían algunos. Hemos tenido reconocimiento por parte de quienes se acercaban.

Foto: KIKE TABERNER

¿Tiene esperanza de que con este apoyo creciente lo que desean pueda salir adelante? ¿O lo ve como un David contra Goliath?

Hemos pedido recursos de amparo y de inconstitucionalidad, pero oídos sordos. La única opción que nos queda es la vía judicial y Europa. Y sí, hay esperanzas, sino no estaríamos aquí. No luchamos si no vemos que aquello por lo que luchamos no es acorde a lo legal. De hecho, luchamos por algo que es legal y que está escrito. Lo que exigimos viene reflejado en la Constitución, en las leyes. A partir de ahí, nosotros luchamos por ello, llevamos muchísimos años defendiendo las mismas reglas de juego para todos.

"No es que estén abusando de los interinos, se están dejando abusar"

¿Teme que el boom mediático que ahora tiene su causa se vaya diluyendo y todo se enfríe?

Puede ser que este boom que dices se vaya mitigando un poco a lo largo del tiempo, pero para eso estamos nosotros, para estar en el candelero. Y seguiremos haciendo fuerza para que no solamente se oiga una voz -la de los interinos-, también para que se escuche otra disonante con la que hay hasta ahora y que antes no había. Lo que queremos reflejar es que hay otro sentir y que únicamente pedimos que haya legalidad en el acceso. Pedimos eso, que no se salte a la torera una ley que ya ha servido a todos los funcionarios de carrera y opositores.

¿Alguna reflexión, a modo de resumen?

Los interinos que piden "fijeza ya" dicen que se ha abusado de ellos. ¿Ese abuso de dónde viene? Dicen que ha habido fraude de ley, pero son ellos los que están ocupando un puesto de trabajo en fraude de ley. Si les interesa estar en esa plaza que es temporal y en la que les están pagando el problema es suyo, porque saben que ese puesto no es indefinido. Y no, no es que estén abusando de ellos, se están dejando abusar. 

¿No les gusta el puesto porque es temporal? Pueden buscarse la vida como hemos hecho todos. Si no sale el tipo de plaza que quieren, siempre pueden presentarse a otra oposición. Lo que hemos hecho ya todos los funcionarios: no sólo hay que decantarse por una opción, tengo que interesarme por la que veo más probable, la más fácil de aprobar o la que saque convocatoria. No estar esperando a ver si alguien soluciona mi vida.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email