X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Los mercados contienen la respiración en las próximas dos semanas

A lo largo de los próximos quince días, tres de los grandes bancos centrales del planeta (BCE, Reserva Federal y Banco de Japón) se reúnen, cuyas perspectivas son abordadas por el analista de XTB

18/07/2016 - 

MADRID. Después de comprobar como el paso del pesimismo al optimismo es cuestión de tiempo, cada vez ese intervalo se estrecha más debido a una creciente volatilidad lo que nos hace pensar que estos periodos demuestran también que hay buenos momentos en los que el mercado es presa del pánico inversor, otorgando grandes oportunidades de compra.

No está de más repasar las citas importantes que tenemos antes de que llegue agosto y reduzca drásticamente el volumen en la negociación bursátil. El motivo es claro: la tregua que se toman las manos fuertes, tanto para descansar en un año tremendamente volátil, como también para evitar unos meses que por estacionalidad suelen ser bastante complicados.

Las reseñas más importantes se sucederán a partir de la segunda mitad de este mes, con las reuniones y comparecencias por parte de los bancos centrales donde el Banco de Inglaterra ya ha celebró su reunión manteniendo los tipos de interés. Lo hizo en medio de la posibilidad de la repetición de un nuevo referéndum y la huida de muchos de los máximos responsables políticos, lo que ha provocado que se mantenga la incertidumbre aunque por activa y por pasiva se ha repetido que la resolución del 'Brexit' ya sólo depende de los políticos, al haberse realizado una consulta a la ciudadanía. 

El problema viene ante la creciente recogida de firmas y el escaso porcentaje diferencial que consiguió la salida de la Unión Europea frente a la permanencia dentro de la misma, con una limitada participación. La indecisión no tendrá una pronta solución en el Reino Unido y todavía quedan muchos capítulos de una historia que está sin escribir.

Este próximo jueves se reúne el Banco Central Europeo (BCE). Las últimas medidas llevadas a cabo por Mario Draghi no tienen un retorno positivo cortoplacista y sólo una sorpresa positiva en forma de medida expansiva o regulatoria podría incentivar una confianza muy mermada dentro de Europa.  

Seis días después entra en escena la Reserva Federal de Estados Unidos (FED). Cierto es que es la economía que cuenta con los datos más positivos, con un crecimiento económico por encima de la media y una inflación, que aún lejos de los objetivos perseguidos, se sitúa en una posición privilegiada si realizáramos un ranking global. Aunque no todo son buenas noticias para EE UU, ya que el fantasma de la recesión sigue más presente que nunca, pues se sitúa en unos niveles anormales dentro de un ciclo de crecimiento en el que se  presume que se encuentra. 

Para cerrar las intervenciones de los principales bancos centrales del planeta, el 29 de julio tendrá lugar la reunión del Banco de Japón. Lo hará con un Abe reforzado después de su reelección en el parlamento, por lo que podrían adoptarse nuevas medidas de estímulo monetario. De hecho, las últimas apreciaciones del yen,  una vez nos hemos encontrado en un entorno de 'risk on', podrían acelerar dichas medidas.

Postura promercado

Todas las declaraciones se dirigirán hacia una postura promercado, intentando no generar incertidumbre y haciendo ver una unidad global por parte de los diferentes entes económicos a nivel mundial. La unidad se sobrepondrá a la competencia existente, entre los diferentes países, dejando de lado el ahondar en ventajas que pueden ser mayores dependiendo del país que tome alguna decisión. La idea está clara: intentar dejar atadas las posibles incertidumbres que existen actualmente y en eso los bancos centrales tienen mucho que decir

No dudemos ni un momento, que aunque nos encontremos en unas economías condicionadas y artificiadas por los propios entes económicos, son ellos los que establecen el camino a seguir y ponen las herramientas necesarias para que la economía en términos globales no recaiga en el ostracismo del pasado. Y todo ello después de que no haya podido valerse por sí sola para generar crecimiento.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email