Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

los vecinos preparan una gran protesta

Madrid también da la espalda Nazaret: Moragues da largas y no peleará por la T-2

15/06/2017 - 

VALÈNCIA (VP/EFE). Los vecinos de Nazaret están enojados. "No somos de segunda; somos de tercera", dicen. El anuncio de la apertura a medias de la T-2, y la decisión política de que no llegue hasta el barrio marítimo, ha provocado una gran indignación que se traducirá en una concentración de protesta donde acaban las vías del tranvía, frente al Mercado de Nazaret. La convocatoria es para este viernes, a las 19.30 horas. Será la forma en la que visibilizarán su malestar, posiblemente lo único que pueden hacer. Porque ya saben que en Nazaret no pueden esperar nada de nadie, de ninguna administración: ni local, ni autonómica, ni nacional. El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, también ha dado la espalda al barrio marítimo este jueves. 

Un desdén que no es nuevo. Así lo recordó el portavoz de la Asociación de Vecinos de Nazaret, Julio Moltó, uno de los representantes de los vecinos del barrio. "En el 2004 había dinero también para limpiar el final del río", recordó. "El director general de Transportes en aquel entonces, Vicente Dómine, en la Generalitat gobernada por el PP, se comprometió a llevar el metro-tranvía a Nazaret para 2007, pero se gastaron los fondos públicos en la Copa América y la F1. Ahora el PP en el gobierno central tiene una magnífica oportunidad para aportar los fondos para completar la operación", dijo. Por ello, explicó, desde las entidades vecinales del barrio reclaman "a todos los partidos, que están en los distintos gobiernos o en la oposición" que hagan posible la inclusión del tramo Nazaret-Moreres en la primera fase de la T-2.

De entrada, no es su competencia

De entrada, la respuesta de Madrid a su petición es negativa. La confirmación de este 'no' inicial del Gobierno a cofinanciar las obras de la T-2 tuvo lugar durante la visita a las obras al Parque Central. Tal y como recoge la agencia Efe, el alcalde de València, Joan Ribó, reclamó al delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, que, como "valenciano", se una a su petición al Ejecutivo de la financiación de la línea de metro T-2. Pero Moragues echó balones fuera, asegurando que el metro compete a la Generalitat, "que puede ir de la mano del Ayuntamiento [de València]". 

Tras visitar juntos las obras del Parque Central y a preguntas de los periodistas, Moragues se pavoneó del esfuerzo inversor del Gobierno central, de su mismo partido, el PP, e incidió en que el resto de Administraciones también debían de invertir, a lo que Ribó le respondió que debería comparar la inversión en València con el presupuesto que "generosamente" dedica el Ejecutivo a construir las líneas de metro de Sevilla y Málaga. "Si el delegado del Gobierno se pone junto a nosotros a pedir al Gobierno lo mismo en proporción que Sevilla y Málaga, la línea T2 no solo llegaría a Nazaret, sino que la podremos prolongar hasta Canyamelar para que pueda contactar, por ejemplo, con la línea 6, y con un poco más de tiempo, llegar al Pont de Fusta", afirmó Ribó.

Que Moragues sea "valenciano"

Ribó pidió a Moragues que fuese "un poco más valenciano, que piense en coordenadas de ser valenciano y menos en coordenadas partidistas" y reiteró que no quieren "más que otras comunidades". "Si a eso le añadimos que no tenemos el contrato programa cuando tenemos las condiciones y que podrían ser otra fuente de dinero, que nos tire la culpa a la Generalitat y al Ayuntamiento tendría que hacérselo mirar desde el punto de vista de un ciudadano que vive y trabaja en este país", concluyó Ribó.

Pero Moragues miró para otro lado y como prueba del esfuerzo inversor del Gobierno en València habló de los mil millones anunciados para el túnel pasante y el acceso al canal del Parque Central pero que "cuando hablamos de T-2 es competencia de la Generalitat, que puede ir de la mano del Ayuntamiento y tendrá que ser quien decida acometer o no". "No se puede estar mirando sistemáticamente a Madrid absolutamente para todo. Es verdad que el Gobierno tiene más capacidad y disponibilidad para la inversión pública y así lo está haciendo, como en el Parque Central, pero eso no significa que el resto de Administraciones no pueda realizar también inversiones", agregó. Asimismo, recordó que la Generalitat dispone de 851 millones más de ingresos en caja tras la aprobación de los Presupuestos que podrá usar para mejoras, como la línea T-2. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email