GRUPO PLAZA

PASA AL GRUPO DE NO ADSCRITOS

La 'número uno' de Ciudadanos en Carcaixent deja el partido pero descarta irse a otra formación

18/03/2021 - 

VALÈNCIA. De los tres regidores de Ciudadanos que comenzaron la legislatura en el ayuntamiento de Carcaixent ya solo queda uno. La última baja ha sido la de la 'número uno' de los naranjas en la administración local, Mónica Amorós, que ha decidido abandonar la formación en plena debacle del partido tras lo ocurrido en las últimas semanas.

Precisamente, las razones de Amorós para decir adiós al partido tienen su origen en las decisiones que la formación que dirige Arrimadas ha tomado en las últimas semanas a nivel nacional y autonómico. "Hasta ahora compartía parte del proyecto, pero no creo que se esté llevando a cabo el mismo que inicialmente, hace dos años, que es por el que yo entré con ilusión al partido. Yo me decanto por los intereses de los ciudadanos de Carcaixent, me debo a mi pueblo", explica la regidora. "Si continuara formando parte del partido a que he representado sin compartir las directrices que se están llevando a cabo últimamente, seria engañarme a mí, al partido y a los ciudadanos", asegura.

La que fuera candidata de Ciudadanos a la alcaldía de Carcaixent asegura que ha sido un paso "difícil de dar", pero que es "contundente y no hay vuelta atrás". Además, ha descartado pasarse a otro partido: "para mí no tiene coherencia salir de un partido e irme a otro". Respecto a su futuro en la corporación local lo tiene claro: "Voy a seguir llevando la misma línea que he llevado hasta ahora, trabajando igual, desde el mismo lugar que es la oposición velando por el interés general mucho por encima del particular".

Así pues, a partir de ahora Amorós formará parte del grupo de los no adscritos y compartirá espacio con Juan Albert, el otro de los miembros del partido que se presentó a las elecciones de 2019 junto a Ciudadanos, pero que, finalmente, dejó la formación. En su caso, fue expulsado del partido naranja tras permitir el gobierno de Compromís y PSPV-PSOE en la localidad.

La unión de los valencianistas con seis regidores, y de los socialistas con cuatro, no era suficiente para alcanzar la mayoría establecida, que es de 11. Para ello fue necesaria la abstención de los tres regidores de Ciudadanos. Sin embargo, también necesitaban que al menos uno de ellos formara parte del equipo de gobierno. Este fue el caso de Albert quien, finalmente, fue nombrado regidor de Servicios Municipales y de la empresa pública PROCARSA. A principios de verano, sin embargo, dejó estas responsabilidades por "motivos personales", según señaló.

"Ser de centro es un honor"

Con este nuevo movimiento político, la administración local se queda con un único regidor de Ciudadanos, de los tres que empezaron la legislatura. Se trata de Leopoldo Ortiz, quien ha decidido continuar en el grupo municipal "luchando por el interés general de los ciudadanos de Carcaixent, el motivo por el que entré en la política municipal". Para el representante de los naranjas en el consistorio "ser de centro es un honor" y asegura que no comprende "como un partido basado en la regeneración política y en continua lucha contra la corrupción esté a punto de extinguirse. Supongo que será la maldición del centro y que no interesa al bipartidismo".

Respecto a la decisión de su, hasta ahora, compañera de grupo, apunta a que se trata de "una decisión personal" que prefiere no entrar a valorar, aunque reconoce que ha "disfrutado trabajando codo con codo" y que en política "es difícil aguantar ciertas presiones". Por su parte, no aclara si está de acuerdo o no con las decisiones de los últimos días tomadas por Ciudadanos en el ámbito nacional y autonómico, que han llevado a Amorós a abandonar la formación, y sostiene que "escapan" a su competencia.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme