GRUPO PLAZA

es la primera vez que la llegada de un obispo conlleva la presencia policial desplegada

Orihuela se vuelca con la llegada de José Ignacio Munilla, nuevo obispo de la diócesis

12/02/2022 - 

ORIHUELA. “¿Quién va?” preguntaba el alcalde tras tocar del otro lado la Puerta de la Olma –también conocida como puerta de Callosa. “El obispo, que entra en Orihuela”, respondía el pertiguero. Tras abrirse la puerta de doble hoja, el que minutos después tomaría posesión como nuevo obispo de la diócesis Orihuela Alicante, José Ignacio Munilla, la cruzó al lomo de “Bartola”, una mula blanca. Así lo marca la tradición desde la primera vez que se hizo el 23 de marzo de 1566. Esta tradición de acceder a la ciudad en una mula blanca, salvo en Sigüenza, es la única donde se mantiene en toda España.

Este sábado, durante todo el recorrido cientos de personas abarrotaban las aceras. Mayores, pequeños y adolescentes no han dejado de aclamarle con vítores, mensajes de bienvenida, cánticos y vivas a su nombre. A la ermita de San Antón, desde donde partió arriba de la mula, llegaba poco antes de las cuatro de la tarde, tras visitar por la mañana Cox y después Callosa de Segura y Redován. El júbilo con el que llegaba a la puerta de la Olma se enmudecía para dar paso al breve diálogo bajo la emblemática Puerta de la Olma de 1558, el único resto conservado de la Cerca del Arrabal de San Juan.José Ignacio Munilla a lomos de Bartola.

Tras atravesarla, se apeaba de la mula, y le recibía el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, para darle la bienvenida. Le acompañaba el alcalde de Alicante, Luis Barcala, y los ediles del PP y Vox. Por Cs ha acudido su portavoz, a modo de representación institucional, el resto de miembros del grupo anunciaron que no asistirían en rechazo a las polémicas que han rodeado a Munilla. PSOE y Cambiemos tampoco han asistido para mostrar su rechazo al nombramiento de Munilla por el posicionamiento con mensajes en contra del feminismo y homófobos. También estaban presente anteriores alcaldes del PP, como Mónica Lorente y José Manuel Medina. Tras las presentaciones se formaba un cortejo para acompañarle hasta la catedral a pie. Además de las autoridades y de la banda de música, le acompañaba cabildos de la Catedral y la Concatedral. En ese trayecto los vítores no cesaban.

Es la primera vez que se establecía un despliegue policial como el que había durante todo el recorrido. Además de los agentes a caballo que custodiaban a Munilla a su paso, también habían desplegados agentes de la Policía Nacional a pie. A las 17.30 h llegaba a la Catedral a son del replicar de las campanas y cohetes. Los vítores y aclamaciones eran cada vez mayores. Desde lo alto del claustro decenas de sacerdotes lo saludaban. Abajo, en la acera, tres y cuatro filas se agolpaban para trasladarle muestras de cariño.

Ceremonia en la catedral.

Dentro, en una catedral abarrotada y solo permitido el acceso con una invitación expresa, el Nuncio Apostólico en España, Bernardito Auza presentaba a la diócesis al que poco después se iba a convertir en su nuevo obispo. En las dos plazas que rodean a la catedral, 350 personas seguían por pantallas gigantes la misa. A las 18.10 h, Monseñor Munilla, portando mitra y báculo, y tras leerse la Bula Pontificia de nombramiento, tomaba asiento en la cátedra, sustituyendo de esta forma a Jesús Murgui, obispo desde 2012. Momento en el que los presentes arrancaban un fuerte aplauso que duró varios minutos.

En sus primeras palabras como obispo hizo distintas menciones a cómo reflejar en el día a día la fe cristiana. Entre líneas dejaba un mensaje para quien le había criticado por su diferentes posicionamientos que han generado polémica. “En la actualidad se pretende imponer el pensamiento único de lo que se considera políticamente correcto. La Iglesia es un espacio de encuentro y diálogo” señalaba.

Concentración feminista

La Asociación LGTBIQ+ Atrévete y el colectivo Sororidad Orihuela convocó una concentración en defensa de los derechos de las mujeres y del colectivo LGTB y mostrar su rechazo al recibimiento de Munilla por sus declaraciones machistas y homófobas. La Subdelegación del Gobierno solo dio autorización para que la concentración se ubicara a más de 500 m. De este se concentraron en la avenida Teodomiro, lejos del recorrido. Casi un centenar de personas participaron bajo el lema “así no Munilla”.

A las cinco de la tarde desconvocaron la concentración, y varias manifestantes con pancartas se desplazaron hasta uno de los puntos del recorrido, frente al Hotel Tudemir. Fue en ese momento cuando la Policía Nacional se desplazó hasta ese tramo para fijar un cordón entre la valla del perímetro y el paso de la comitiva, sin que se produjera ningún tipo de altercado. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme