Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de octubre y se habla de coronavirus notarios impuestos ghatto
GRUPO PLAZA

La UE busca impulsar la recuperación económica por el coronavirus

El Parlamento Europeo pide un Fondo de Solidaridad y tests a gran escala

Sassoli: “La solidaridad no se expresa con palabras, sino con hechos. Debemos mutualizar la deuda futura”

17/04/2020 - 

BRUSELAS. El Parlamento Europeo exige un paquete a gran escala para impulsar la recuperación económica tras la crisis del Covid-19, incluidos bonos garantizados por el presupuesto comunitario. Su presidente. David Sassoli, compareció después de la sesión plenaria destacando la importancia de que el Parlamento se haya expresado con una amplia mayoría “a favor de un gran plan para la reconstrucción económica para Europa”.

En una resolución aprobada el viernes con 395 votos a favor, 171 en contra y 128 abstenciones, el europarlamento valora las medidas fiscales y para impulsar la liquidez adoptadas frente a la pandemia, pero insiste en que hay que ir más allá e insta a la Comisión a proponer un paquete de recuperación y reconstrucción a gran escala financiado por un mayor presupuesto a largo plazo, con fondos existentes e instrumentos financieros.

Para lograr tan amplia mayoría, se ha especificado que estos “bonos de recuperación” estarán garantizados por el presupuesto de la Unión Europea (UE), pero “sin implicar la mutualización de la deuda existente”, sino centrados en inversión futura. Este punto ha sido importante para garantizar el apoyo de países como Holanda, Alemania y Austria, que se negaban a asumir la deuda existente en los países rescatados tras la crisis financiera de 2008.

El Pacto Verde europeo y la transformación digital deberán situarse en el centro para impulsar la actividad, señalan los eurodiputados. No obstante, el presidente Sassoli, se mostró satisfecho y añadió que “esto se hará mediante la utilización de todos los recursos disponibles para estimular la economía, incluyendo los bonos de recuperación, es decir, la posibilidad de financiar en los mercados internacionales los fondos de nuestra reconstrucción conjunta”.

 

Mutualizar la deuda futura

Por ello, David Sassoli insistió en que “tenemos que asegurarnos de que, a partir de ahora, los costes que cada país soporta para hacer frente a esta crisis se comparten. Es por ello que necesitamos una forma de mutualización, con respecto a la futura deuda que se acumulará en el plan de reconstrucción”. En un discurso especialmente emotivo, señaló que “hoy día, la vida y el futuro de las personas están en juego, la vida de las y los ciudadanos del norte y del sur deben ser nuestra principal preocupación. Queremos salir de esta crisis con nuestras democracias intactas. Queremos salir con nuestras normas intactas. Queremos salir con nuestros tratados intactos. Debemos salir respetando nuestros principios y valores comunes”.

A continuación Sassoli mostró sus satisfacción porque “ahora podré acudir a la reunión del próximo Consejo Europeo del 23 de abril con una clara indicación de la voluntad del Parlamento en cuanto a los medios y forma de cómo organizar la salida de esta emergencia y la reconstrucción de nuestras economías”. El presidente del Parlamento añadió que “la solidaridad no se expresa con palabras, sino con hechos. Debemos mutualizar la deuda futura”.

Concretamente, la eurocámara aprobó un Fondo de Solidaridad en respuesta al coronavirus, planteando la creación de un régimen europeo permanente de reaseguro de desempleo y un fondo de solidaridad en respuesta al coronavirus de al menos 50.000 millones de euros. “El fondo deberá apoyar los esfuerzos financieros realizados por los sectores sanitarios de todos los Estados miembros durante la crisis actual, así como las inversiones futuras con vistas a mejorar su solidez y permitirles atender a los que más lo necesitan”, según el comunicado del Parlamento.

También propuso que la UE para actuar ante amenazas sanitarias transfronterizas. “La acción europea conjunta contra el Covid-19 es indispensable”, subraya la resolución. La UE debe salir más fuerte de esta crisis, afirma el texto, que aboga por ampliar sus competencias para permitirle actuar en caso de amenazas transfronterizas para la salud. Esto permitiría coordinar la respuesta a nivel europeo sin demora y dirigir los recursos necesarios a donde más se necesitan, ya sean materiales como mascarillas, respiradores y medicamentos o ayuda financiera.

Los eurodiputados también son partidarios de incrementar la producción en la UE de productos clave, como medicamentos, ingredientes farmacéuticos, dispositivos médicos, equipos y materiales, para estar mejor preparados para futuras crisis mundiales.

Fronteras abiertas para bienes esenciales

Además, durante el debate de la sesión, se insistió en que las fronteras dentro de la UE deben permanecer abiertas para garantizar la circulación de medicamentos y equipos de protección, dispositivos médicos, alimentos y otros bienes esenciales. Destacan que el mercado único de la UE es la fuente de "nuestra prosperidad y bienestar colectivo" y un elemento clave de la respuesta inmediata y continua al brote de Covid‑19.

En este sentido, el Parlamento pide la creación de un mecanismo europeo de respuesta sanitaria, para garantizar una mejor respuesta a cualquier tipo de crisis sanitaria. Las existencias comunes de equipos, materiales y medicamentos deben poder movilizarse rápidamente para salvar vidas. Los eurodiputados reclaman además fondos de la UE para impulsar la investigación y contribuir así a los esfuerzos para hallar una vacuna contra el Covid-19.

Para ello, es importante una estrategia coordinada que permita levantar las restricciones en la UE, a fin de evitar un resurgimiento del virus. Piden a los Estados miembros que definan criterios comunes para poner fin a la cuarentena y otras medidas de emergencia, y solicitan la contribución de la Comisión Europea. En su opinión, la estrategia de salida debe incluir la realización de test a gran escala y equipos de protección personal para el mayor número posible de ciudadanos.

Para ello, habrá más test y los médicos y enfermeros recibirán ayuda adicional en su lucha contra el Covid-19 gracias a 3.080 millones de euros de fondos europeos aprobados el viernes por el PE. El dinero irá directamente a los sistemas sanitarios en los Estados miembros para ayudarles en su lucha contra la pandemia. Podrá utilizarse para comprar material médico, como mascarillas y respiradores, para el transporte de material o traslado de enfermos, la contratación de personal médico adicional para su despliegue en las zonas más afectadas y la construcción de hospitales de campaña.

La ayuda se canalizará a través del Instrumento de Ayuda de Emergencia, con 2.700 millones y de “rescEU” con otros 380 millones de euros. El paquete incluye fondos adicionales para vuelos de repatriación, con unos 45 millones que provienen del Mecanismo Europeo de Protección Civil y para el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, otros 3,6 millones. También se aprobó ayudar a Grecia a lidiar con la presión migratoria con 350 millones y para apoyar la reconstrucción posterior al terremoto de Albania con 100 millones.

Estado de derecho y democracia: Hungría, Polonia

De otro lado, el Parlamento considera “totalmente incompatible con los valores europeos” la decisión del Gobierno húngaro de prolongar indefinidamente el estado de excepción, autorizar al Gobierno a gobernar por decreto sin límite de tiempo y debilitar la supervisión de la excepción por parte del Parlamento. También critica la modificación de la ley electoral polaca contra el criterio del Tribunal Constitucional y la decisión de celebrar elecciones presidenciales en medio de una pandemia.

Los eurodiputados piden a la Comisión Europea que evalúe con urgencia si las medidas de emergencia tomadas respetan los Tratados de la UE y que utilice todas las herramientas y sanciones disponibles, incluidas las presupuestarias, para abordar esta violación grave y persistente. También insisten al Consejo que debe retomar las discusiones sobre los procedimientos en curso contra Polonia y Hungría en virtud del Artículo 7.

Por último, la resolución subraya que la desinformación sobre el coronavirus es un problema importante de salud pública. La UE debería por eso establecer una fuente de información europea para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a una información exacta y verificada. Los eurodiputados apelan a las empresas de las redes sociales que adopten de forma proactiva las medidas necesarias para atajar la desinformación y la incitación al odio en relación con la pandemia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email