X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

apremia a las constructoras a acabar la obra

Parque Central detecta retrasos injustificados en las obras y pone como límite mediados de septiembre

1/08/2018 - 

VALÈNCIA. Este martes 31 de julio concluía el plazo y el Parque Central no está terminado. La sociedad Parque Central ha mandado un requerimiento a la UTE formada por Pavasal y Dragados para que acabe los trabajos, y ha puesto como fecha límite el 10 de septiembre; un plazo que se ha dado como improrrogable. Asimismo, desde la sociedad Parque Central se ha advertido a las constructoras que no se descarta imponer sanciones a partir de hoy por los retrasos.

El concejal de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de València, Vicent Sarrià, explicó a Valencia Plaza que “la dirección facultativa ha detectado que la mayor parte de los problemas y retrasos [en la obra] son cuestiones de la UTE y aunque algunas sí son cuestiones ajenas, se trata de la menor parte”. En este sentido incidió en el hecho de que, tal y como marca la legislación, “cuando hay un retraso injustificado, por cuestiones como la falta de personal, o por problemas como la falta de granito, que fue un error suyo por comprar el granito en China, ya no es justificable”. El informe de la dirección facultativa al respecto, asegura, es “demoledor”.

De hecho la fecha del 31 de julio la propusieron las constructoras el pasado mes de febrero. Ya se adujo entonces como excusa problemas en el suministro de pavimentos, sobre todo del famoso granito negro de revestimiento para fuentes y canales de agua. Éste llega ahora de Extremadura y es de la calidad requerida, pero el suministro no es al ritmo que se precisaba para cumplir los plazos, en parte porque se ha pedido demasiado tarde.

En la sociedad Parque Central han detectado que además del granito, y probar las fuentes, hay otros retrasos que desde la sociedad prefieren definir como “remates y correcciones pendientes”.  Así, por ejemplo, se apunta como principales retrasos la urbanización del tramo de calle de Peris y Valero hacia la pasarela Amparo Iturbi (aceras, carril bici, colocación de alumbrado).

Además se han detectado que hay trabajos instados por la dirección facultativa que están sin ejecutar, a los que habrá que unir aquellos remates y correcciones que soliciten los servicios municipales cuando reciban el parque, que los habrá. Y es que, tal y como recuerda Sarrià, “no queda mucho por hacer pero, una vez terminada la obra, todos los servicios municipales tienen que informar y siempre sale alguna deficiencia”.

Mejor hablar de otoño que dar un día

La fecha de apertura del Parque depende del Ayuntamiento, que será quien fije el día de la inauguración, y ésta será siempre pasado el 10 de septiembre. Para curarse en salud en el consistorio prefieran hablar de otoño. Para ir avanzando el Ayuntamiento de València ya ha puesto en marcha la inspección e informes de los servicios de luz, agua, gas, del interior del parque; de la alquería para su habilitación como oficinas de gestión del parque y de la nave 2.

Mientras, en el exterior quedan pendientes dos actividades que dependen una de Iberdrola y otra de la autorización del Centro de Reparto y Transformación por la Generalitat, previo al suministro e instalación de los transformadores.

Cuando concluyan estos trabajos no estará concluida esta primera fase del Parque. No al 100%. Faltará un 2% de la superficie que es la que corresponde a la zona afectada por el conflicto con un concesionario de automóviles. En este caso, ante la incertidumbre sobre las fechas en las que podían estar disponibles las parcelas, el fin de obra programado y aprobado en febrero no incluía las actuaciones pendientes en esas parcelas.

La UTE quiere cobrar más

A esto se ha unido que la UTE quiere cobrar más para asumir los trabajos (completar el muro verde y sus jardineras; y la construcción de un arenero, uno de los juegos infantiles). Así, las constructoras han solicitado una modificación de precios porque les supone, siempre desde su punto de vista, un incremento de costes.

Como quiera que las parcelas estaban ya contempladas en el proyecto, en la Sociedad no han hallado un supuesto legal que les permita ese incremento económico. Todo apunta a que la Sociedad se verá obligada a rescindir parcialmente el contrato y a licitar de nuevo estas obras, que afectan a un 2% de la superficie del parque y a la finalización de la calle Dr. Domagk.

Estos terrenos además precisarán unos trabajos complejos, ya que parte de ellos se sabe ya que están contaminados. Una vez se dispuso de ellos, tras el desahucio del concesionario, se practicaron los primeros sondeos y catas para comprobar la ausencia o presencia de zonas contaminadas. El resultado dio positivo y tras ello se han realizado trabajos de caracterización detallada y de valoración de riesgos en la zona que ocupará la prolongación de la Dr. Domagk.

En la sociedad Parque Central están a la espera de conocer los resultados. En función de ellos se podrán programar los trabajos pendientes en esa zona. Mientras tanto se retiró el fibrocemento y demolió uno de los muros colindantes a Peris y Valero y este martes comenzó la demolición del resto de muros e instalaciones del terreno ocupado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email