GRUPO PLAZA

la conselleria de justicia es consciente de la dilación, en algunos casos de más de 6 meses

El retraso en la inscripción de uniones de hecho genera "incertidumbre" en las parejas interesadas

20/02/2022 - 

VALÈNCIA. El Registro Administrativo de Uniones de Hecho de la Comunitat Valenciana está experimentando una dilación en los trámites de inscripción de hasta más de seis meses. Actualmente dicho registro se encuentra trabajando con las peticiones recibidas entre mayo y junio, tal y como les comunicaron desde el propio organismo a fuentes afectadas con las que contactó Valencia Plaza. La problemática supone para aquellas parejas interesadas "complicaciones" a la hora de querer disfrutar de los derechos que el certificado concede, así como les genera "incertidumbre", según diversos expertos contaron a este medio.

La Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública declaró ser consciente del retraso, que achaca a la necesidad no cubierta aún de aumentar el personal para este servicio y a la realización mayoritaria de los trámites pertinentes "en papel", dado que muchos interesados optan por esta vía y no es tan inmediata como la virtual. Además, al guardarse el orden riguroso de incoación, se focalizan en resolver los expedientes más antiguos aunque entren nuevos "con toda la documentación correcta".

Pese a que en 2020 ya se registraron un total de 194.700 parejas de hecho formalizadas en la Comunidad Valenciana, desde el organismo que dirige Gabriela Bravo señalaron un "incremento importante" en las solicitudes presentadas a lo largo de los últimos años. La incapacidad de dar respuesta al volumen de solicitudes emitidas por los ciudadanos pone sobre la mesa una serie de realidades y escenarios que fuentes expertas en abogacía de familia han identificado en sus labores más recientes.

El detonante del problema, como lo describen estas fuentes, es el carácter constitutivo de la inscripción. Es decir, hasta que no se oficializa el registro, los derechos reales no nacen. A ello cabe sumar la figura del silencio administrativo. En el Registro, el silencio tras los tres meses inmediatos a la solicitud y presentación de la documentación se considera negativo.

Por ello, no recibir ninguna notificación desde este órgano supone esa "incertidumbre" de la que alertan los abogados, pues los interesados no podrían saber con claridad si se trata de una denegación de la petición o simplemente se están procesando las inscripciones pendientes desde hace más de medio año.

¿Qué derechos se pierden durante el tiempo entre que presento la documentación y la unión se certifica?

El bufete Sáez y Asociados enumera varias ventajas que los interesados pierden por culpa del retraso: la solicitud de licencias, situaciones administrativas, provisión de puestos de trabajo, permisos o ayudas familiares; el recibo de subvenciones, tributos autonómicos, indemnizaciones o normas presupuestarias; el derecho de alimentos, ya que quienes convivan en unión de hecho formalizada tienen la obligación de prestarse alimentos en la forma y cuantía prevista por el Código Civil; la representación legal en situaciones de declaraciones de incapacidad, prodigalidad, ausencia, fallecimiento y desempeño de las funciones de tutela y curatela; o el derecho a percibir pensiones de viudedad, pensiones por accidentes laborales o enfermedades profesionales.

Para reclamar derechos como el de la pensión de viudedad, las fuentes consultadas están de acuerdo en que se debe "acudir a los tribunales". Estos pleitos contra la Administración pueden ser "duros", sobre todo teniendo en cuenta que el fondo de la cuestión no es otro que una "laguna legal importante", por lo que en muchos casos sale a la palestra la figura del notario.

Recurrir a notarías es, precisamente, una de las principales recomendaciones que los expertos hacen. A la hora de tener que aportar pruebas en el juzgado para defender su situación pese a no estar formalizada, las parejas necesitarían levantar un acta notarial con la información del proceso de solicitud y copia de la documentación que se presentó ante el Registro.

Los casos que han llegado sobre esta cuestión a los diferentes bufetes contactados por este diario "no han sido muchos", pero advierten que se trata de un problema "largo" que ha afectado, mayoritariamente, a personas de mediana edad o mayores, las que más parecen haberse interesado por este tipo de unión. En palabras de una profesional consultada al respecto, el funcionamiento de la justicia valenciana está siendo "de escándalo".

Foto: Rafa Molina

La Conselleria, en busca de la optimización del Registro

La Conselleria de Justicia dio a conocer a Valencia Plaza su respuesta a la situación actual que viven las personas afectadas. Por un lado, se están tramitando incorporaciones al equipo de trabajo, aún a la espera de que la Conselleria de Hacienda dé el visto bueno a dicho gasto, lo cual podría provocar que los procesos "se alargasen". Por el otro, afirman que se están reforzando los sistemas informáticos para que cada vez más personas puedan y opten por realizar la tramitación telemáticamente.

No obstante, donde "más se tarda", en base a la experiencia, es en los procesos de subsanación de la documentación aportada: "En muchas ocasiones hay que realizar un segundo requerimiento". La presentación incorrecta de los documentos suele ser "lo habitual" en la mayoría de casos con los que se han topado en el Registro.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme