GRUPO PLAZA

ENTREVISTA A LA SECRETARIA GENERAL DE LA FEDERACIÓN DE SANIDAD DE CCOO-PV 

Rosa Atiénzar: "Se comete el error de abordar una crisis epidemiológica como una crisis asistencial"

1/08/2021 - 

VALÈNCIA. "Se comete el error de abordar una crisis epidemiológica como una crisis asistencial". Así lo considera Rosa Atiénzar, quien fue reelegida como secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-PV (FSS CCOO-PV) el pasado mes de mayo. Desde hace casi un año y medio, han sido un actor clave para negociar con Sanidad las medidas para capear la crisis de la covid, aunque no siempre han conseguido llegar a consensos a través del diálogo.

Según señala Atiénzar, desde el departamento de Ana Barceló tendría que haberse gestado un impulso al área de Salud Pública, la que considera como "la gran olvidada de la pandemia" al no haber sido reforzada adecuadamente y desviar algunas de sus tareas, como el rastreo, a Atención Primaria. La secretaria general de FSS CCOO-PV también lamenta la falta de talante negociador del equipo de Sanidad, ante lo que alude a la necesidad de un cambio.

Rosa Atiénzar es enfermera de la UCI Neonatal del Hospital La Fe de Valencia y está vinculada a CCOO desde el año 2005. Ha formado parte del equipo de atención llevando a cabo Elecciones Sindicales en distintas empresas, ha formado parte de varias secciones sindicales, hasta que en 2012 pasó a formar parte de la Comisión Ejecutiva de la FSS CCOO-PV y en 2017 fue elegida Secretaria General.

- ¿Cómo se presenta el verano en la sanidad valenciana?

- Se presenta con mucha incertidumbre y mucha preocupación. No podemos decir cómo va a evolucionar, solo vemos cómo está la situación. Pero se podía dar y pensamos que se ha dado una falta de previsión muy importante que lamentamos. El hecho de no renovar a los 3.500 profesionales que estaban contratados para el refuerzo de covid justo a 31 de mayo, a las puertas del verano,...

"El riesgo de repunte en verano era alto"

Es verdad que la incidencia era baja, pero es que ya lo vivimos el año pasado. Justo es el verano cuando se incrementa la movilidad y se estaban levantando ciertas restricciones. El riesgo de repunte era alto. Esa falta de previsión, junto con el retraso en la aprobación del plan de vacaciones, nos pone en una situación bastante complicada por la falta de profesionales.

Vemos el futuro con preocupación. El año pasado ya vimos una tendencia alcista durante todo el verano que se terminó de consolidar con esa tercera ola en el mes de diciembre, en la que sufrimos mucho. 

- Decía la consellera de Sanidad, Ana Barceló, hace unas semanas que se estaba frenando la quinta ola. ¿Cómo lo ve?

- Pues esperamos que se consolide esa tendencia, pero sinceramente a la vista de los datos no lo veo. Hay una cuestión que a mí me preocupa. Nos fijamos para hablar de la presión asistencial en la hospitalización y la ocupación de las camas UCI, pero es que la atención sanitaria es mucho más amplia. Nos preocupa el bloqueo en la atención asistencial en Atención Primaria. 

"Nos preocupa el bloqueo en la atención asistencial en atención primaria"

Ahí es donde se resuelven más del 90% de los problemas de salud de la población y, en estos momentos, es inaccesible. Está totalmente superado y no tiene refuerzos suficientes para atender a la población. Está en una situación límite. Pensamos que cuando hablamos de presión asistencial tenemos que ver qué calidad asistencial estamos ofreciendo a la ciudadanía y, con el bloqueo de la Atención Primaria, es bastante deficitaria. 

- ¿Cuál es la situación que se está dando?

- Se junta todo. Mucha actividad del rastreo se ha derivado a los equipos de Atención Primaria sin que se haya incorporado un refuerzo adicional suficiente que permita al equipo de Atención Primaria poder dedicarse a ello. Se junta con el verano, en el que parte de la plantilla está descansando y no se ha cubierto. Tenemos menos profesionales atendiendo más presión asistencial, a parte de la demanda ordinaria que hay, y es imposible. El otro día hablaba con un médico que tenía en un día a 60 personas citadas porque su compañera estaba de vacaciones. 

- ¿Y en los hospitales? ¿Cómo está la situación? Se habla de apertura de plantas covid, desprogramación,...

- La presión asistencial en hospitales ha bajado un poco. Aunque ya se sabe que el número de contagios se produce primero y las complicaciones se conocen después. En algunos departamentos la presión en las UCI es elevada, porque hay una ocupación importante, como en el departamento de Gandia. Sobre todo si tenemos en cuenta que hay otras patologías que también necesitan cuidados intensivos. 

"Tenemos un 25% de camas ocupadas de UCI solo con pacientes covid, pero eso no significa que el 75% restante esté vacío"

Si tenemos casi 100 personas en la Comunitat Valenciana en este momento necesitan camas de UCI, y en total tenemos unas 400, pues tenemos un 25% de camas ocupadas solo con pacientes covid, pero eso no significa que el 75% restante esté vacío, porque hay otras patologías que las requieren. Eso lleva a que algunos departamentos con más presión tengan que poner en marcha planes de contingencia, que creo que se van a mantener al menos hasta que no se consolide la reducción en la presión asistencial. 

Y si trabajamos de manera preventiva, teniendo en cuenta la posibilidad de que se incremente la presión, tendrían que estar trabajando para habilitar espacios y personal que puedan atender la población. 

- ¿Hay escasez de personal?

- Hay categorías de personal que se sabe que va a haber escasez, como la de los facultativos durante todo el año. Por eso es tan importante prever los planes de vacaciones y las sustituciones con tiempo y poder ofrecer contratos y condiciones de trabajo de verdad, que sean atractivas para esos profesionales, porque de otra manera no somos competitivos con otras autonomías y países.

"Le reprochamos a la conselleria esa falta de previsión en personal"

También enfermería es una categoría que durante toda la pandemia ha estado muy demandada y en verano ya era deficitaria. Por eso le reprochamos a la conselleria esa falta de previsión. Porque ya sabe lo que va a necesitar, que va a ser difícil de contratar y no planifica con tiempo suficiente la cobertura de esos profesionales en los departamentos donde hace falta. 

- Es habitual la queja por parte de los sindicatos de que el Plan de Ordenación de Recursos Humanos no concreta nada. 

- Podrían plantearse desarrollar el plan de recursos humanos. Se aprobó en 2017, ha caducado en 2020 y no se ha desarrollado. Era un plan ambicioso, para un espacio corto de tiempo y muy enfocado a dar cobertura a la prórroga de la jubilación e incorporaba algún tema que no compartíamos, por lo que votamos en contra. Tenía cosas positivas, pero solo era una declaración de intenciones, y el tiempo nos ha dado la razón. Cuatro años después, no se han desarrollado los descriptores de puestos, no se han determinado las funciones, los profesionales disponibles o evolución de plantillas. 

Pero nos encontramos hoy sin plan de ordenación, porque no se ha desarrollado nada a las puertas de una jubilación masiva de profesionales altamente cualificados y con una planificación deficiente en necesidades de recursos humanos en el sistema público valenciano. Entre el 25 y 30% de la plantilla se jubilará en los próximos cinco años.

- Se ha vuelto a perder el rastreo del virus. Da la sensación de que estamos en un bucle infinito. ¿Cómo abordarlo?

- Tenemos la sensación de que vivimos el día de la marmota y lo que falta a veces es cultura preventiva. Desde del principio se está cometiendo el error de abordar una crisis epidemiológica como si fuera una crisis asistencial. Por lo tanto, hay un esfuerzo que se tiene que implementar y mantener en el tiempo mientras dure la pandemia, que es en la parte de la prevención y detección precoz, y eso sería un refuerzo potente de salud pública, que es el gran olvidado de esta pandemia. 

"Tenemos la sensación de que vivimos el día de la marmota y lo que falta a veces es cultura preventiva"

Se ha trasladado gran parte a la atención primaria, pero la salud pública, que es donde se hace epidemiología, atención precoz o los programas preventivos, prácticamente no se han reforzado. Se ha hecho de manera puntual, pero no adecuadamente. Pensamos que esto se debe a que no se tiene integrada la prevención como primera fase de la atención y creemos que es un error. Se ha dado una respuesta muy rápida para atender la patología que genera la covid, pero no se refuerza con la misma intensidad para prevenir los contagios.

Salud Pública es quien tiene la capacidad de atender a las situaciones epidemiológicas y entendemos que desde la conselleria no se está reforzando adecuadamente. Mientras no se incorpore la cultura de la detección precoz, de controlar los casos en su origen y de la necesidad de cortar lo más rápido posible las cadenas de transmisión, estaremos en el día de la marmota. Son compañeros que trabajan mucho, muy bien y con mucha intensidad, pero el día tiene 24 horas. 

De hecho, en la tercera ola, llegaron a acumular una media de 500 horas de exceso de jornada por el volumen de carga que tenía que atender, porque la plantilla está en torno a las 1.000 personas y no todos son de epidemiología.

- ¿Cuál es el déficit de la plantilla de Salud Pública?

- Estamos haciendo un estudio, pero lo que sí sabemos es que en los últimos años 5 o 6 años la plantilla se ha reducido en más de 200 personas. No es que sea ahora deficitaria, sino que ha ido perdiendo empleo, se han ido amortizando puestos. Calculábamos el otro día que al menos 200. Nosotros pensamos, y es una estimación, pero al menos sería necesario incrementar entre el 30 o 40% de lo que hay.

En la tercera ola llegaron a acumular una media de 500 horas de exceso de jornada por el volumen de carga que tenía que atender, porque la plantilla está en torno a las 1.000 personas y no todos son de epidemiología, que recogerá alrededor de 300.

- ¿Está viendo intención de reforzar el sistema de forma estructural por parte de Sanidad?

- Declaraciones sí. En la mesa sectorial han dicho que tienen una clara intención de, para el presupuesto del año que viene, recuperar el empleo necesario y que lo estaban estudiando. Actos concretos, con una propuesta concreta, no. Esperamos que no más tardar, la primera quincena de septiembre, podamos tener un documento y empezar a trabajar sobre esa cuestión.

"No podemos continuar parcheando las necesidades del sistema sanitario, sino que hay que abordar los problemas en origen"

No podemos continuar parcheando las necesidades del sistema sanitario, sino que hay que abordar los problemas en origen. Y uno de los principales problemas es la falta de recursos humanos además de la temporalidad, que según la Sindicatura de Comptes está sobre el 60%, y eso es una catástrofe para el sistema sanitario. 

- ¿Cree que las figuras de los comisionados de Primaria y Salud mental están mejorando el sistema?

- Con el de Salud Mental aún no hemos tenido oportunidad de hablar, pero con la comisionada de Atención Primaria sí. El hecho de poner dentro de la estructura de los servicios centrales una figura con el objetivo claro para impulsar mejoras es un avance y hay que ponerla en valor. Otra cosa son los recursos de los que se les dote. Nos consta que está trabajando en el tema, pero otra es con el equipo que cuente. Y además, el tema de la covid hace retroceder en la planificación. Pero es urgente revisar el modelo de Atención Primaria y reorientarlo hacia esa parte de prevención y promoción.

- La Conselleria de Sanidad ha licitado una plataforma para favorecer las consultas telemáticas. ¿Es un buen camino?

- Hay alguna cosas que la pandemia ha traído, que en su justa medida pueden ser beneficiosas. Siempre hay trámites administrativos que se pueden hacer por teléfono, algún tema por videoconferencia, pero en Atención Primaria los problemas son otros. Y es que por mucho que desarrollemos la plataforma , si al final los profesionales tienen agendas de 60 personas al día,...

Es una cuestión que habrá que ver cómo se desarrolla, a que población se le oferta por las dificultades de acceso,... Ponerlo en marcha de manera generalizada creo que no será posible, pero será una cuestión de valorar en qué momentos y casos se puede aplicar. Yo creo que la cuestión de la videoconferencia lo veo más ajustado a la hora de coordinarse Atención Primaria con otros especialistas para reducir el número de visitas, por ejemplo.

"El déficit de personal en Primaria está en torno al 25%"

Pero es que hay patologías que se tienen que ver y para las que hay que explorar. Hay problemas de salud que se tienen que ver en persona y escuchar. Y a lo mejor un problema social te está generando un problema de salud, y hay cuestiones que no se deben perder. El déficit de personal en Primaria está en torno al 25%, por lo que la necesidad es dotar a los centros de salud de más plantilla en las que se incluyan figuras que no están presentes como la salud mental. La digitalización está bien, pero en su justa medida. Pero la parte presencial no se puede perder porque se pierde mucha información.

- ¿Han mejorado la relación con la Conselleria de Sanidad? Porque señalaban la falta de uso de la mesa sectorial como un trámite válido. 

- En nuestra relación con la conselleria es evidente que hemos tenido momentos de tensión. Se han dado momentos muy complicados y la actitud de esta federación ha sido siempre propositiva, con colaboración y defendiendo la transparencia. Pensábamos que con un gobierno progresista íbamos a tener menos dificultades en el ámbito de la negociación colectiva.

"Pensábamos que con un gobierno progresista íbamos a tener menos dificultades en el ámbito de la negociación colectiva"

La llegada de Ana Barceló ya nos generó expectativas de mejorar en ese diálogo que no se han cumplido. Pensamos que el equipo tiene mucho margen de mejora y que no tiene el mejor talante en diálogo, participación y negociación y, en esa situación, se tiene que dar un cambio. Se tiene que reconducir. Esto se lo hemos dicho a ellos, y desde nuestra autonomía sindical vamos a seguir reivindicando aquello que consideremos que sea necesario para la mejora de las condiciones. 

Pero en el ámbito de la conselleria, en este tiempo, no son pocos los acuerdos que no se han cumplido, los acuerdos que no se han negociado, las decisiones que se han llevado unilateralmente o información que se pide y no llega. Estamos en una situación tan complicada en el ámbito sanitario, que lo que hay que hacer es justo lo contrario, potenciar el diálogo y alcanzar acuerdos que mejore la situación del conjunto.

- ¿Pensaba que la Conselleria de Sanidad acabaría desistiendo con la Empresa Pública de Salud?

- Nos preocupaba que se creara la empresa pública por el riesgo que tenía para el sistema sanitario. Era una empresa mercantil, que mantiene la independencia de sus departamentos y de sus servicios, que laboraliza las plazas,... Es poner en bandeja el sistema sanitario a una futura privatización. Yo ya sé que hay mucha normativa que facilita la privatización del sistema, pero crear la herramienta para que eso se pueda hacer nos preocupaba mucho. 

Al final, queremos reconocer que hayan recapacitado y que se aplique una fórmula que es respetuosa, está avalada jurídicamente, y respeta los derechos del personal subrogado pero recupera los del personal de la Conselleria de Sanidad, como la movilidad. Y además, es un modelo que ofrece más garantías de continuidad en la parte pública.

- ¿Debería Sanidad acelerar la reversión de las resonancias?

- Lo de las resonancias no tiene justificación ninguna. El 31 de julio de 2018 firmamos en la mesa sectorial el decreto para la integración de las resonancias. En febrero de 2019, el informe del Consell Jurídic Consultiu dijo que adelante. Que en julio de 2021 no sepamos qué fecha, de qué manera, ... Desde que venció el contrato se está prestando en enriquecimiento injusto. Si ya tenía un coste adicional de 20 millones de euros respecto a la gestión directa, esto no tiene explicación. En la última mesa sectorial ya pedimos otra vez que se publicara el decreto y solucionara el tema con la mayor celeridad. 

- ¿Y la farmacia socio sanitaria de las residencias públicas?

- Estamos sin noticias. Nos llama mucho la atención que justificaran la creación de la empresa pública para la integración de las resonancias y la integración de la farmacia sociosanitarias y ahora resulta que para éstas no hay plan. Nos consta que hace ya por lo menos un año se les había requerido documentación sobre los trabajadores. 

"El contrato de la farmacia socio sanitaria en residencias públicas lleva diez años vencido"

Pero en torno a medio centenar de trabajadores y llevan diez años con el contrato vencido. Además, están sufriendo lo que es la travesía en el desierto. Han pasado desde la época de Carmen Montón cuando quiso poner en marcha un programa que ponía en riesgo su trabajo. Luego cuando Barceló lo desechó volvieron a respirar, pero desde lo que parecía que se integraban en la conselleria no han tenido noticias, y esto les genera ansiedad.

Si la fórmula que se ha decidido es la integración directa, que lo comuniquen. Por ejemplo, el programa informático con el que están trabajando, caducó la licencia hace cinco años. Están sin mantenimiento, sin asistencia,... El momento en el que falle, se va a ver perjudicada la prestación del servicio. No solo es que se tenga que resolver por un tema laboral, sino porque se puede ver el riesgo la prestación del servicio.  

- La integración de los consorcios parece un tema que no se va a retomar. 

- Se comentó hace tiempo en una mesa y a partir de ahí no han dicho nada. Es un tema que pensamos que se tiene que retomar. El Consorcio General de València es el hospital de referencia de un departamento y tienen a los profesionales con muchas medidas restrictivas, que les hace estar enconsertados. Pero previo a la integración tienen que resolver algunos puntos de conflicto. 

"Nosotros apostamos por la integración del personal de los consorcios al régimen estatutario"

Por ejemplo, no se justifica que en el Hospital de Provincial de Castellón tengan el convenio desde 2015 sin publicar. Primero, resolvamos. Y luego el nivel de conflictividad que existe en ese hospital, es porque el talante en materia de negociación por parte de la dirección no es lo más deseable. Nosotros apostamos por la integración del personal de los consorcios al régimen estatutario, pero la conselleria también tiene que hacer esfuerzos. 

- ¿Y qué pasa con los interinos?

- Con la oferta de empleo público y la temporalidad, las sentencias están claras. El Tribunal Supremo ya ha dicho en varias que no se puede ser fijo sin superar una oposición. Y el juez también decía que había que incorporar a la normativa básica medidas disuasorias y sancionadoras para combatir la temporalidad. 

En ese sentido, hemos alcanzado un acuerdo temporal en la mesa de administraciones públicas que persigue dos objetivos: reducir la temporalidad en la administración a un 8% con una oferta de estabilización que pueda convocar todas las plazas existentes al 31 de diciembre de 2020 por encima de la tasa de reposición. No con la finalidad de despedir a los interinos, sino que tengan la posibilidad de adquirir un puesto fijo a través de un proceso con plenas garantías jurídicas.

Además, aquellos que hayan sufrido abuso de la temporalidad, si no superaran el proceso selectivo, se les reconoce el derecho a la indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. Además, con el ánimo de que estos procesos de estabilización tienen, dentro de los baremos, que la parte del concurso que tiene que ser el 40% de la nota final mayoritariamente valorará los servicios prestados. No se va a despedir a los interinos, sino se busca que puedan consolidar el empleo.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email