GRUPO PLAZA

Segunda victoria de la EMT de València contra su ex empleada por el fraude de cuatro millones

4/06/2022 - 

VALÈNCIA. Victoria de la EMT de Valencia en el Tribunal de Cuentas por el fraude de la EMT: la ex directiva de la empresa municipal, Celia Zafra, ha sido condenada a pagar los cuatro millones de euros de la estafa perpetrada por unos estafadores contra la firma pública. El Tribunal de Cuentas la considera responsable contable de los hechos: los defraudadores se hicieron pasar por el presidente de la empresa, Giuseppe Grezzi, y un abogado de Deolitte, y Zafra, engañada, les facilitó información sensible y dio curso a ocho trasferencias con destino a Hong Kong.

Fue esa "omisión de los más elementales deberes de diligencia", según el Tribunal, la que la hizo actuar de "forma gravemente negligente" y propició el fraude. El organismo admite que no hay dolo, esto es, que Zafra no actuó a conciencia sabiendo que estaba perjudicando a la empresa. Ahora bien, sí considera que hay "negligencia grave", pues "un criterio de diligencia normal hubiera pasado por consultar [...] a compañeros o superiores" sobre la operación que iba a realizar". Los estafadores le hicieron firmar una carta de confidencialidad, de manera que Zafra no avisó a nadie de lo que estaba haciendo.

Y todo ello se suma a que Zafra se saltó el habitual procedimiento de pago dentro de la entidad. El Tribunal admite que la EMT no tenía un protocolo formalizado pero sí una "práctica regular" que en este caso contravino: "Asumió y ejerció, con plena conciencia, funciones que correspondían a otros cargos directivos de la sociedad, sin tener atribuidas las competencias correspondientes". Por todo ello, la sala del Tribunal de Cuentas condena a la que fuera jefa de Administración a abonar el agujero millonario de la estafa.

La defensa ya ha anunciado que recurrirá el fallo al Tribunal, y más adelante, si se da el caso, al Tribunal Supremo, al considerar "injusta" la sentencia, alegando entre otras cosas que el funcionamiento interno de la EMT facilitó la estafa.


En todo caso, es la segunda victoria de la EMT de València que dirige Giuseppe Grezzi contra la que fuera su trabajadora. Desde el principio, tanto Grezzi como el entonces gerente de la entidad, Josep Enric García, consideraron a Zafra responsable directa de lo ocurrido. Tanto es así que al poco tiempo de conocerse el robo, Zafra fue cesada de manera fulminante. La ex empleada fue a los tribunales y en primera instancia, el juzgado de lo Social declaró improcedente el despido, pero tras el recurso de la EMT, el TSJ falló a favor de la empresa.

Así pues, el alto tribunal valenciano consideró que la conducta de Zafra "constituye una grave transgresión de la buena fe contractual que ha ocasionado además un perjuicio sustancial para la empresa demandad" y que comprometió "la reputación de otros trabajadores, que se vieron involucrados sin su conocimiento en la estafa sufrida por la empresa, a través de la utilización fraudulenta de sus firmas". El TSJ habló de "falta absoluta de criterio y una grave negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones laborales, con la consiguiente pérdida de confianza de la empresa demandada".

Grezzi mostró este viernes su satisfacción por la decisión del Tribunal de Cuentas que "pone negro sobre blanco todo lo que hemos estado diciendo desde el primer momento", al tiempo que reafirmó que el "máximo objetivo es recuperar el dinero para defender los intereses de la empresa municipal y del Ayuntamiento". El edil de Movilidad celebró que "se haga justicia" y expresó su solidaridad "a todas las personas que han estado acusadas injustamente". "Estamos cada vez más cerca de recuperar el dinero", celebró.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme