GRUPO PLAZA

La sexta ola en las cárceles de la Comunitat: 180 internos contagiados y 600 en cuarentena según UGT

12/01/2022 - 

VALÈNCIA (EP). La sexta ola de la covid-19 que arrasa en la sociedad también está afectando a las cárceles de la Comunitat Valenciana que registran, hasta la fecha, 177 internos contagiados --según los datos que baraja Instituciones Penitenciarias-- y unos 120 trabajadores positivos. Acaip-UGT eleva las cifras de presos contagiados a 185 y de empleados a 140. También advierte de 600 presos en cuarentena.

Por centros, el sindicato ha explicado en un comunicado que en el de Picassent se ha alcanzado la cifra de 80 internos positivos y más de 485 en cuarentena o a la espera de pruebas en un total de 20 módulos distintos del centro. Así mismo, hay 28 trabajadores positivos y seis más en cuarentena.

En el centro penitenciario de Castellón 2 (Albocàsser) los internos positivos son 96 y los trabajadores 34. Debido a estas altas cifras la dirección del centro ha decidido anular días de permiso, "algo especialmente penoso teniendo en cuenta que una gran parte de los trabajadores proceden de lugares alejados", ha lamentado el sindicato.

En el centro penitenciario de Alicante 2 (Villena) hay en torno a 50 trabajadores positivos y cuatro internos y otros 110 internos en cuarentena.

Por su parte, en el Centro Penitenciario de Alicante Cumplimiento (Fontcalent) el número de trabajadores contagiados asciende a 15 y otros cinco en cuarentena. En cuanto a los internos, hasta el momento son seis los afectados.

En el Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent no hay internos afectados, pero sí 10 trabajadores; y en el de Castellón 1 tampoco hay internos contagiados pero sí nueve empleados. Por último, en el Centro de Inserción Social Torre Espioca de Picassent hay cuatro trabajadores positivos y ningún interno --este centro acoge a internos en régimen de semilibertad o bajo control telemático. Cuando se detecta un caso positivo se le envía a su domicilio hasta que se recupere--.

Todos estos contagios, ha afirmado Acaip-UGT, "se están produciendo en centros de trabajo con plantillas muy deficitarias, en especial en el personal de vigilancia y sanitario, tensionando mucho el funcionamiento de lo mismos, suponiendo una gran presión añadida".

El sindicato ha advertido de que se están teniendo que habilitar "sobre la marcha" departamentos que se encontraban cerrados por falta de personal. "Ello supone reducir el número de funcionarios que prestan servicio en cada uno de los módulos, lo que supone un riesgo para ellos y para los internos", ha apostillado.

Ante esta situación, desde Acaip han realizado diversas propuestas que no están siendo aceptadas por las administraciones. Una de ellas es la vacunación "cuanto antes" de los trabajadores penitenciarios para evitar que sigan siendo vectores de entrada del virus en un medio cerrado como las prisiones.

La segunda propuesta es volver a implementar los horarios comprimidos para el personal, que estuvieron vigentes hasta el 31 de octubre pasado. "Ello supone reducir el número de desplazamientos a los centros de trabajo y crea grupos más estancos de trabajadores", ha indicado.

Así mismo, propone la puesta a disposición de los trabajadores con síntomas de los test diagnósticos existentes en los centros para tratar de limitar los contagios entre trabajadores y, de éstos, hacia los internos. En la actualidad, en la mayoría de los centros solamente se utilizan para diagnosticar a los internos.

Frente a estas reivindicaciones, Instituciones Penitenciarias ha recordado, en declaraciones a Europa Press, que no tienen competencia ni en vacunación ni en test de antígenos; y sobre los horarios de los funcionarios, ha señalado que se comprimieron "en una situación de excepcionalidad, con un estado de alarma, y ahora es diferente". Así, seguirían trabajando tres días y librando cinco.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email