GRUPO PLAZA

PROYECTO CIUDADANO DE COLECAMINS

Valencia tendrá un anillo de rutas escolares seguras con 3’5 kilómetros

El Ayuntamiento dota con 50.000 euros a la propuesta ciudadana de Colecamins, que diseñará caminos más seguros y eficientes en los barrios de Tres Forques y Patraix

21/11/2016 - 

VALENCIA. Un entramado de rutas seguras para que los más pequeños puedan ir solos al colegio, que se enredan entre en una suerte de círculo, pero acaban por desembocar en las puertas de cinco colegios valencianos. Así es el anell de vianants, un proyecto impulsado por el colectivo ciudadano Colecamins, que componen Ampas de los barrios de Tres Forques y Patraix. El Ayuntamiento de Valencia tiene intención de dotarlo de 50.000 euros, a través de sus concejalías de Movilidad y Urbanismo, dada la trascendencia de un proyecto que quieren hacer extensible al resto del núcleo urbano.

El trazado inicial abarcará 3’5 kilómetros y pasará por los centros que están haciendo los estudios de rutas:CEIP Doctor López Rosat, CEIP Sector Aèreo, CEIP Humanista Mariner, Colegio La Purísima, CEIP Ciutat de Bolònia y CEIP Rodríguez Fornos. Se contempla que también incluya paradas en parques, plazas, centros cívicos, residencias de jubilados y otros puntos de interés vecinal. Es interesante que a la hora de delimitarlo no se ha impuesto ningún recorrido, sino que se ha pedido a los propios alumnos que dibujen el camino que siguen, y en base a ello se ha diseñado un anillo que enlaza las diferentes rutas escolares.

El origen del proyecto se encuentra en una experiencia previa, a cargo de la Policía Local de Valencia, para el colegio Antonio Machado. Se puso en marcha en 2014 en el barrio de Torrefiel, pese a que finalmente terminó en desuso porque el trazado seguía una trayectoria en zigzag. Un grupo de Ampas de Patraix y Tres Forques tomó el testigo y se puso manos a la obra, pero proponiéndose, ahora sí, hacer un estudio previo de las necesidades de los niños. Su objetivo era impulsar un proyecto de “Ruta Segura” similar al que existe en otras ciudades de Europa o Japón, “donde hay un movimiento muy adelantado para que los niños puedan ir solos y de forma segura al colegio”, según relatan.

En septiembre del año pasado, el CEIP Doctor Rosales acaba ganando el primer premio de la Generalitat dentro de la Semana Europea de la Movilidad por ser los primeros en acabar su "ruta". El resto sigue en fase en desarrollo, pero con los resultados de todas los planes de Movilidad de los colegios mencionados llegará el anell. Tras concurrir a la junta de distritos, fueron escogidos por votación popular como la propuesta de inversión a la que se otorga inversión por parte del Ayuntamiento de Valencia. En concreto, se marca un presupuesto de 50.000 euros, que puede verse ampliado en el futuro, ya que tanto la concejalía de Movilidad como de Urbanismo han acabado por incorporarse.

(Fotos: CARLOS ALCAÑIZ)

Cómo será el anillo

Con señales verticales, ajuste de los parámetros de los semáforos, aceras cuidadas y pasos de peatones mejorados, con más visibilidad y orejas; así se espera que sea el anell. Una vez cartografiados los caminos escolares, que como ya hemos dicho se identificaron gracias a las aportaciones de los estudiantes, “la propuesta salió sola”. Hay tantas rutas como alumnos, pero en los estudios se optó por los dos caminos con más afluencia, concretamente por una ruta que transitaba el 21% y otra, el 18%. Además, muchos de los puntos eran comunes entre los centros participantes, lo que permitió vincularlos.

Cabe remarcar el carácter ciudadano de esta propuesta, que se ha forjado a base de encuentros entre colegios, trabajo en comisiones e intercambiando ideas, pese a que se han algunas reuniones con el equipo municipal, en las cuales ha participado el propio concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi. En definitiva, aprovechando “sinergias” entre personas, que es un aspecto que el nuevo equipo municipal quiere empezar a trabajar. Aunque es un diseño programado para una zona concreta, las autoridades confían en que pueda servir como acicate para que otras comunidades escolares se organicen y piensen en sus propias rutas escolares,  de modo que finalmente haya más "anillos".

Todo ello, no obstante, requerirá de una mayor financiación, que es lo que ahora mismo se está buscando. “El recorrido de Patraix tiene hasta 23 puntos negros y, con la aportación que nos han dado solo podemos solventar tres o cuatro”, dicen los padres. Es por ello que el trabajo se proyecta “a largo plazo” y se espera que esté terminado para el final de esta legislatura, es decir, de cara a 2019.

(Fotos: CARLOS ALCAÑIZ)

Incompatibilidad de intereses

Se da la circunstancia de que algunos padres llevan a sus hijos en coche hasta la puerta del colegio porque después se van a trabajar. Algo tan cotidiano como esto repercute en el diseño del proyecto del anell, en constante revisión hasta que sea presentado de manera definitiva. También está el miedo a dejar que los niños vayan solos por la calle. "Para que las rutas escolares funcionen es imprescindible que los padres se conciencien de dejarlos andar solos por la calle, por eso la iniciativa es importante que surja se está haciendo de forma localizada y siempre dando el primer paso desde la ciudadanía”, especifican los miembros de Colecamins. 

Un anillo para todos los niños, con carteles, planos y mejoras urbanas, amenaza con rodear Valencia. “El objetivo final es la concienciación, que la gente vea la importancia de que los niños puedan ir solos por la calle. No es una cuestión de poner señales y ya está, sino de involucrar a todo el barrio en una acción que resulta positiva”, concluyen.

(Fotos: CARLOS ALCAÑIZ)

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email