GRUPO PLAZA

Vithas Valencia 9 de Octubre se consolida como referente en el área materno infantil de Valencia

Foto: KIKE TABERNER

Una atención personalizada, integral y multidisciplinar que se ofrece para todas las patologías de la infancia, desde la realización de un consultorio prenatal y el seguimiento de los problemas que puedan surgir durante la gestación, pasando por la Unidad de Neonatología hasta el manejo del niño grave (UCI pediátrica y neonatal) y la atención y el seguimiento del niño sano hasta que llega a la adolescencia

15/06/2022 - 

VALÈNCIA (VP). Con casi treinta años a sus espaldas, el área de pediatría de Vithas Valencia 9 de Octubre se ha consolidado como un referente en la sanidad valenciana. Y lo ha conseguido gracias a dos elementos clave: ofrecer una atención integral al paciente y poner al paciente en el centro de todo, «nos acoplamos a sus necesidades y a las de sus padres, el trabajo conjunto de nuestro personal con el de otras especialidades, nos permite realizar una valoración exhaustiva y multidisciplinar del niño y aplicamos un tratamiento personalizado para cada paciente», comenta el doctor Salvador Martínez Arenas, jefe del servicio de pediatría de Vithas Valencia 9 de Octubre, junto con el doctor Javier Miranda, que incide en esa idea: «solo así podemos ofrecer una atención sanitaria de calidad y los tratamientos más adecuados a cada patología infantil».

Así, desde que ingresa un neonato en la unidad de neonatología de esta área se le asigna un médico tutor responsable de su estancia que actúa de nexo con los padres, independientemente del especialista que necesite para cada problema. «El tener un profesional que conoce la situación, aporta cercanía y confianza a los padres, hacen que no se sientan perdidos durante la estancia hospitalaria y es una forma de que el paciente esté cobijado y más tranquilo», asegura el doctor Martínez Arenas. De hecho, esa confianza se traslada después a consultas externas, donde hacen los controles de seguimiento y de vacunación, ya que pueden seguir con el mismo médico hasta que sea adulto, «la personalización es muy importante, porque se crea una relación estrecha y siempre tienen a alguien de confianza al que acudir», afirma el doctor Miranda.

Esa atención integral se ofrece para todas las patologías de la infancia, desde la realización de un consultorio prenatal y el seguimiento de los problemas que puedan surgir durante la gestación, pasando por la Unidad de Neonatología que es un referente en toda la provincia, hasta el manejo del niño grave (UCI pediátrica y neonatal) y la atención y el seguimiento del niño sano hasta que llega a la adolescencia y ya pasa a una atención primaria de adultos.

Foto: KIKE TABERNER

Y no solo del niño, sino también de los padres, para transmitirles confianza y tranquilidad en todas las etapas del embarazo y los primeros meses después del parto. Por ejemplo, si bien es la unidad materno-fetal la que lleva el control del embarazo, siempre está en contacto directo con el área de pediatría por si se detecta un problema en el niño antes del parto. En ese caso un pediatra será el encargado de informar y asesorar a los padres sobre los pasos a seguir, además de estar presente en el parto para que el recién nacido cuente con atención especializada en el momento.

También organizan rutas del parto para informar a las madres de todo el proceso; talleres de lactancia, ofreciendo la formación e información necesaria para solucionar los problemas de lactancia; o talleres de reanimación cardiopulmonar, para ayudar a los padres a afrontar los primeros atragantamientos con las primeras tomas. «Intentamos practicar una pediatría centrada en el paciente y su familia», asevera el doctor Miranda.

Equipo multidisciplinar

Para ello, el área de pediatría cuenta con un equipo multidisciplinar compuesto por 19 pediatras especializados en diferentes áreas relacionadas con el cuidado de la infancia, a los que se unen enfermería y auxiliares, todos ellos en constante formación. A ello se suma que cuentan con la última tecnología, disponen de los últimos y más completos respiradores de ventilación invasiva y no invasiva, incubadoras, equipos de monitorización de constantes vitales, administración de gases medicinales específicos (como óxido nítrico) para patologías graves, entre otros, para «dar la asistencia de calidad que el paciente requiere», remarca el doctor Martínez Arenas.

Además, el equipo se coordina con otras unidades del centro para la evaluación del paciente cuando este la requiere, «como por ejemplo traumatología infantil, urología infantil, cirugía pediátrica, alergología, otorrinolaringología, son profesionales de adulto, pero que tienen formación pediátrica y a los que podemos acudir con garantías», explica el doctor Miranda.

UCI pediátrica y neonatal

Para los casos más graves, la unidad cuenta con el apoyo de una UCI pediátrica y neonatal, que cumple los estándares establecidos por la Sociedad Española de Neonatología como centro de nivel III-b, y está coordinada por pediatras con formación específica y está completamente equipada para atender a todo tipo de patologías, desde la semana 24 de gestación, con excepción de cardiopatías congénitas que se derivan a especialistas en cirugíaa cardiaca neonatal. Las más frecuentes son las asociadas a la prematuridad y a la inmadurez, sobre todo problemas cardiopulmonares y neurológicos.

Foto: KIKE TABERNER

Precisamente esta UCI es un ejemplo de la manera de entender la medicina en la unidad, ya que los padres pueden acompañar a sus hijos las 24 horas, «es una UCI más humanizada, cuenta con BOX individuales, es menos rígida, lo que repercute positivamente en los niños. Además, es un reflejo de cómo ha evolucionado la medicina intensiva neonatal. Antes era una copia de la de adultos y era muy agresiva y ahora, conforme ha evolucionado la tecnología, es mucho menos invasiva y agresiva, lo que mejora mucho la supervivencia del paciente».

Otro ejemplo de esa humanización del servicio es el implicar a los padres para que participen en las decisiones. «Les explicamos las opciones y les pedimos que nos digan que necesitan, que opinen… Poder participar en el proceso es algo que los padres agradecen, porque sienten que están contribuyendo, de alguna manera, a la mejora de su hijo», aseguran los jefes del servicio de pediatría de Vithas Valencia 9 de Octubre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme