GRUPO PLAZA

La compañía renuncia a los 106 millones del perte pero garantiza su compromiso con la planta

Ford evita poner plazos a la electrificación de Almussafes 

Foto: EDUARDO MANZANA
25/08/2022 - 

VALÈNCIA. Ford retrasa su planes de producción en España y, por ende, la electrificación de la factoría valenciana de Almussafes. Un reajuste en sus planes que ha llevado a la multinacional a renunciar a los 106,3 millones de euros del Perte del vehículo eléctrico que el Gobierno de España le había preasignado y que se iban a destinar a la transformación de la planta. No obstante, esta decisión no implica que no siga adelante con sus planes para producir nuevos modelos eléctricos en la factoría valenciana, tras ganar la batalla a Saarlouis, sino que todavía debe definir su calendario de producción.

La compañía todavía no tiene cerrada la inversión ni ha definido los modelos que se van a fabricar, por lo que ha visto imposible cumplir con el horizonte de 2026 fijado por Bruselas para la ejecución de los fondos europeos. Un requisito temporal que Ford ve inasumible tras hacer una revisión de sus previsiones a nivel mundial y concluir que habrá "retrasos en sus planes de producción para España", admite la firma en un comunicado. 

Se trata, por tanto, de una reprogramación de las inversiones que afectarán a su calendario, aunque todavía sin una estimación concreta de cuándo se iniciará esa transformación de Almussafes, señalan fuentes de la compañía a este diario. En un principio, se barajó la posibilidad de que el primer coche eléctrico que saliera de la fábrica fuera en 2025, pero a la vista de esta redefinición de sus planes esa fecha podría demorarse.

Eso sí, la firma del óvalo deja claro que sus planes de electrificación para la planta valenciana de Almussafes siguen adelante porque mantienen su "compromiso" con la factoría. Aunque la renuncia al Perte evidencia que todavía está por determinar los modelos y la adjudicación final. Así, lo creen también los sindicatos que consideran que habrá atrasos en la electrificación que, sin embargo, sigue garantizada porque la inversión "no está en cuestión", remarcan para pedir "tranquilidad".

Foto: EDUARDO MANZANA

Y es que desde que el pasado 22 de junio Ford anunciara que Almussafes se adjudicaba los nuevos modelos eléctricos de la firma, no han trascendido los detalles. Lo previsible es que serán coches para la nueva plataforma GE2, cuya primera versión la GE1 se utiliza para el Mustang eléctrico. Una indefinición interna en el seno de la propia compañía que les ha llevado a renunciar al Perte al convenir que no podrían hacer frente a los requisitos impuestos para optar a los fondos.  

"Recientemente revisamos nuestras previsiones para Europa, que introducen un retraso en nuestros planes de producción para España, lo que significa que no podemos aprovechar el programa de financiación Perte", explican desde la compañía en un comunicado.

"Compromiso" con Almussafes

La propuesta del grupo estadounidense era una de las más beneficiadas en la propuesta provisional publicada a principios de mes por el Ministerio de Industria, tras obtener un 15% del total asignado en primera instancia, unos 106,34 millones de euros: 68,5 como subvención y 37,8 en forma de préstamo. Sin embargo, únicamente se habían asignado el 25% del total de los fondos previstos. Este 

En cualquier caso, Ford subraya que mantiene su "compromiso con la planta de Valencia" ya que las operaciones de Ford en España "siguen siendo una parte fundamental" de su estrategia para Europa".  "Agradecemos al Gobierno español su cooperación y esperamos trabajar en colaboración con ellos y la Generalitat Valenciana para buscar oportunidades de financiación adicionales a medida que avanzamos hacia una gama de vehículos de pasajeros totalmente eléctricos para 2030", subrayan desde la multinacional. De hecho tanto desde Industria como desde el Consell no cierran la puerta a que el proyecto pueda optar a otro tipo de ayudas en un futuro.

Foto: EDUARDO MANZANA

Al respecto, fuentes de la Generalitat Valenciana aseguran que Ford "confía en Valencia mas allá del Perte" y que esta decisión únicamente obedece a "una reprogramación de las inversiones que hace imposible que pueda acceder al Perte". 

Por tanto, consideran que la decisión es "un cambio en sus plazos, no de sus planes" dado que el "compromiso con Almussafes se mantiene" y se seguirá trabajando tanto desde el gobierno autonómico como desde el estatal para la transformación de la factoría.

También, desde el departamento que dirige Reyes Maroto remarcan que la decisión de Ford de renunciar al Perte es "exclusivamente corporativa"  no afecta a su inversión prevista en la planta valenciana de Almussafes.
"La renuncia se debe exclusivamente a una decisión corporativa que redefinirá el calendario y el alcance de las inversiones a realizar en España, centradas en una nueva plataforma de vehículo eléctrico y en el nuevo modelo de negocio que llevará asociado", aseguran.

De esta forma remarcan que la redefinición del tiempo y del alcance de las inversiones de la compañía "no cuestiona, en ningún caso, la decisión de Ford de invertir en Valencia, que es una decisión firme y clara para la planta de Almussafes". Por todo ello, Industria asegura que el Ejecutivo mantiene "su compromiso de apoyo a Ford en las inversiones presentes y futuras que realice en España".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme