Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

La FED no pondrá el piloto automático a sus planes de aumento de tipos

El experto aborda lo que puede dar de sí la reunión de la Reserva Federal de EE UU, cuyo desenlace se conocerá en la tarde española de mañana jueves

7/11/2018 - 

MADRID. La sólida base económica en Estados Unidos continúa validando la trayectoria de la Reserva Federal (FED), a pesar del aumento de la aversión al riesgo recientemente visto en los mercados. Como resultado, esperamos que el FOMC mantenga su rumbo libre de presiones políticas y continúe con la normalización de la política monetaria. En esta etapa, no esperamos que el reciente aumento en la aversión al riesgo y la volatilidad del mercado de valores desvíen a la Reserva Federal de su trayectoria. El acta de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto del 25-26 de septiembre es particularmente esclarecedora sobre este punto. 

La Reserva Federal se mantiene confiada y optimista sobre las perspectivas de crecimiento de la economía de Estados Unidos, y más en particular sobre la capacidad de la mayoría de las empresas afectadas por los aranceles para transferir esos aumentos de precios a los hogares.
Las actas también muestran que la última subida de tipos fue aprobada por unanimidad, y que la mayoría de los miembros del comité prefirieron ir más allá del tipo neutral, el nivel de tipo de interés que ni estimula ni restringe el crecimiento económico. Las estimaciones para este tipo actualmente están entre el 2.5% y el 3%.
 
Como resultado, el mensaje de la FED es claro y los mercados lo han entendido. La prueba de ellos es que los mercados no han revisado sus expectativas de alza de tipos y aún anticipan tres aumentos para finales de 2019. Esta visión se ha arraigado a pesar de un aumento en la aversión al riesgo ante un crecimiento más lento en China, los temores sobre el Brexit y la trayectoria fiscal, las tensiones geopolíticas y el aumento del proteccionismo en Italia, todo lo cual ha contribuido a la alta volatilidad en los mercados de renta variable.
 
La confianza de la FED se basa en datos económicos que demuestran la fortaleza de la actividad económica en Estados Unidos:

  • En el tercer trimestre, la economía de EE UU creció a una tasa de crecimiento anual del 3,5%, una caída de con respecto al 4,2% del segundo trimestre, pero aún muy por encima de su potencial.
  • Este crecimiento fue impulsado por el gasto del consumidor, que aumentó por séptimo mes consecutivo (a una tasa anualizada del 4%) y fue una consecuencia directa de los recortes de impuestos del presidente Donald Trump.
  • El gasto personal básico (Personal Consumption Expenditure (PCE)), que es el indicador de inflación favorecido por la Reserva Federal que mide los gastos de consumo personal, se mantuvo estable en un 2% por quinto mes consecutivo. Un aumento en los precios y salarios está siendo compensado por una desaceleración en los precios inmobiliarios.

Esta convergencia de la actividad económica indica claramente una economía estadounidense que avanza y valida la disposición de la Fed para detener el estímulo monetario e ir más allá de los tipos neutrales. Como resultado, esperamos que el FOMC mantenga su rumbo libre de presiones políticas y continúe con la normalización de la política monetaria. Por lo tanto, esperamos que se anuncie un alza de tipos en la reunión de la Fed de los días 18 y 19 de diciembre, hasta llegar a un total de cuatro aumentos en 2018. También esperamos otras dos alzas en 2019.

Es importante tener en cuenta, sin embargo, que la FED no pondrá el piloto automático a sus planes de aumento de tipos. El banco central quiere encontrar espacio para maniobrar en caso de que la economía de Estados Unidos alcance su punto de inflexión. Pero el FOMC será pragmático y vigilará la evolución de los datos económicos, con total independencia de la presión política.

Franck Dixmier es director global de Renta Fija en Allianz Global Investors

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email