GRUPO PLAZA

A 31 DE MARZO TENÍA 2,6 MILLONES

El veterano periodista y académico Luis María Anson liquida su sicav Yak Investment

3/06/2021 - 

VALÈNCIA. Luis María Anson ha dado carpetazo a su sicav Yak Investment, según ha podido saber este diario. El pasado 6 de mayo, la junta general extraordinaria de accionistas de dicha sociedad acordó por unanimidad disolverla y liquidarla. Para ello aprobó simultáneamente el balance de disolución y liquidación de la misma, la cuota de liquidación a percibir por los accionistas y el inicio de los trámites pertinentes en orden a la exclusión de la negociación de las acciones ante BME MTF Equity, el antiguo Mercado Alternativo Bursátil (MAB) donde venía cotizando.

Asimismo, la junta de dicho vehículo de inversión presidido por el veterano periodista y académico pidió la exclusión del registro contable de las acciones ante Iberclear; además de la baja como institución de inversión colectiva en el registro administrativo correspondiente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Precisamente el organismo supervisor certificó la 'defunción' de Yak Investment el pasado 28 de mayo.

Al cierre del primer trimestre del año, último dato público de la institución presidida por Rodrigo Buenaventura, dicha sicav contaba con un patrimonio de 2,60 millones de euros, el más bajo de los últimos años. Pero lo que daba una idea de que la sociedad estaba dando sus últimos coletazos era que a esa fecha (31 de marzo) solo contaba con 4 accionistas frente al mínimo legal de los 100, tal y como se recoge en el artículo 9, del capítulo II de la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva.


Además, echando un vistazo al informe público en la base de datos de la CNMV no contaba con ninguna posición abierta, ni en renta variable, ni en renta fija, ni tampoco en instituciones de inversión colectiva. Todo estaba en liquidez, síntoma claro de que no iba a tardar mucho en ser liquidada.

Yak Investment, que estaba domiciliada en Madrid, fue debidamente registrada por el supervisor español en marzo de 2001, cuya gestora hasta el momento de la liquidación era el gigante suizo bancario UBS, que también corría a cargo de la depositaría.

Echando un vistazo a la imagen inferior, que corresponde a sus datos generales en BME Growth, basta observar que a fecha del pasado uno de junio -todavía estaba en trámites de que dicho mercado la diera de baja- solo tenía un patrimonio de 65 millones de euros. Conviene recordar que el mínimo legal está establecido en los 2,4 millones de euros y cualquier incumplimiento -tanto de patrimonio como de número de accionistas- equivale a regularizar la situación en un plazo máximo de un año o, de lo contrario, a fusionarla con otra -o con fondo de inversión-, transformarla en otro tipo de sociedad o liquidarla como ha sido el caso de Yak Investment.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email