GRUPO PLAZA

Regadíos de Valencia y Castellón recibirán 18 millones de fondos de la UE para su modernización

14/01/2022 - 

VALÈNCIA (EP). El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a través de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA), destinará un total de 55.985.490 euros de los fondos europeos canalizados por el Gobierno en el plan de recuperación, transformación y "resiliencia" para la primera fase del programa de modernización de regadíos sostenibles en la Comunitat Valenciana.

Este viernes se han formalizado tres convenios para invertir 18,3 millones (IVA no incluido) en la Acequia Real del Júcar y Llíria (Valencia) y en la Vall d'Uixó (Castellón). La firma se ha celebrado en un acto en el Palau de la Generalitat con representantes de las entidades de regantes.

El objetivo de las actuaciones es digitalizar y automatizar el riego para ahorrar agua, posibilitar el uso de aguas regeneradas para conseguir más recursos disponibles y reducir costes energéticos con plantas solares fotovoltaicas.

Los acuerdos se suman a las inversiones comprometidas a principios de diciembre en los regadíos de la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante Margen Izquierda del Segura (Alicante), por valor de 37.625.230 euros (IVA no incluido).

En esta primera fase del plan de modernización de regadíos contemplado en el programa de "resiliencia" del Gobierno, el MAPA
modernizará un total de 32.454 hectáreas de regadíos sostenibles en la Comunitat Valenciana con 25.546 regantes beneficiarios.

Como anunció el ministro del ramo, Luis Planas entre las fases I y II del plan de recuperación, la Comunitat recibirá un total de 103 millones de los fondos Next Generation para modernización de regadíos, lo que supondrá el 13% de la inversión total nacional.

En su intervención, el presidente de SEIASA, Francisco Rodríguez Mulero, ha hecho hincapié en el esfuerzo inversor para modernizar regadíos y ha destacado que la Generalitat tenía previstas estas actuaciones antes de la llegada de fondos europeos. También ha resaltado que en la última legislatura se ha multiplicado por más de siete la inversión destinada a este tipo de actuaciones en la huerta valenciana: de los 15 millones consignados en el periodo 2012-2018, a 113 millones de 2019 a 2021.

Como 'president' de la Generalitat, Ximo Puig ha asegurado que las inversiones servirán para seguir manteniendo a la agricultura valenciana a la cabeza del sector, con perspectiva de futuro en esta "década de grandes oportunidades". Ha defendido además que el sector primario tenga fortaleza y se mantenga unido.

También la delegada del Gobierno en la Comunitat, Gloria Calero, ha pedido que el agua no se utilice como elemento de confrontación entre los territorios de España, en alusión al trasvase Tajo-Segura: "El agua es vida".

Las comunidades de regantes aportarán el 20%

En concreto, las inversiones del plan para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en regadíos tienen un carácter público-privado, por lo que la aportación pública será de un máximo del 80% del coste de los gastos elegibles, mientras que las comunidades de regantes aportarán el resto.

El proyecto de la Acequia Real del Júcar, firmado con su presidente Antonio Cost, prevé la modernización de 857 hectáreas de regadíos en los municipios valencianos de Guadassuar y Alzira, mediante obras medioambientales y de adecuación de las redes de transporte y distribución de los sectores 12 y 13. Cuenta con un presupuesto de 11.554.000 euros (IVA no incluido) y beneficiará a 2.207 regantes.

Se pretende ahorrar agua con la implantación de nuevas tecnologías y la automatización de la gestión del riego, incluyendo sistemas de telecontrol, y ahorrar costes energéticos con la instalación de plantas solares fotovoltaicas en los cabezales de riego.

En segundo lugar, el convenio con el presidente de la Comunidad de Regantes de Llíria, José Alfonso Soria, tiene un valor de 3.826.600 euros (IVA no incluido). Las actuaciones afectarán a una superficie de 7.721 hectáreas y beneficiarán a 4.240 regantes en las localidades valencianas de Llíria, Benisanó y Marines.

La intención es mejorar la eficiencia hídrica y la calidad de las
aguas con incorporación de energías renovables y la integración de un
sistema de gestión para todo el área regable de la comunidad de regantes. También garantizar las necesidades de suministro hídrico de calidad mediante el empleo de aguas regeneradas e implementando sistemas de filtrado, junto a instalaciones solares fotovoltaicas para optimizar costes y reducir emisiones o la digitalización y telecontrol de la gestión del riego.

Por último, el acuerdo sellado con el vicepresidente de la Comunidad de Regantes de Vall D'Uixó, Manuel Segarra, por valor de 2.979.660 euros (IVA no incluido), permitirá modernizar una superficie de 876 hectáreas y beneficiar a 899 comuneros del municipio.

Se busca maximizar el uso del agua regenerada procedente de la
EDAR (estación depuradora de aguas residuales) para regar, disminuir costes energéticos mediante la implementación de dos plantas solares fotovoltaicas y mejorar el control del riego mediante una plataforma digital de gestión integral.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email