Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

València retrasa inversiones como la plaza de Brujas y la mejora de la limpieza por la crisis 

20/06/2020 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València continúa modificando su presupuesto a golpe de resolución para reorientar el gasto con motivo, en buena parte, de la pandemia de coronavirus. Este viernes pasaron por la Junta de Gobierno Local algunos cambios simbólicos, como los que sufrirán las líneas previstas para este 2020 en la plaza de Brujas u otras como la mejora económica para el servicio de limpieza.

Una de las modificaciones aprobadas, la duodécima en lo que va de año, cuyo objeto es "acometer con inmediatez medidas necesarias para atender los diferentes frentes que presenta la crisis sanitaria ocasionada por la Covid", asciende a 4,2 millones de euros y se financiará restando crédito para las mencionadas partidas, entre otras.

De obras a tablets para familias sin recursos

El Servicio de Obras del Ayuntamiento había informado que "se ha producido un reajuste de las anualidades para la contratación" del proyecto de urbanización de la Plaza de Brujas y el entorno de la Lonja, por lo que se podían sustraer hasta 1 millón de euros de este menester. En esta ocasión, el consistorio ha decidido reorientar unos 860.000 euros del total. De esta manera, la mayor parte de esta inversión se retrasará y se reoriganizará en los presupuestos de 2021 y 2022.

Constituye así un montante que irá directamente dirigido a otro tipo de inversiones motivadas por la crisis derivada de la pandemia. Por ejemplo, según recogen los expedientes municipales, a la compra de 970 tablets para que puedan ser repartidas en los centros educativos públicos y concertados del Cap i Casal entre las familias que no tengan recursos.

De limpieza a subvenciones y sanidad

Otro de los apartados afectados por la reconfiguración es el de mantenimiento de jardines. El Servicio de Jardinería Sostenible deja constancia de que está tramitando la documentación para sacar el concurso público del servicio de gestión, mantenimiento y limpieza de espacios ajardinados y arbolado. Una licitación que suponía un incremento presupuestario respecto a la actual contrata y que definitivamente no se hará este año. Se prorrogará el actual presupuesto, y quedarán liberados otros 670.000 euros.

La alameda. Foto: KIKE TABERNER

Por su parte, el Servicio de Licencias Urbanísticas ha entrado en estos cambios también. El departamento de Urbanismo reducirá otros 150.000 euros en la ejecución de obras de seguridad. Novedades estas dos -en jardines y urbanismo- que servirán para financiar parte de otros gastos corrientes por la pandemia.

Es el caso del refuerzo de las ayudas al comercio, a pymes y autónomos y a la Fundación Deportiva Municipal, para facilitar su adecuación sanitaria para su reapertura. Asimismo, el consistorio prevé dedicar estas partidas a asistencia sanitaria, a trabajos de desinfección en los edificios municipales y a reforzar los teléfonos de atención a la ciudadanía.

Se agotan los fondos para imprevistos

Para financiar los nuevos gastos, también se utilizarán los fondos que presupuestan los consistorios para imprevistos. El Ayuntamiento de València utilizará en esta modificación de crédito los últimos 1,4 millones que quedaban en este cajón, que a principios de año contaba con 11 millones. Así, llegado el ecuador del ejercicio, el Ayuntamiento ya ha vaciado los fondos de contingencia y deberá afrontar el resto del ejercicio habiendo gastado esta partida.

El alcalde de la ciudad, Joan Ribó, y el concejal de Hacienda, Ramón Vilar. Foto: AYTO DE VLC

Además, el gobierno municipal ha podido disponer de un dinero 'extra' al liquidar intereses de deuda correspondientes al primer semestre y el verano de 2020. Una operación que ha permitido echar mano de más de 950.000 euros.

Todos los cambios presupuestarios explicados se enmarcan en una modificación que supera los 36 millones de créditos este mes, de los cuales casi 11 irán destinados a gastos derivados de la crisis, como los ya mencionados. En lo que llevamos desde que explotara la pandemia de coronavirus, el Ayuntamiento ha destinado cerca de 30 millones de euros, un tercio de los cuales -10 millones- se ha dedicado a servicios sociales, unos 6,8 millones a ayudas al tejido productivo y al comercio, y destacan 2,7 millones de euros en subvenciones a las fallas y 2 millones invertidos en aplicar el teletrabajo en el consistorio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email