Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

análisis

Banco Santander no recupera su estabilidad en bolsa

14/10/2020 - 

MADRID. El análisis de esta semana coloca su objetivo de nuevo sobre el sector bancario; y más en concreto sobre una de las compañías que más dudas despierta entre sus inversores. Banco Santander continúa su caída en bolsa en un incierto 2020 para los mercados.

Actualmente, la entidad cotiza en torno a 1,6415 euros/acción, arrojando un rédito positivo (+2,35%) desde el 1 de octubre, si bien desde el inicio de año acumula ya unas pérdidas de casi el 58% de su valor.

El negativo escenario en que se mueve el sector bancario en España y Europa -sumado a los apenas visibles resultados de la estrategia empresarial seguida por la entidad cántabra- siguen siendo factores decisivos en la evolución del Santander en el parqué ibérico. De ahí que continúe perdiendo valor de forma gradual desde enero de 2020. 


Visión a largo plazo. Fuente: xStation

Pese a su elevado volumen de inversores, la continuada situación de pérdida comienza a alarmar al inversor, algo que los últimos movimientos propuestos -como la ampliación de capital con objeto de pagar dividendos- no están consiguiendo mitigar. 

En un escenario en que ya se perfilan y comienzan a ejecutar algunas fusiones empresariales -véase el caso de Bankia y CaixaBank-, Santander se enfrenta a una dura contienda cuyo objetivo es recuperar su estabilidad en bolsa, así como reducir su nivel de deuda financiera.

El ratio de endeudamiento de la entidad sigue siendo elevada en exceso (261,79%), algo que su margen de beneficio neto (11,47%) difícilmente puede compensar. Su alta correlación con el mercado (lo cual se recoge en su beta = 1.49), dada su condición cíclica, hace que la situación económica agrave la situación de Santander.

Visión a corto plazo. Fuente: xStation

A nivel técnico, el retroceso de Fibonacci trazado desde uno de sus últimos máximos -alcanzado el pasado 31 de agosto en 1,9789 euros/acción- marca un posible rebote alcista en el nivel 23,6 -ubicado en los 1,6245 euros- de corregir el precio a la baja. 

Su frontera superior la marca el nivel 38,2 -situado en 1,6920 euros-, siguiente resistencia a batir si dicho precio continúa subiendo. El valor más alto alcanzado desde el inicio de octubre es de 1,7315 euros, mientras que el más bajo de 1,5535 euros.

Miguel Momobela es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email