GRUPO PLAZA

ANÁLISIS

¿Qué comprar en bolsa? La americana AMD

10/11/2021 - 

MADRID. Las acciones de Advanced Micro Devices (AMD) siguen sorprendiendo incluso a los más optimistas, subiendo cerca de un 30% en el último mes y cerca de un 63% en lo que va de año. Las acciones cerraron el lunes con un alza del 10%. Este potente repunte hace que los inversores se pregunten cuánto tiempo podría durar el repunte y si el fabricante de chips está cotizando por encima de sus fundamentales. Los últimos datos sugieren que estas ganancias están respaldadas por la sólida ventaja competitiva que AMD, con sede en Santa Clara (California), ha logrado en los últimos cinco años frente a sus rivales del sector.

Además, la subida de antes de ayer vino impulsada por la noticia de que el gigante de las redes sociales Meta Platforms, anteriormente conocido como Facebook, dijo que había elegido los chips EPYC de AMD para su centro de datos. El mes pasado volvió a presentar unos resultados trimestrales muy satisfactorios, junto con una sólida previsión para el cuarto trimestre, lo que sugiere que el auge de los productos electrónicos, impulsado por la pandemia, está lejos de terminar.

AMD prevé unas ventas de 4.500 millones de dólares en el cuarto trimestre, impulsadas por los segmentos de computación y gráficos de la empresa. Esto representa un crecimiento del 39% en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Si la empresa es capaz de lograr esta expansión, las ventas del actual año fiscal aumentarán más de un 50%. Además sigue ganándole cuota de mercado a su competidor Intel, que ahora proyecta un crecimiento más o menos plano para 2021. Según Mercury Research, Intel perdió unos cuatro puntos porcentuales de cuota frente a AMD en el mercado de procesadores para servidores durante el segundo trimestre, en comparación con el año anterior. Es probable que esa tendencia se acelere, ya que los revisores de terceros confirman la espectacular ventaja de rendimiento del procesador EPYC de AMD sobre los productos de Intel.

Competencia

Hasta hace nada, la unidad de centros de datos de Intel abastecía a más del 99% del mercado de chips del núcleo de las redes corporativas y la infraestructura de Internet. Pero ese liderazgo se ve amenazado debido a los años de tropiezos en las actividades de fabricación de Intel.

La división Google Cloud de Alphabet anunció en junio que ofrecería servicios de computación en la nube basados en el último chip de AMD para centros de datos. Los proveedores de computación en la nube como Google y Amazon son algunos de los mayores compradores de chips para centros de datos.


AMD también está mejor posicionada para beneficiarse cuando la escasez de chips perjudica a muchos actores de la industria a causa de la pandemia de la covid-19. Lo que diferencia a AMD es su relación a largo plazo con su principal proveedor, Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), que dirige algunas de las principales plantas de producción de chips del mundo. Este año, TSMC anunció que su segmento de "computación de alto rendimiento", donde reside el negocio de AMD, será un "importante motor de crecimiento" para la empresa de fundición.

En un entorno de ventas sólido, AMD también está consiguiendo mantener los costes bajo control para aumentar su rentabilidad. Su margen bruto fue del 48% en el tercer trimestre, frente al 44% del mismo trimestre del año anterior, ya que los clientes están dispuestos a pagar más por los chips de la empresa. Las previsiones indican que los márgenes brutos sean del 49,5% en el cuarto trimestre. 

Mejora de los precios objetivos

Estas ganancias han llevado a muchos analistas a mejorar sus precios objetivos para las acciones de AMD en los próximos 12 meses. BofA Securities reiteró su calificación de compra y elevó el precio objetivo de 135 a 150 dólares. Las acciones de AMD cerraron el lunes en 138,92 dólares. Wells Fargo también reiteró su calificación de sobreponderadas para las acciones y elevó su precio objetivo de 120 a 145 dólares. Hans Mosesmann, de Rosenblatt Securities, escribió en una nota reciente que hace muy poco que los inversores han empezado a tomarse en serio la historia de 'David contra Goliat' de AMD; Mosesmann elevó su precio objetivo de 150 a 180 dólares. Añade que los negocios de AMD están experimentando "una demanda más fuerte de lo esperado, el aumento de cuota y una ejecución mejor de lo esperado en cuanto a las limitaciones relacionadas con la oferta".

Hay muchos catalizadores potentes que favorecen la trayectoria de crecimiento de AMD. Entre ellos se encuentran el éxito de los lanzamientos de sus productos, el aumento de cuota de mercado y la expansión de los márgenes gracias al control de costes. Mientras estos factores sigan en juego, las acciones de AMD no parecen caras, aunque sigan cerca de máximos históricos.

Haris Anwar es analista senior de Investing.com

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme