GRUPO PLAZA

BANCOS Y TURISMO, LOS sectores MÁS CASTIGADOS

Año I de la covid-19 en bolsa: el Ibex 35, de hundirse un 42% a recuperar la mitad de su valor

23/02/2021 - 

VALÈNCIA. Analistas, operadores, gestores e inversores en particular han asistido en los últimos doce meses a uno de los periodos más volátiles que se recuerdan en los mercados financieros. Una circunstancia que ha puesto a prueba los corazones -y las inversiones/ahorros- tras el estallido de la crisis pandémica. Ni los más viejos del lugar recuerdan una situación donde los nervios estuvieran a tan flor de piel. Ni la crisis de las 'punto com', ni la del 'efecto tequila', ni la de lo 'tigres asiáticos', ni la de las 'subprime'... No ha habido parangón porque tampoco el mundo había asistido a que un virus llamado covid-19 lo tumbara.

El 19 de febrero de 2020 el Ibex 35 cerraba por última vez por encima de los 10.000 puntos, concretamente lo hacía en los 10.83,60 puntos. Seis días antes fallecía en València el primer muerto por coronavirus en España, que procedía de Nepal. El barómetro de la renta variable española -al igual que buena parte de los principales índices bursátiles del planeta- comenzaron entonces una senda bajista, que a mediados de marzo se convirtió en un desplome en toda regla.

A finales de febrero del pasado ejercicio, las alarmas comenzaban a saltar de verdad viendo como el llamado 'índice del miedo' se disparaba hasta la frontera de los 40 puntos. Conviene recordar que por encima de los 30 puntos ya empieza a ser peligroso, dado que denota que algo va mal. El Vix Index, que mide la volatilidad del mercado, ya reflejaba la ansiedad y el miedo... y todavía iba por la mitad...

El 12 de marzo, el índice español se hundía un 14,06%, hasta los 6.390,9 puntos, en el que fue el peor registro de toda su historia. El papel inundaba los parqués de todo el mundo, mientras los casos de covid-19 despuntaban a lo largo y ancho del planeta. Pero la cosa no quedó ahí porque cuatro días más tarde, el Ibex 35 llegaba a tocar a media sesión los 5.814,50 puntos, un nivel que no visitaba desde 2003 en otra jornada de auténtico pánico en las bolsas. En dos meses se había dejado en el camino un 42,34% de su valor... mientras el 'índice del miedo' se catapultaba hasta los 82,69 puntos, es decir, a menos de ocho puntos de su máximo histórico (89,53) establecidos el 20 de octubre de 2008 en plena crisis financiera provocada por las 'hipotecas basura' o subprime. Volatilidad en estado puro.


Doce meses después -tomando los datos del 19 de febrero cuando franqueó por última vez la cota del 10.000-, el Ibex 35 es el índice bursátil peor parado de entre los principales del planeta. Cierto es que ha reducido su caída prácticamente a la mitad (-19,55%) respecto a los 8.112,60 puntos del cierre de este lunes. Un descenso que llegó a ser solo del 16,62% al cierre de la jornada del pasado 8 de enero, cuando acabó en los 8.407,70 puntos, es decir, el nivel más alto desde el 6 de marzo de 2020 como se observa en el gráfico superior de Investing.

Ocho días antes de que el barómetro de la renta variable española reconquistara el 8.400, este diario publicó un panel con doce expertos financieros valencianos para conocer sus impresiones de cara a este 2021. Y a fe que las previsiones de no pocos de ellos se van cumpliendo al calor de la aparición de las vacunas, sin duda una de las dos claves de la recuperación de las bolsas que comenzó a fraguarse en el último trimestre de 2020. La otra ha sido, sin duda, las ingentes cantidades de dinero inyectadas en los mercados -y en las economías- por los bancos centrales del planeta, principalmente el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal de Estados Unidos (FED).

Desempolvando la 'acción de oro'

Pero volviendo al Ibex 35, el descenso que acumula desde que superase los 10.000 puntos viene dado por el nefasto comportamiento de bancos y valores ligados al turismo (aerolínas, hoteleras, automóviles, immobiliario, restauración...). Un auténtico tsunami que obligó al Gobierno español a desempolvar la llamada 'acción de oro' o golden share para evitar OPAs sobre las cotizadas españolas, que llegaron a presentar auténticos precios de saldo. 

Además, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tuvo que poner cerco bajista sobre las posiciones cortas, que lo fue ampliando durante la pasada primavera hasta que se estabilizó la situación. Fueron dos meses las que duró el 'veto bajista', que también se dio en otros países europeos, hasta que el 19 de mayo lo levantó el organismo supervisor español, entonces presidido por Sebastián Albella.


La situación venido mejorando ante la aparición de nuevas vacunas -y las que se esperan- y la intensificación del proceso de vacunación entre la población. Eso sí a un ritmo desigual. Y el 'índice del miedo' así lo ha venido certificando, tal y como se advierte en el gráfico superior de Investing, llegando a caer por debajo de los 20 puntos, que invita a la relajación y al optimismo; todo lo contrario de cuando franquea la barrera de los 30 puntos... como se ha venido demostrando.

El otro índice bursátil de referecia que se ha dejado en el camino el doble dígito desde aquel lejano 19 de febrero de 2020 ha sido el FTSE 100 británico, concretamente un 11,39%. Un indicador que al 'efecto coronavirus' se sumó el Brexit, que al final no acabó tan mal como llegó a preveerse por momentos. Junto a ambos también registran caídas los índices selectivos de Milán (-9,69%), París (-5,63%) y el paneuropeo EuroStoxx 50, que agrupa a las cincuenta cotizadas del área euro más capitalizadas, con un descesnso del 4,29%. El único de los grades que ha salido indemne ha sido el Dax Xetra alemán, al presentar una revaorización del 1,17%.

Wall Street, de máximo en máximo

Al otro lado del charco, concretamente en la principal plaza financiera del globo como es Wall Street, 2020 no solo vino marcado por la covid-19 sino también por la victoria de Joe Biden. Pero lo curioso de todo es que tampoco le fue nada mal a los tres índices bursátiles de referencia en Estados Unidos (Dow Jones de Industriales, S&P 500 y Nasdaq 100), dado que bajo el mandato de Donald Trump no solo se dispararon sino que marcaron varios máximos históricos. Y tras el de Biden han seguido por los mismos derroteros. 

A lo largo de los últimos doce meses, incluyendo el 'efecto coronavirus', el centenario DJIA se ha revalorizado casi un 8%, el S&P 500 un 15% y el tecnológico Nasdaq un 37,1%, sin duda, gracias al tirón de las FAAMG, es decir, Facebook, Amazon, Apple, Microsoft y Alphabet (Google), cuyas acciones se han catapultado y más en tiempos de la covid-19.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email