GRUPO PLAZA

pendientes de la evolución de la pandemia

Bankinter echa el freno al pago de dividendos y la alta dirección no cobrará bonus

23/04/2020 - 

MADRID (EP). Bankinter no distribuirá dividendos en el primer semestre de 2020 y no tomará ninguna decisión sobre la política de reparto de beneficios con cargo a 2020 hasta el menos octubre, en línea con las recomendaciones que el Banco Central Europeo (BCE) ha hecho a las entidades para elevar su capacidad de apoyo a la economía ante la crisis generada por la expansión del coronavirus. Así lo ha puesto de manifiesto la consejera delegada de la entidad, María Dolores Dancausa, durante la rueda de prensa posterior a la presentación telemática de los resultados correspondientes al primer trimestre de 2020, periodo en el que Bankinter ganó un 10% menos tras anotar una provisión de 107 millones de euros.

De igual forma, Dancausa ha reconocido que la alta dirección no cobrará la retribución variable debido a que está ligada a la consecución de unos objetivos "enormemente exigentes" que no se van a cumplir por las mayores dotaciones y por la situación sobrevenida. El consejo de administración no tiene asignado ningún bonus, por lo que esta decisión no le afecta. En este sentido, el director financiero de la entidad, Jacobo Díaz, ha indicado que el coste de riesgo se situó en el primer trimestre en 43 puntos básicos, añadiendo que irá aumentando paulatinamente durante el ejercicio, hasta probablemente situarse entre los 50 y los 70 puntos básicos.

De los 107 millones de euros en provisiones, del orden de 71 millones de euros corresponden al coste de riesgo del trimestre calculado con un riesgo computable de unos 68.00 millones de euros, con una excepcionalidad de unos 20 millones de euros relativos a la crisis del coronavirus. "Es realmente prematuro para hacer estimaciones sobre cuál va a ser el escenario macroeconómico y esto tiene una relación directa con el coste de riesgo. Sin embargo también hay que tener en cuenta normas contables que permiten mucha flexibilidad a la hora de registrar lo que está ocurriendo", ha admitido Díaz.

En su opinión, las dotaciones realizadas este trimestre, lejos de ser conservadoras, son lo suficientemente consecuentes con la información que se tiene actualmente. "Realmente irán aumentando, vamos a ir viendo cómo se va moviendo el entorno", ha dicho. A pesar de esta situación, el banco descarta realizar cualquier tipo de reestructuración de la plantilla o de acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) debido a que "todos los empleados son necesarios", al tiempo que mantiene la salida a Bolsa de Línea Directa en el último trimestre del ejercicio.


"No ha cambiado nada, estamos convencidos de las bondades de esta operación para los accionistas, para Línea Directa y para el banco", ha asegurado Dancausa, aunque ha reconocido que es probable que las pertinentes aprobaciones regulatorias podrían demorarse debido a la situación. Respecto al futuro, la banquera ha decidido no realizar ninguna previsión, porque en tiempos de crisis resulta una "temeridad". "No nos gusta ser catastrofistas, prefiero trabajar sobre el terreno que desgastarnos en hacer cifras que quedan obsoletas al día siguiente", ha añadido la consejera delegada de Bankinter.

Por otro lado, ha reiterado que el tema de la reputación le preocupa "mucho". Para Dancausa, la banca está funcionando en esta ocasión como un dique de contención. A diferencia de la crisis anterior, en el que el origen fue financiero y se trasladó a la economía real, en esta ocasión se trata de un problema de demanda. "Todo lo que se produce aguas arriba de empresas y ciudadanos termina en el embalse final que somos las entidades", ha apuntado Dancausa. Por esto, cree que la banca debe responder como un dique de contención. "La sociedad lo necesita, estamos haciendo las cosas bien, aunque tampoco veo que la reputación esté mejorando. Seguimos teniendo una visión muy negativa por parte de la sociedad", ha lamentado.

Elevada actividad de empresas

Desde que comenzó el segundo trimestre, Bankinter está observando una elevada actividad de empresas en productos relacionados con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), mientras que el mercado se ha recuperado en parte y el volumen de los fondos de inversión ha mejorado. A su vez, la entidad ha afirmado que ya está poniendo en marcha algunas moratorias de clientes, sin descartar que esto implique que vaya a haber un mayor coste de riesgo o morosidad. "Habrá que ir viéndolo más adelante", ha apostillado Díaz.

En cualquier caso, el director financiero de Bankinter ha asegurado que tiene un reducido número de clientes que cumplen con los criterios del Real Decreto-Ley para acogerse a la moratoria hipotecaria debido a sus perfiles y que las solicitudes no alcanzan las 1.000. En cuanto a la moratoria puesta en marcha por la entidad para las personas que no cumplen con los requisitos del Gobierno, Bankinter dice que las solicitudes ascienden a unas 1.500. "Es una cifra muy baja para el volumen total, aunque imagino que seguirá creciendo en las próximas semanas", ha señalado Díaz.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email