GRUPO PLAZA

entrevista con el secretario de organización de la formación naranja

Borja González: "Lo siento, pero Cs es una opción que ha llegado para quedarse"

13/10/2021 - 

ALICANTE. Borja González (Bilbao, 1977) es el secretario de Organización de Ciudadanos. Recientemente, ha visitado Alicante y ha realizado un repaso a la organización del partido, que no pasa por sus mejores momentos: las encuestas menguan su representación, incluso, algunos sondeos territoriales vaticinan que estarían fuera de algunos parlamentos. Pese a ello, González defiende la vigencia del proyecto liberal, pide a sus militantes y cargos que retomen el contacto con la gente y que cumplan con lo prometido en los programas electorales que desarrollan allí donde gobiernan, como en Alicante.

-¿En qué situación se encuentra la organización de Ciudadanos después de todo lo que ha pasado desde la fallida moción de censura de Murcia hasta aquí y la fuga de cargos públicos?

-El partido está reestructurado. Hemos conseguido en un tiempo récord y en plena pandemia reestructurar todos los comités provinciales y los territoriales. Hemos conseguido involucrar a nuestra militancia de forma activa en el partido y, por lo tanto, el partido a nivel interno está bien. Sobre la posibilidad de la fuga de cargos, es cierto que esas fugas han existido, pero no es menos cierto que han sido muy pocas. A mi juicio, siempre da pena cuando un compañero tuyo se marcha, pero esto es un partido liberal y el que desee emprender otra andanza política, pues perfecto. Otra cosa son las performances, que algunos hacen cuando se marchan de un partido político para militar en otro. Quizás eso sí que sobra más que nada por el relato de la coherencia o con uno mismo, por honestidad. ¿Te quieres ir a un partido diferente? Bien, pero la performance quizás sobre.

-¿Lo dices por Toni Cantó?

-No lo digo especialmente por Toni Cantó sino por algunos otros que de su paso a otros partidos se han centrado más en la performance; no en como salgo de aquí por una coherencia política sino por su ambición política desmedida y por generar un contenido político que todavía no existía. Hay que admitirlo: hay cargos de Cs que se han marchado, pero son muy pocos, pero el que se quiera marcha está en su pleno derecho.

-¿Le preocupan lo que vaticinan las encuestas de ahora sobre el futuro de Cs?

-Las encuestas de ahora no preocupan; lo que te dibuja una encuesta es cómo está el panorama político actual. Es cierto que hemos perdido apoyos; también es cierto que venimos de una situación que es complicada, cuando Inés Arrimadas gana la presidencia del partido, pues entramos en la gran pandemia, con el gran confinamiento y muchos españoles muriendo por este drama, y esto a nivel político lo que hace es desconectarte de la calle. Quizás ahora estamos recuperando el terreno perdido, quizás estamos conectando con el vecino, pero durante este año y medio, la política ha sido un poco más vaporosa. Importaba más el titular que lo que realmente estaban haciendo las instituciones.

-Algunas encuestas vaticinan la desaparición de Cs. ¿Qué hace la dirección para evitar eso y diferenciarse, sobre todo, del PP?

-Las encuestas lo que ofrecen ahora una foto del momento, que no es definitiva, pero sí que marca cierta tendencia. Hay ciertas tendencias de algunos partidos que es innegable. Quiero recordar que Cs, según algunas cuentas, ganábamos las elecciones generales, y luego no fue así. Por lo tanto, las encuestas están bien para ver una tendencia, pero aconsejaría aquellos que dan todo por hecho que no se fíen de los sondeos.

Respecto al PP, sí que es cierto que gobernamos en muchos sitios con ellos, por ejemplo, aquí en Alicante y me consta que son pactos provechosos y la acción de Cs en esos gobiernos se está notando. Cuando estamos en gobiernos de coalición no se nos puede pedir que nos afanemos en diferenciarnos porque la prioridad es resolver los problemas de la gente. De esta manera, la gente tendrá la oportunidad de ver quién gestiona y quién responde a sus necesidades, y quién no. Por tanto, la prioridad de los cargos de Cs debe ser gestionar, y no diferenciarse del PP, responder a las necesidades de la ciudadanía.

"Es cierto que las cosas se tienen que hacer mejor. Sobre todo, retomar el contacto de la militancia, con la calle y con los vecinos"

-¿Cómo ves al PP en la Comunitat Valenciana? Esta autonomía fue un gran feudo de Cs…

-Fue un gran feudo, y para Cs todavía lo es. Tenemos un grupo muy numeroso en les Cortes y muchos cargos públicos, y gobernamos en muchos municipios. Por lo tanto, la Comunitat sigue siendo un gran feudo para Cs. Pero no nos podemos dormir en los laureles. Estuve en el inicio de curso político en València y vi mucha ilusión en nuestra gente. Veo ese afán de la gente de Cs que quiere mejorar a su país, pero si es cierto que las cosas se tienen que hacer mejor. Sobre todo, retomar el contacto de la militancia, con la calle y con los vecinos.

-Más allá de lo que sucedió en el grupo de les Cortes Valencianas y en el Ayuntamiento de Castellón, tenéis diagnosticados los sitios en los que pueden registrarse bajas en Ciudadanos… ¿Estáis preocupados por ello?

-No. No estamos preocupados porque en Ciudadanos no sobra nadie, pero es cierto que hay gente que decide emprender otro camino, algo totalmente respetable. Sí que estamos preocupados en dar un salto de calidad, más de detalle político que ejercen nuestros cargos políticos. La preocupación de cualquier partido debe ser cómo solventar los problemas de los vecinos. Hay ruido, al ruido hay que hacerle caso, pero no que ese ruido inhabilite la acción política, muy buena, al menos, aquí en Alicante.

-¿Echa en falta el partido no disponer de más estructuras locales, una implantación más sólida en los municipios?

-Ten en cuenta que Ciudadanos nace de unas necesidades, que esas necesidades todavía son evidentes, como es la lucha contra el nacionalismo. Era una consigna muy clara, la defensa de una España unida y en igualdad. No hay ningún partido que defienda esto, la igualdad de todos los españoles y unas políticas liberales que garanticen el crecimiento de la sociedad. Cuando Cs crece, sí que hay una explosión y la estructura territorial crece muy rápido, pero bien asentada. Esas bases siguen existiendo. Y repito lo de antes, ese brillo en los ojos de la militancia y esa ansia de ganar sigue, y es donde debemos incidir para recuperar esos votos, que, según las encuestas, hemos perdido.

"Ciudadanos no debe diferenciarse del PP, son ellos los que día a día se diferencian de nosotros"

-Insisto, ¿qué debe hacer Ciudadanos para diferenciarse del PP si no quiere acabar devorado por el PP?

-Ciudadanos no debe diferenciarse del PP, son ellos los que día a día se diferencian de nosotros. Cuando queremos votar a favor de una ley de muerte digna, son ellos los que se desmarcan; si queremos defender a los colectivos LGTBi, ellos se desmarcan; por lo tanto, son ellos los que se diferencian de nosotros. No tenemos porque hace un excesivo gesto para diferenciarnos; la gente de un mismo espectro ideológico puede ver que son ellos son los que se diferencian de Cs no defendiendo las políticas liberales que nosotros sí que defendemos.

-¿Volvería a pactar algún otro gobierno con el PSOE?

-Aquí la cuestión no es pactar con el PSOE o con el PP. Cs se presentará a las elecciones con un programa electoral y lo que debe garantizar es que la confianza que ha recibido en las elecciones se implemente en las instituciones. Por lo tanto, nos ceñimos al programa. Somos el centro político y podemos pactar con derecha e izquierda. Si los dos grandes partidos del bipartidismo hubieran sido capaces de pactar entre ellos, muchas cosas de las que ocurren ahora, no ocurrirían. Cs es el sello de calidad y debe poner su programa encima de la mesa.

-Núñez Feijóo ha reclamado hace poco grandes acuerdos entre PP y PSOE…

-Es curioso que lo haga Feijóo. Lo único que espero de Feijóo es saber cuando va a cesar el sistema de inmersión lingüística con el que está sometiendo a la comunidad autónoma. Lo que no puede ser es que yo me sienta extranjero en Galicia. Feijóo debe de dejar prometer pactos que nunca se llevan a cabo, que cese su política lingüística y que su partido sea consciente de lo que hace uno de sus barones territoriales.

"Es pronto para plantear esa hipotética coalición electoral (con el PP). No sé en qué tejado está la pelota en esta cuestión, pero dese luego en el nuestro no"

-Ciudadanos se plantearía ahora una coalición como en su día se planteó la de España Suma, como sucedió en el País Vasco.

-En el País Vasco se daban unas circunstancias muy concretas: éramos muy poquitos los que defendíamos a las víctimas del terrorismo y hacíamos gala de la nacionalidad española. Es difícil plantearla en otros territorios pues no ocurre lo mismo.  Es pronto para plantear esa hipotética coalición electoral. Las circunstancias del País Vasco eran muy específicas. Cs planteó esa coalición en Galicia y Cataluña, y el PP no la quiso. No sé en qué tejado está la pelota en esta cuestión, pero dese luego en el nuestro no.

-¿Qué papel hay que adoptar respecto a Vox?

-Los extremos no son buenos, ni Podemos ni Vox. Sinceramente, creo que Vox tienen unas deficiencias en su discurso que son muy graves, pero tampoco debemos centrar el foco en Vox, cuando el PSOE pacta con Bildu, con terroristas confesos, por lo tanto, no desviemos el foco. Aquí el problema es que Pedro Sánchez pacta con todos los partidos del arco separatista, incluido Bildu, que era la rama política de ETA.

No quiero asumir ese marco socialista de si vas a pactar o no con Vox. Estoy a varios planetas de Vox, Vox tiene varias deficiencias en su discurso, pero no quiero asumir la diatriba socialista de si vas a pactar o no con Vox. Cs no tiene ningún gobierno con Vox. Tenemos pactos con PP y con PSOE, pero lo más grave es lo que hace Sánchez con sus alianzas. No equivoquemos el foco de Sánchez.

"No quiero asumir ese marco socialista de si vas a pactar o no con Vox. Tenemos pactos con PP y con PSOE, pero lo más grave es lo que hace Sánchez con sus alianzas.

-Qué opina de aquellos que dicen que Ciudadanos desaparecerá en 2023…

-No sé porque algunos tienen muchas ganas de que desaparezca un partido liberal como Cs. Entiendo que se sentían muy cómodos con el bipartidismo, como el PP que recibía el gobierno cuando los votantes se aburrían de votar al PSOE. Lo siento, pero Cs es una opción que ha llegado para quedarse. Entiendo que algunos tengan muchas ganas de que desaparezcamos y que están esperando recibir el gobierno sin hacer nada, o prometiendo cosas que nunca hacían después, cuando estaban gobernando. Entiendo que somos muy incómodos para ellos ¿por qué? Porque señalamos sus defectos, trabajamos y eso les obliga a trabajar más, a no mentir, a ser más transparente, a condenar los casos de corrupción. En definitiva, obligamos a ser más competitivos porque Cs también compite.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email