X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL PLATO DE LA SEMANA

Capellanets en La Torreta

Os he dejado la servilleta blanca de tela hecha unos zorros, pero culpa vuestra, que de estos capellanets no puede sobrar ni una fibra

Por | 05/10/2018 | 56 seg

¿Es turismofobia poner el oído en la mesa contigua para oír los gritos de los guiris cuando un par de demoniacos capellanets aterrizan en la mesa? Bueno, a ver, los aspavientos y alaridos están en parte justificados, que un capellanet bien pasado por la llama le tiene cierto aire a esos peces del abismo marino emparentados de cerca con Alien vs. Predator.

Cuestiones estéticas a parte, los capellanets además de ser lo menos instagrameable del mundo, son puro sabor a las calles de los poblats marítims. En La Patacona se surten del Mercado del Cabanyal de un buen número de bacaladillas deshidratadas, que pasan por el fuego purificador del soplete para lograr un intenso sabor a pescado ahumado y tradición

Pescado entero, con sus raspas, aceite de oliva y un potente regusto a carbón y a cocina marinera. Nada más. Qué feos y qué buenos, copón. 

Comenta este artículo en
next