GRUPO PLAZA

UNA QUEJA ante el Síndic

Cáritas se plantea la vía judicial tras no responder Vivienda a una queja por la forma de acceso a ayudas

20/10/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) Cáritas Comunitat Valenciana ha anunciado este miércoles que se plantea acudir a la vía judicial tras no haber respondido la Conselleria de Vivienda a una queja que presentó ante el Síndic de Greuges el pasado mes de julio en la que instaban a este departamento a no dejar fuera de las ayudas al alquiler a las personas más vulnerables afectadas por la brecha digital, ya que únicamente se podía presentar la petición para esas ayudas por vía telemática.

Según ha denunciado en un comunicado, la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática no ha respondido en plazo al requerimiento que, en su día, le hicieron las tres Cáritas Diocesanas por medio de una queja que presentaron ante el Síndic de Greuges y ahora, una vez cumplido el segundo de los plazos concedidos por el defensor del pueblo valenciano para que se pronunciara, las Cáritas de Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Valencia se plantean acceder a la vía judicial.

Las tres instituciones reclamaban en su demanda a la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Comunitat Valenciana que las personas más vulnerables de la autonomía no quedaran fuera de las ayudas al alquiler "al solo poder realizarse dicha petición de dichas ayudas vía telemática".

De acuerdo con la entidad, la Orden 3/2021 por la que se aprobaban las bases reguladoras para la concesión de ayudas del Programa de Ayudas al alquiler de viviendas y del Programa de ayudas al alquiler para jóvenes excluía, expresamente, la presentación por registro general de entrada, por lo que las personas que carecen tanto de dispositivos como de conocimientos informáticos quedaron fuera del acceso a esos programas.

A principios del mes de junio pasado, un equipo técnico de Cáritas Valencia se reunió con la Dirección General de Emergència Habitacional, Funció Social de la Vivenda i Observatori del Hábitat i Segregació Urbana, para trasladarle la "limitación" que esta medida suponía y dar así la posibilidad de "rectificar" la orden.

En este sentido, Cáritas pidió que se "flexibilizaran" algunas de las medidas y que se implementaran citas presenciales para facilitar a las personas que carecen de medios electrónicos la solicitud de las ayudas.

Por su parte, el Síndic de Greuges conminó a la Conselleria a tener en cuenta esta demanda de las tres Cáritas y estableció un nuevo plazo de un mes que ahora se cumple, para que la Generalitat respondiera a la petición.

Según asegura la entidad, personal técnico de Cáritas Comunitat Valenciana constató, en los últimos días de plazo de presentación de las ayudas, que las citas eran "insuficientes" para el volumen de personas que las necesitan. Por este motivo, presentaron la queja ante el Síndic de Greuges con el objetivo de reclamar que la modificación de la legislación "que excluye del acceso a ayudas sociales a quienes más las necesitan".

Cáritas Comunitat Valenciana recuerda que las personas en situación de vulnerabilidad a las que acompaña, y hacia las que están destinadas las ayudas al alquiler, "suman, además, dificultades materiales y habilidades digitales para poder relacionarse con la Administración". En consecuencia, la llamada brecha digital "deja fuera del sistema a quienes más lo necesitan", denuncian.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email