GRUPO PLAZA

La nave de los locos / OPINIÓN

Carta de amor a Carlos Mazón

Foto: EDUARDO MANZANA

Alicante vuelve a acudir al rescate de la derecha valenciana. Como hace más de veinticinco años, de Alicante llega un líder conservador con hambre y ganas de disputarle el poder a la izquierda. Carlos Mazón, por su procedencia y apostura, recuerda a quien echó a Lerma. Es nuestra esperanza si sabe jugar bien sus cartas

21/06/2021 - 

Querido futuro president:

De momento creo que los dos somos heterosexuales; por consiguiente, este amor que te manifiesto es honesto, libre de cualquier intención erótica o incluso libidinosa, el amor como manifestación más elevada de la amistad, según el dictado de clásicos como Aristóteles.

He dejado pasar unos días para escribirte, a la espera de que te asentaras en la  presidencia del Partido Popular de la Comunidad Valenciana. La ganaste en unas primarias con una amplia mayoría. No en vano eras el candidato de Teo y Cuca. Recoges el testigo que dejó forzosamente doña Isabel Bonig, a quien deberíais mostrar mayor gratitud por su labor al frente de un partido zombi durante seis años. Mujer trabajadora y valiente, de probada inteligencia, careció de lo que llaman carisma, cometió errores y no tuvo a la suerte de su lado. Quizá en otras circunstancias más propicias, las cosas le hubieran ido mejor. Quién sabe.

Foto: GVA

Tú, Carlos, amor, tienes la responsabilidad de llevarnos, de llevar otra vez a las derechas a la Generalitat, como hace más de veinticinco años hizo otro hombre venido del Sur, tan apuesto, morenazo y seductor como tú, cuyo nombre no oso escribir por un elemental sentido de la prudencia. ¡Cómo me recuerdas a él, truhán!

Otra vez la salvación llega de Alicante

De nuevo la salvación para la Comunidad Valenciana llegará de Alicante, territorio comanche, la provincia rebelde que se resiste a ser domesticada por la oligarquía gobernante de València, que hace y deshace a su antojo, coalición nefanda de socialistas, nacionalistas y neocomunistas que nos tratan como a súbditos, siempre temerosos de que nos impongan otro toque de queda, el más largo de España.

“MAZÓN, AMOR, ESPERO QUE NO SEAS UN LÍDER INSÍPIDO COMO LOS BARONES TERRITORIALES DEL PP, Y QUE NO NOS DES LA TABARRA CON EL DISCURSO DEL CENTRISMO”

Tu tierra no me es ajena. Es parte de mi vida. Por mis venas corre sangre alicantina y jacobina. Los topónimos de Alicante, Benidorm, Santa Pola y Torrevieja los llevo tatuados en el corazón. A Alicante, donde viví, regreso siempre que puedo, como el que busca alejarse del ruido y las intrigas de la corte.

Sabes que tus enemigos son muchos. Los más visibles son la izquierda y los nacionalistas, hermanos siameses que empobrecen y corrompen todo lo que tocan: la economía, la enseñanza, el futuro, la decencia. Don Ximo, en su reunión de los domingos por la tarde, habrá dado órdenes a sus mandarines para que husmeen en hasta el último detalle de tu vida con el fin de atacarte. Ándate con ojo porque son implacables, despiadados, con tal de conservar el poder. Pero guárdate también de alguna gente de tu partido, en especial de tu mano derecha, la que aspira a ser alcaldesa de València. Será una amenaza para ti, como lo fue Rita para el que no oso nombrar. 

La exconsellera de los recortes educativos

Si ella fuese la candidata conservadora a la Generalitat, ten por seguro que no votaría al PP. Algunos no olvidaremos nunca que fue la consellera de Educación que aplicó terribles y dolorosos recortes y, lo que es peor, coqueteó con los postulados lingüísticos del nacionalismo valenciano, sin importarle que el castellano quedase arrinconado en la enseñanza pública. A ella, ni agua.

Y a ti, Carlos, pues ya veremos. Queda tiempo. A estas alturas aún no sé si te votaré o me pasaré al lado oscuro de la fuerza. Todo dependerá de cómo te portes. Espero que no seas un líder insípido, incoloro e inodoro como el búho gallego y el resto de barones del PP. Espero también que no nos des la tabarra con el discurso de la moderación, con ese centrismo bisexual tan difícil de digerir, aburriéndonos con la matraca del consenso y tal y tal. Eso solo beneficia a los cuatreros que gobiernan en Madrid.

Foto: RAFA MOLINA

Mi deseo es que seas un político hecho y derecho, un político de los de verdad, que no dé por perdida la batalla cultural con la izquierda reaccionaria y pelee en defensa de los valores e ideas característicos de nuestra derecha: la libertad, la defensa de la unidad de España y de un concepto determinado de familia, la protección de la clase media y la preeminencia de la iniciativa privada sobre cualquier forma de estatismo.

Me traicionarás como buen político

Si lo haces, estaré a tu lado. Estaremos muchos a tu lado. Aunque doy por descontado de que me traicionarás, como todo buen político, seré feliz el día en que presentes tu primer Consell porque eso significará que habremos enviado a don Ximo a la jubilación, y dejaremos de ver a la bruja mala del cuento en la tele autonómica.

Pero no nos confiemos ni fiemos porque la capacidad de engaño y perfidia de esta gente con mando es formidable. Tu futuro, que se puede leer en las estrellas, está por escribir.

Cuídate, buen amigo. Como escribió tu paisano Azorín, un político sin salud no es nada. Cuídate mucho porque te necesitamos para arrojarlos al barranco.

Con respeto y secreta admiración te saluda un anarquista conservador.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email