GRUPO PLAZA

El Consell informa sobre 575 vestigios de la dictadura pendientes de retirar

16/09/2021 - 

VALÈNCIA (EFE). El 'Catálogo de Vestigios de la Guerra Civil y la Dictadura' elaborado por la Conselleria de Calidad Democrática, incluye hasta el momento un total de 1.042 vestigios de la Guerra Civil y la Dictadura, símbolos, placas, nombres de calles o espacios públicos, honores, de los que 575 aún siguen en espacios públicos de la Comunitat Valenciana pendientes de retirar.

La consellera, Rosa Pérez Garijo, ha presentado este jueves en rueda de prensa este registro "vivo", que sigue abierto a actualizaciones ya que el 48% de los municipios de la Comunitat Valenciana aún no ha aportado la información.

Por ello, da a los municipios un mes más para cumplir este requerimiento y, a partir de ahí, otros cuatro meses para proceder a la retirada de estos elementos. Pérez Garijo recuerda a los ayuntamientos disponen de una línea de subvención de 450.000 euros para quitar estos elementos y en caso de no hacerlos advierte de que la Conselleria actuará de oficio.

Al respecto, Pérez Garijo, que ha estado acompañada por el director general de Calidad Democrática, Iñaki Pérez Rico, ha recalcado que la permanencia de estos símbolos franquistas es "una anomalía democrática" tras más de cuarenta años de la muerte del dictador, lo que "sería impensable en otros países como Alemania o Italia, ni en Europa".

En ese sentido, ha apuntado que perduren estos vestigios demuestra que se da "un tratamiento diferente a las víctimas, que hay unas víctimas de primera y unas de segunda, ya evidentemente en otros casos no habría ninguna simbología que atentara contra su dignidad".

Por ello, ha pedido la colaboración a la ciudadanía, a las administraciones públicas, asociaciones memorialistas, iglesia católica y asociaciones cívicas para poder completar este listado, que se ha publicado jueves en el DOGV. Los ayuntamientos también puede presentar alegaciones si el listado no ha actualizado los símbolos ya retirados.

Así, pueden remitir durante el próximo mes información sobre cualquier vestigio franquista, tanto simbólicos como iconográficos y terminológicos, junto a una fotografía y una indicación cartográfica, al correo calidaddemocratica@gva.es para terminar el mapa.

No obstante, ha aclarado que pasado ese tiempo se podrá seguir ampliando ya que de los 542 municipios de la Comunitat, solo 281 han contestado, de los que 91 tienen vestigios, mientras que 190 no albergan este tipo de elementos. Sin embargo, aún quedan 261 ayuntamientos que no han contestado a la solicitud, el 48% de los municipios.

De los 575 vestigios pendientes de retirar, 97 se ubican en la provincia de Alicante, 74 en Castellón y 104 en Valencia. Por categorías, se han registrado 71 elementos que incluyen monumentos, monolitos, tumbas y mausoleos, cruces, escudos o inscripciones, de los cuales 37 no se han retirado todavía. En concreto, se han localizado 30 cruces de los caídos, de las que 17 aún no han sido retiradas.

Asimismo, hay 61 placas, de las que 46 se encuentran pendientes de retirar; y 604 placas con simbología del yugo y las flechas del Instituto Nacional de la Vivienda,, de las cuales 270 siguen sin quitar. Además, hay 274 nombres de calles y otros espacios públicos referidos a personas vinculadas al régimen dictatorial o que participaron y apoyar la revuelta militar de 1936, de las que 205 aún no se han retirado.

El registro también incluye un apartado de honores con un total de 31 comunicaciones, de los cuales 17 no se han retirado. Se trata de designaciones de Francisco Franco o cualquier otro jerarca franquista como alcalde perpetuo, hijo predilecto o adoptivo por los ayuntamientos, así como representaciones artísticas de sus figuras.

Finalmente, en 'Otros' adscriben aquellos elementos que no se adaptan a las tipologías anteriores. Es el caso del mausoleo del cementerio de Carcaixent donde se encuentran los restos del genocida Maks Luburic, responsable de los campos de concentración croatas que en todo caso deberá ser señalizado según los criterios que se fijan.

Criterios para la retirada de vestigios

Por su parte, el director general de Calidad Democrática, Iñaki Pérez Rico, ha explicado que se se han fijado una serie de criterios para establacer el proceso de actuación que, entre otros determina que los vestigios deben ser retirados y no eliminados.

La retirada, según los casos, podrá realizarse a los cementerios, museos o centros de interpretación por su interés como documento o testimonio histórico. En el caso de los cementerios conllevará la eliminación de los elementos de exaltación y su resignificación y señalización evitando, en todo caso, la equidistancia y la ofensa de las víctimas, así como el conocimiento de los hechos y circunstancias acaecidas durante la Guerra Civil y la dictadura a fin de construir una mejor conveniencia democrática.

En el supuesto de trasladarlos a museos o centros de interpretación no deben ser alterados pero sí señalizados, acompañados de paneles informativos u otros soportes de información histórica de su contenido y de la justificación de su preservación, con el fin de 'utilizarlos al servicio de la cultura de la convivencia democrática.

Por otra parte, hay supuestos como el nomenclátor de calles, donde aún no hay una investigación de carácter histórico suficientemente profunda como para poder determinar el grado de colaboración y participación de algunas personas en la revuelta militar del 1936 y durante la Dictadura.

Del mismo modo, han aclarado que en relación con las placas del Instituto Nacional de la Vivienda, el número es mucho más numerosa ya que los ayuntamientos han comunicado de manera genérica su existencia sin mencionar el número concreto de placas a retirar.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email