GRUPO PLAZA

opinión

Las criptomonedas y el Día de Acción de Gracias

El analista recuera el comportamiento excepcional que ha tenido el bitcoin en los últimos años desde la celebración del Thanksgiving Day en Estados Unidos

29/11/2021 - 

MADRID. La festividad estadounidense que tiene lugar el tercer jueves de noviembre (Día de Acción de Gracias o Thanksgiving), y que reúne a familiares y amigos en torno a un gran plato de pavo, ha sido históricamente una jornada en la que los mercados financieros han pasado a un segundo plano. Las conversaciones se centraban en ponerse al día con familiares que hacía tiempo que no se veían, recordar reuniones anteriores contando anécdotas y chistes y  honrando la memoria de los seres queridos fallecidos.

Pero desde hace varios años, algo ha cambiado. A sabiendas que los mercados financieros tradicionales cierran por esta festividad -e incluso los de futuros tienen una negociación limitada-, desde que aparecieron las criptomonedas todo ha cambiado. El mercado descentralizado de referencia, que no tiene limitaciones de negociación y que está disponible las 24 horas y los siete días a la semana durante todo el año, ha pasado a ser el tema principal de conversación en esta reunión familiar. O al menos eso parece, a tenor del comportamiento excepcional que ha tenido el bitcoin en los últimos años desde el Día de Acción de Gracias.

El movimiento parabólico que ha venido desarrollando en varias ocasiones desde dicha fecha ha tenido diferentes rendimientos. Por ejemplo, en 2017 si bien movimiento alcista ya venía acumulándose desde antes de la festividad de Acción de Gracias, desde esta fecha el bitcoin se revalorizó un 150 % alcanzando el pico identificado como burbuja en diciembre de 2017 en sus máximos históricos de entonces cercanos a los 20.000 dólares. En los años siguientes sucedió exactamente lo mismo. En 2018, este movimiento que venía precedido de una fortísima corrección desde principios de noviembre, acabó generando otro movimiento parabólico en el siguiente pico relativo de referencia alcanzado en junio de 2019 en los 13.930 dólares. En esta ocasión, el punto de partida se inició en los 3.660 dólares, lo que supuso una rentabilidad del 260%.


Noviembre de 2019, niveles mínimos del año en los 6.545 'billetes verdes'. También en las fechas de Acción de Gracias se inicia un movimiento parabólico que acaba con la cotización de Bitcoin el 13 de febrero en los 10.488 dólares, un tímido incremento de casi el 60% que tuvo su freno con el inicio de la pandemia, lo que ocasionó un fuerte desplome de la cotización hasta principios de marzo en torno a los 3.776$.

El pasado año registró otro gran movimiento parabólico que tuvo su inicio también un 27 de noviembre en los 16.400$ y que acabó con un nuevo máximo histórico el día 6 de enero en los 41950$, revalorización del 150 %. Pero aquí la situación ya era diferente porque desde los mínimos de marzo de 2020 los mercados de criptomonedas habían empezado a adquirir una visibilidad y notoriedad en cualquier discusión, incluso fuera del ámbito financiero que durante el año 2021 acabó con el último máximo histórico y más reciente en los casi 70.000$.

Emocionalidad como factor clave

Hoy en día, 2021, nos preguntamos si ¿será está la misma situación a la vivida durante los años anteriores?, ¿veremos un movimiento parabólico que permita, incluso a los más despistados, obtener una rentabilidad importante en técnicamente un periodo de tiempo corto?

Sabemos que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, pero la psique humana y la emocionalidad como factor clave de inversión en las criptomonedas hoy en día parece que tienen mucha más importancia que los aspectos fundamentales.

Darío García es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email