Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El director y creador de Kooza, David Shiner, visita València 

David Shiner: "Sin humildad y respeto, un espectáculo como Kooza no sería posible"

20/06/2019 - 

VALÈNCIA El creador y director de Kooza, David Shiner, está de vista por València para conocer la acogida del público valenciano a su espectáculo. «Aquí todo el mundo está muy contento por como los han acogido, están impresionados».

Kooza es un espectáculo muy personal para Shinner. Cuando lo creó, tenía en mente retratar los orígenes del Cirque du Soleil. David Shiner empezó a trabajar en esta compañía en los noventa, en uno de sus primeros espectáculos, Nouvelle Expérience, y ha estado muy relacionada con ella a lo largo de los años. «Así que le transmití a Gilles (Gilles Ste-Croix, uno de los fundadores del Cirque du Soleil), que quería dirigir un espectáculo y me animó a crear un proyecto. Y así nació Kooza».

Kooza es vuelta a los orígenes, «refleja la infancia de todo el mundo, conecta con ese inconsciente colectivo que nos une a todos los seres humanos» y habla sobre la complejidad de los sentimientos, la dualidad entre el bien y el mal. «Con Kooza creo que he conseguido transmitir lo que buscaba. Es el espectáculo que quería dirigir, donde se han unido las expectativas con la realidad», asegura Shiner. Y eso, reconoce, que ha sido posible gracias al equipo. «Yo puedo aportar las ideas, pero sin el apoyo de los artistas, los técnicos, los diseñadores, los músicos y el resto del equipo no hubiera sido posible sacar adelante Kooza».

David Shiner considera que ese es parte del secreto del éxito del Cirque du Soleil. Para él, el trabajo en equipo, el respeto entre todos es fundamental. «Hay que abandonar el ego porque el arte viene del corazón y de la humildad, la humildad es importante es este trabajo». El otro aspecto que influye en el éxito del Cirque du Soleil es el respeto al público, según Shiner. «Hay un gran amor por el espectador, se le mima y se le cuida. En concreto, en Kooza, cada decisión se ha tomado pensando en ellos, para que se sientan incluidos y que forman parte del espectáculo».

 

Una vida como payaso

Aunque actualmente prima más su papel como director y creador, lo cierto es que David Shiner no abandona del todo sus orígenes. Su carrera empezó en los años ochenta como payaso y mimo callejero por las calles de Estados Unidos y de Europa. Tras ello, se enroló con varias compañías de renombre como la alemana Circus Roncalli y la compañía nacional suiza Circus Knie, hasta que en los noventa comenzó a trabajar en el Cirque du Soleil, donde se convirtió probablemente en el payaso más recordado de sus espectáculos.

 Tuvo un breve coqueteo con el cine, participó en Lorenzo’s Oil de de George Miller junto a Susan Sarandon y Nick Nolte y en Silent Tongue de Sam Shepard, donde conoció a Bill Irwin con quien crearía el espectáculo mudo en pareja, Fool Moon, con la música de Red Clay Ramblers. Fool Moon, espectáculo inspirado en Broadway, se estrenó en 1992 y se representó hasta 1999, incluyendo tres temporadas en Broadway en diferentes momentos. La producción ganó un Premio Tony especial al mejor espectáculo teatral en vivo en 1999 y un Drama Desk por su experiencia teatral única. «Pero lo más importante para mi ha sido el haber podido trabajar con el mejor payaso del mundo, ha sido una experiencia única», asegura David Shiner.

Ese conocimiento de los payasos ha inspirado un cuento de hadas en el que está trabajando. Se trata de la historia de un payaso solitario, con una vida triste y desastrosa, que se enamora de una bailarina. «Es una historia de redención y lo que conlleva. Es un viaje en el que el payaso descubre su verdadero ser». Shiner quiere sacarlo adelante, «me gustaría que fuera con el Cirque du Soleil», y estrenarlo en el plazo de dos o tres años y asegura que uno de los aspectos fundamentales es que hayan muchas bailarinas y payasos en el escenario. ¿Quién sabe? Igual hasta él se anima y es uno de ellos, porque una de las cosas que más le gustaría «es aparecer en un espectáculo del Cirque du Soleil que yo haya escrito y dirigido». Algo que puede estar a punto de hacerse realidad. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email