GRUPO PLAZA

análisis

Deutsche Bank debería cotizar más caro en bolsa

13/04/2018 - 

CASTELLÓN. El banco más grade por capitalización de la bolsa alemana, Deutsche Bank, está intentando poner fin a una situación -muchos la han catalogado de crisis-, que ya se ha prolongado más de tres años. A parte del contínuo saneamiento del balance, reducción de costes e intentos de aumentar la rentabilidad, el banco ha decidido esta vez, en una junta extraordinaria urgente realizada el domingo por la tarde, destituir a su actual presidente ejecutivo inglés John Cryan por uno de los vicepresidentes de la compañía, marca de la casa, el alemán Christian Sewing. ¿Por qué este cambio?

Uno puede ver la respuesta a esta pregunta de forma rápida, simplemente con echarle un ojo a la cotización del banco. Desde principios de año, la acción lleva acumulada un 28% de pérdida consecutiva y a pesar de tener algún apunte alcista fue disminuyendo de forma progresiva. Hasta el punto que llegó a desplomarse a mediados de marzo y permaneciendo (con moderada volatilidad) hasta la zona de los 11,50 euros. Cuando J. Cryan tomo las riendas del comité ejecutivo -junio de 2015-, el banco cotizaba en torno a los 25,20 euros, mientras que cuando se anunció su destitución lo hacía en los 11,35 euros. El directivo inglés se marchará dejando el valor de cotización a menos de la mitad de cuando empezó.

En cuanto a los datos contables la situación es similar, pero se va notando la mejoría y el resultado del trabajo de reducción de costes de Cryan. En 2015, Deutsche Bank presentaba unas pérdidas de 6.772 millones de euros; en 2016 se redujeron hasta los 1.356 millones y a finales de 2017 eran de 735 millones. 

Nueva dirección

Dicha mejoría también se observa en las ratios que la entidad ha presentado a lo largo de estos tres años. El CET 1, que nos marca la fortaleza financiera del banco, se ha ido incrementado pasando del 11,10% de 2015 hasta el 14% de 2017, muy por encima del mínimo del 9,51% que exige el regulador. La ROA, que mide la rentabilidad de los activos, y el ROE, que hace lo propio con la rentabilidad financiera, remuneración a los accionistas..., también han experimentado mejorías notables estos tres últimos años, pasando en 2015 del -9,80% y -12,30% respectivamente al -1,20% y -1,40% en 2017.

A pesar de estas mejorías, la importante reducción de costes y el contínuo saneamiento del balance, la junta ejecutiva y los inversores han perdido la confianza en que Cryan pudiese llevar al banco a la generación de beneficios. De ahí que fuera duramente criticado por seguir manteniendo el bonus a los empleados, pese a costarle a la entidad 2.300 millones de euros. En cuanto a Christian Sewing, quien entró a formar parte de la entidad como becario con 18 años -fue escalando posiciones y forjándose una carrera espléndida en el banco- para llegar a ser 29 años después presidente, ha sido tajante: bajo ningún concepto se pueden volver a repetir las pérdidas del ejercicio 2017.

Descrito por el comité ejecutivo como un líder fuerte y disciplinado, Sewing ha tardado pocas horas en hacer honor a esto y a la eficiencia alemana. Ha reconocido, en una carta enviada a todos los empleados, que deberá tomar decisiones duras para el bien de le entidad; va a recuperar el hambre de negocio que le hace falta a Deutsche, continuará con la reducción de costes, fijándose un objetivo 'no negociable' de 23.000 millones de costes netos, quiere unos trabajadores con 'mentalidad cazadora' para recuperar la rentabilidad en todas las áreas de negocio. En definitiva, Sewing esta decidido a elevar el listón del banco y llevarlo de nuevo a ser el banco más “grande” de Alemania. El lunes, tras el anuncio de la decisión, Deutsche Bank cerró con una subida del 1,16% en su cotización.

Nuestro análisis

En TheLogicValue, tras el análisis de la entidad alemana consideramos, al igual que el consenso de analistas del mercado, que este cambio en la dirección puede ser beneficioso para la entidad. Si bien es cierto que Sewing tiene un duro trabajo por delante, el trabajo de Cryan, como hemos visto, ya está empezando a dar sus frutos. Se espera, incluso que la entidad presente beneficios sustanciales para finales de este ejercicio.

Con un beneficio por acción para finales de 2018 de 0,71 euros y un crecimiento a largo plazo del 3%, en TheLogicValue, le asignamos a la entidad financiera alemana un precio objetivo de 12,70 euros por acción, un precio superior a su cotización actual.

Samuel Florin Hus es analista de TheLogicValue

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email