GRUPO PLAZA

la propuesta estaba en un dictamen del CJC

Educación deja como opcional el banco de libros en la concertada

15/06/2016 - 

VALENCIA. Educación ha dejado como opcional la creación del banco de libros en la escuela concertada. En la Orden 26/2016 de la Conselleria de Educación que regula la creación de este sistema de reutilización de libros, publicada en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV), se establece que cada centro educativo deberá crear un banco de libros mientras que en el caso de los centros privados concertados y de titularidad de las corporaciones locales se creará el banco de libros siempre que soliciten acogerse

Esta recomendación venía en el dictamen facultativo emitido por el Consell Jurídic Consultiu (CJC), organismo consultivo de la Generalitat en materia jurídica. Entre sus sugerencias incorporaba la necesidad de hacer voluntaria la creación de estos bancos ya que su imposición como servicio obligatorio a la concertada requería que tuviera rango de ley al entrar en conflicto con el Reglamento de Normas Básicas sobre Conciertos Educativos, aprobado por un Real Decreto.

Negociación con los sindicatos

Con este apunte, Educación ha decidido optar por la vía fácil de hacerlo opcional, por lo que desde cada centro tendrán que realizar la petición. El CJC también pone el foco en el profesorado de los centros, que ya ha emitido alguna quejas por el tiempo que tendrán que emplear en comprobar que los libros se encuentran en estado óptimo, además de gestionar el banco e introducir los datos. 

Para el CJC resulta incuestionable esta cuestión, por lo que cree necesario que se incluya en la disposición tramitada una oportuna negociación colectiva en la Mesa sindical que corresponda, formada por los representantes de la Administración Educativa y los representantes sindicales de los empleados públicos.

"El Consejo Escolar de la Comunitat Valenciana ha destacado en sus sugerencias que esta disposición comporta una redistribución de la carga horaria y lectiva del profesorado de los centros como la falta de personal de administración y servicios en estos centros educativos", recoge el CJC. 

El proyecto estrella de Educación del conseller Vicent Marzà, y del president de la Generalitat, Ximo Puig, establece una vez más diferencias entre centros públicos y concertados. Y es que los cambios del arreglo escolar y los procesos de elección de colegio han marcado un año en el que desde la concertada se han visto atacados a favor de los centros de titularidad pública.

Dos horas lectivas semanales al coordinador del banco

Para facilitar las tareas burocráticas en los centros, Educación asignará dos horas lectivas semanales al coordinador del banco de libros de cada centro y ha flexibilizado los plazos de la recepción de libros y materiales curriculares.  Las familias disponen de un asistente telemático mediante el cual cumplimentarán un justificante de los libros que se devolverán junto con una solicitud de participación en el banco de libros. 

Aquellas que no dispongan de conexión a internet podrán realizar la solicitud en el centro educativo donde también recibirán asesoramiento. Hay que señalar que el formulario será diferente, según si se ha participado o no en la primera fase de #XarxaLlibres.  Una vez rellenado, las familias entregarán en el centro el lote de libros junto con el formulario telemático en papel hasta el 22 de junio, en el caso de Educación Primaria, y hasta el 17 de junio o el día de finalización de exámenes pendientes, en el caso de Secundaria. En todos los casos, el alumnado podrá disponer de sus libros para preparar las pruebas finales.

Se pueden recibir libros hasta el 5 de julio

 Si no se puede realizar la recepción de los materiales y el centro necesita una ampliación de plazo, podrá organizar la recepción hasta el 5 de julio. El asistente telemático también se mantendrá disponible hasta esta fecha, tanto para estos casos en que los centros amplíen los plazos como para los casos del alumnado que no haya entregado el material por tener que preparar pruebas finales.

Por otro lado, las familias que matriculen sus hijos e hijas en 1º de Primaria, solo deberán solicitar la participación en el banco de libros y recibirán en su momento el lote correspondiente al curso que inicien.  En la siguiente fase, la Comisión para la Coordinación y Gestión del Banco de Libros verificará el número y el estado de los libros entregados y validará la información cumplimentada por las familias. El proceso de comprobación y validación del material se realizará en el centro hasta el 15 de julio.

La recepción de los materiales la organizará y supervisará la dirección del centro mediante la comisión para la coordinación y la gestión del banco de libros y del coordinador del programa que se haya designado. Así, se podrán organizar comités por niveles educativos o por aula, formados por tutores y, de manera voluntaria, familias y alumnado, para que colaboren, tanto en la fase de recepción como en el resto del proceso.

Los criterios para otorgar la conformidad de los materiales serán flexibles y se admitirán siempre y cuando el estado de los libros y otros materiales sea aceptable, no presente dificultades para la lectura y sean susceptibles de ser reutilizados. Una vez validada la información y comprobados los lotes de libros entregados, se sacará un porcentaje para cada solicitud. Como ejemplo, una familia que entregue en las condiciones estipuladas 9 libros de 10, tendría asignado un porcentaje de un 90% que se aplicará a la hora de pagar las ayudas de la segunda fase de #XarxaLlibres.

Los ayuntamientos podrán acceder a la información

Posteriormente, estos datos se volcarán en una aplicación informática, a la que también tendrán acceso los ayuntamientos, para que tramiten el pago de la segunda fase de las ayudas basándose en el porcentaje calculado. Así, en el ejemplo que hemos expuesto, la familia que ha entregado 9 de 10 libros de un hijo o hija recibiría 90 euros del máximo de 100 que el programa #XarxaLlibres prevé en la segunda fase para el niño o la niña.

Para los cursos de 1º y 2º de Primaria, a causa de la especificidad del material empleado en estos cursos, se emitirá un cheque-libro para cada alumno o alumna en los mismos centros y se entregará a las familias para que adquieran los libros de texto. El importe máximo abonado será de 160 euros.

Para el resto de niveles educativos, los centros, atendiendo a criterios de corresponsabilidad y sostenibilidad, reutilizará los libros de texto y materiales curriculares con la finalidad de racionalizar el gasto público. Se realizará la reposición de aquel material que no reúna las condiciones necesarias para ser reutilizado, el correspondiente a materias de nueva implantación o aquel que el profesorado considere imprescindible sustituir por criterios pedagógicos.  En estos casos, la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte proveerá a los centros de la dotación presupuestaria correspondiente, concluyen.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email