GRUPO PLAZA

conferencia del presidente de AVE en Fórum tribuna mediterránea

El Boluda más criticón

25/01/2023 - 

VALÈNCIA. Se encontró cómodo este martes el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, en su primera intervención en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, al que se había resistido a acudir por considerar que es una tribuna más de políticos que de empresarios, según explicó. Tan cómodo, ante un auditorio mayoritariamente compuesto por empresarios, que, tras ser presentado por Juan Roig –"voy de novillero, es la primera vez"–, dio un discurso de solo diez minutos porque, según dijo con buen criterio, al público le iban a interesar más las respuestas a sus preguntas.

Y así ocurrió. Fueron 45 minutos en los que, en tono desenfadado y a veces burlón, con la complicidad del auditorio, respondió a todas las cuestiones, la mayoría de las veces de forma crítica hacia decisiones políticas. Previamente, aclaró que todas sus opiniones las formulaba a título personal y no como representante de AVE –que es como estaba anunciado por la organización– o de otras asociaciones que preside. De ahí que diera estopa con más soltura y alegría que en otras ocasiones.

Algunas de esas críticas tuvieron respuesta política desde la distancia, una vez publicadas por los medios, ya que la representación política fue muy escasa. Ningún miembro del Consell –de Presidencia estaban los directores generales Zulima Pérez y Jorge Alarte–, ni del Gobierno municipal de València. Sí que estuvieron la delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, y el presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar. De la oposición acudieron, entre otros, los primeros espadas del PP (Carlos Mazón, Vicente Mompó y María José Catalá); de Ciudadanos (Mamen Peris y Fernando Giner), y de Vox (Carlos Flores).

Foto: KIKE TABERNER

Salvo error de apreciación de este cronista, no acudió nadie de Compromís ni de Unidas Podemos. Se ahorraron con ello los dardos de Boluda, quien confesó que no le gusta "estar en manos de partiditos que solo dicen no, no y no para hacerse importantes, buscar bronca y conflicto y hacerse necesarios". Por si no había quedado claro, deseó que PP o PSOE, cualquiera de los dos que gane, pueda gobernar tras las próximas elecciones sin "estar en manos de partidos raritos" y se mostró partidario de un sistema electoral de segunda vuelta como el francés. "Estos partidos son muy distintos cuando pueden gobernar solos y de manera tranquila que cuando tienen que estar pactando todas las chorradas que les hacen hacer", remató.

Todo mal 

Antes, había criticado a quienes se oponen a la ampliación norte del Puerto de Valencia; a quienes suben los impuestos –"vivir en València te cuesta siete puntos más de impuestos que vivir en Madrid"–; a "los partidos del no" que están frenando las inversiones en energías renovables; a quienes rechazaron la Copa América de vela en València que sí ha aceptado Barcelona –centró el tiro en Joan Ribó, aunque tampoco Ximo Puig la quiso–; a quienes quieren poner la tasa turística en València, y hasta a los diplomáticos españoles en el extranjero, de quienes afirmó con sorna que cuando va a un país pregunta dónde están para ir por otro lado. "Yo en África soy francés porque la que me defiende es la embajada de Francia", añadió.

Curiosamente, invitado a criticar una vez más los retrasos en las obras del Corredor Mediterráneo, se mostró menos duro que en otras ocasiones, sin dejar de recordar la permanente vigilancia de AVE desde hace años, y afirmó que "el Corredor avanza y avanza a un ritmo fuerte". Sobre la economía, opinó que España evitará la recesión pero señaló que "hay que controlar la deuda y el gasto público". 

El naviero valenciano mostró también su "preocupación" por "el clima de permanente crispación que se da en la vida político-institucional" y por "un modelo educativo que nos está empobreciendo cultural e intelectualmente, y en el que cada vez se tiene menos respeto por el espíritu crítico, el esfuerzo, la meritocracia y los valores". Y se confesó "desolado por el intento de que no tengamos memoria sobre el proceso de transición de la dictadura a la democracia".

Lo de la ministra Belarra

Preguntado por las críticas vertidas en un mitin de Unidas Podemos por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, a los empresarios de la distribución en general y al presidente de Mercadona, Juan Roig, en particular –lo calificó de empresario despiadado"–, Boluda dijo que le parecen "una barbaridad" y "una locura" porque "los empresarios solo intentan llevar su empresa como mejor pueden". 

Foto: KIKE TABERNER

"La gasolina ha subido. ¿Tenemos que ahorcar al presidente de Repsol?", preguntó el naviero en voz alta. Recordó que "no hay ningún monopolio en nada" y que cada uno puede ir a comprar donde mejor le parezca, e instó a "serenarse un poco" porque "estas cosas se lanzan y luego la piedra no sabes dónde llega".

Roig rehusó, a preguntas de los medios, manifestarse sobre las palabras de Belarra, aunque estas palabras en la presentación fueron interpretadas como una reivindicación del papel de los empresarios tras las críticas de la ministra: "Somos los que generamos riqueza y bienestar. Si después a los que les toca gestionar lo saben hacer, hay riqueza para todos; si no, hay enfrentamiento".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme