GRUPO PLAZA

El Consejo Europeo se compromete a abrir las fronteras al turismo pese a la variante india

Foto: KIKE TABERNER
25/06/2021 - 

BRUSELAS. La urgencia por la apertura del verano de cara a la temporada turística es una de las principales conclusiones adoptadas por el Consejo Europeo que se celebra en Bruselas, de forma presencial, durante el jueves y el viernes. Con la única preocupación de la propagación de las variantes de la covid-19, los líderes de los 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE) han puesto de manifiesto el avance en la estrategia de vacunación y la puesta en marcha el próximo 1 de julio del Certificado Digital Covid, que permitirá cruzar fronteras a los ciudadanos vacunados sin ninguna otra restricción. El control exterior de las migraciones, las sanciones a Rusia y los reproches a Viktor Orbán por la nueva ley húngara contra los ciudadanos LGTBI, han completado la agenda.

El buen progreso en materia de vacunación y la mejora general de la situación epidemiológica han sido la tónica de un Consejo, que destaca la "necesidad de continuar los esfuerzos de vacunación, y estar alerta y coordinados por la aparición y propagación de nuevas variantes de la covid-19". 

Los acuerdos alcanzados sobre el "pasaporte covid", llamado Certificado Digital Covid, y sobre la revisión de las medidas restrictivas sanitarias vigentes hasta hora sobre viajes dentro de la UE y viajes no esenciales facilitarán los viajes transfronterizos seguros. Los Estados miembros se han comprometido a garantizar el pleno retorno a la libre circulación, tan pronto como la situación de salud pública lo permita.

Estas medidas, no obstante, no son suficientes para abrir el sector turístico en España y Portugal, dependientes del turismo británico y cuyo gobierno sigue pintando de ámbar el semáforo para la vuelta al país, excepto las Islas Baleares, único territorio que considera destino seguro. Hasta ahora, el Reino Unido impone a los viajeros que lleguen de estos dos países doble PCR y cuarentena o bien tres PCR. Mientras que los británicos pueden entrar en Portugal sólo con una PCR y en España con una dosis de vacunación.

Foto: KIKE TABERNER

Estas medidas tan laxas puede tener un efecto contraproducente para los españoles, ya que otros países de la UE están cerrando sus fronteras a los británicos alarmados por la variante Delta o india de la covid-19, mucho más virulenta, y que afecta al Reino Unido. Alemania, Francia y Bélgica ya no les dejan entrar. El peligro de que la variante india se propague por la península, podría activar el freno sanitario para los viajeros procedentes de España y Portugal.

De otro lado, el Consejo se compromete también a impulsar la producción mundial de vacunas y el acceso universal a ellas, en particular a través del organismo financiero para la vacunación universal, COVAX. Todos los países productores y fabricantes deben contribuir activamente a los esfuerzos para aumentar la oferta mundial de vacunas, materias primas, tratamientos y terapias covid-19, y coordinar la acción en caso de cuellos de botella en el suministro y la distribución.

Colaboración exterior en migraciones

El segundo tema de la primera jornada es la reforma sobre el Pacto de Asilo y Migraciones, en el que no se ha ahondado por la lentitud de los grupos de trabajo. Desde que se presentó el nuevo Pacto en 2019, los “5Med”, el grupo formado por los cinco países mediterráneos más golpeados por la crisis migratorios, se mostraron contrarios a esta primera propuesta. España, Italia, Grecia, Chipre y Malta se oponen a que las costas mediterráneas europeas se conviertan en “hotspots” o campos permanentes de refugiados a la espera de regularizar su situación, sin que haya una responsabilidad compartida y obligatoria entre todos los países miembros de la UE. Por ello, se centró en pedirle a la Comisión que refuerce la cooperación con los países en tránsito de fuera de la UE.

No obstante, el Consejo Europeo discutió la situación migratoria en las diversas rutas. Si bien las medidas adoptadas por la UE y los Estados miembros han reducido los flujos irregulares generales en los últimos años, la evolución en algunas rutas es motivo de grave preocupación y requiere una vigilancia continua y una acción urgente. Con el fin de evitar la pérdida de vidas y reducir la presión sobre las fronteras europeas, se intensificarán las asociaciones mutuamente beneficiosas y la cooperación con los países de origen y tránsito, como parte integral de la acción exterior de la Unión Europea. 

Foto: KIKE TABERNER

El enfoque será pragmático, flexible y personalizado, hará un uso coordinado, como Equipo Europa, de todos los instrumentos e incentivos disponibles de la UE y los Estados miembros, y se llevará a cabo en estrecha cooperación con el ACNUR y la OIM. Para ello, debe abordar todas las rutas y basarse en un enfoque integral, abordar las causas profundas, apoyar a los refugiados, erradicar el contrabando y la trata, reforzar el control fronterizo, cooperar en la búsqueda y el rescate, así como garantizar el retorno y la readmisión. 

Con este fin, el Consejo Europeo pide a la Comisión y al Alto Representante que, en estrecha cooperación con los Estados miembros, refuercen inmediatamente el apoyo para los países prioritarios de origen y tránsito. E invita a la Comisión a hacer el mejor uso posible de al menos el 10% de la dotación financiera para acciones relacionadas con la migración. 

Sin nombrarlos hubo un mensaje indirecto a Marruecos y Turquía por los recientes acontecimientos, de miles de inmigrantes saltándose todos los controles en Ceuta y los chantajes del presidente turco para ampliar económicamente el pacto de 2016. El Consejo Europeo ha sido tajante al acordar que "condena y rechaza cualquier intento de terceros países de instrumentalizar a los migrantes con fines políticos".

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Foto: Etienne Ansotte/European Commiss / DPA

Rechazo a Viktor Orbán

Después de la cena, el plato fuerte era el reproche, fuera del orden de día contra su homólogo húngaro, el presidente Viktor Orbán, por la aprobación de una ley contraria al colectivo LGTBI. Todas las instituciones de la UE han mostrado su rechazo públicamente en los últimos días y el Consejo Europeo quiere sumarse. El incumplimiento de ls leyes europeas será un condicionante para la recepción de fondos NextGeneration EU, para hacer frente a la crisis de la pandemia.

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, declaró públicamente que la homofobia no cabía dentro de los valores ni las leyes de la UE. Mientras que el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, izó la bandera del arco iris en la fachada de la sede en Bruselas durante la celebración del pleno y tres días antes del Día del Orgullo Gay, para mostrar su oposición a la postura húngara.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme