GRUPO PLAZA

REVOLUCIÓN EN EL ORGANIGRAMA

El Consorci de Museus plantea sacar a concurso nueve plazas de trabajadores en su RPT

Desde la dirección general de Cultura y Patrimonio aseguran que no supondrá ningún despido | UGT denuncia que no se haya negociado con los sindicatos

17/12/2017 - 

VALÈNCIA. El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV) está más agitado que nunca, y no hablamos de la inauguración de la exposición de pósits o el festival Zedre, que han animado su sede –el Centre del Carme- este fin de semana. Esta semana el gerente del organismo, José Luis Pérez Pont, presentaba en el pleno del Consorci el proyecto de Relación de Puestos de Trabajo (RPT), un documento que tras la reunión del pasado martes cuenta con el visto bueno, entre otros, del propio conseller de Cultura, Educación, Investigación y Deportes, Vicent Marzà, y de la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga. La reunión se llevó a cabo con especial discreción, un encuentro tras el que se envió el documento a Sector Público, que emitirá un informe para su futura aprobación, un plan que revolucionará el organigrama del Consorci con cambios en las funciones y denominaciones de numerosos puestos y, lo más peliagudo, una RPT que plantea sacar a concurso nueve de las catorce plazas que actualmente conforman el CMCV.

Según ha podido saber este periódico, el Consorci plantea introducir estas nueve plazas dentro de la Oferta Pública de Empleo, con lo que próximamente se iniciaría un proceso de selección que cambiaría casi por completo las caras de sus trabajadores. Las plazas afectadas –con su denominación actual- son: técnico de programación de exposiciones; técnico de gestión administrativa; técnico de gestión de montajes; técnico de gestión expositiva; administrativo de gestión de protocolo y relaciones públicas; auxiliar administrativo de intervención; auxiliar de montajes; una plaza de técnico coordinador de exposiciones que se transformaría en técnico de programas públicos y una última también de técnico coordinador de exposiciones. Cabe destacar que esta última plaza, vacante por jubilación, se ha cubierto este mismo mes con la incorporación tras un concurso de Vicenta Belenguer, una de las tres nuevas incorporaciones al CMCV de la ‘etapa Pérez Pont’, junto a Marta Pérez, que ocupa la plaza de técnico de gestión jurídica/administrador tras ganar un concurso del que fue la única candidata, y Susana Vilaplana, nueva adjunto de dirección aunque, en este caso, no seleccionada por concurso sino como adscripción provisional.

Foto: EVA MÁÑEZ.

De esta forma, el ‘Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana’ aprobado en el pleno del organismo, y al que ha podido tener acceso Valencia Plaza, apunta a la necesidad de “creación, reclasificación o reordenación de determinados puestos de trabajo”, nueve plazas que se ofertarían realizando así “una paulatina cobertura de cada uno de los puestos de la plantilla a través de procedimientos que garanticen el acceso al empleo público por los principios de publicidad, mérito y capacidad, formalizados por la correspondiente Oferta Pública de Empleo”. Pero, ¿por qué estas nueve plazas? Parte de la plantilla del CMCV está compuesta por empleados de carácter laboral con la condición de “indefinidos, pero no fijos” derivados de un “fraude contractual”, una situación que “reclama la necesidad de regularizar la provisión de los puestos”, reza el documento presentado por José Luis Pérez Pont al pleno. Sin embargo, antes del dos viene el uno y ese es uno de los grandes problemas a los que ahora se enfrenta la RPT.

Presentado en el pleno del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, la reunión contó con los políticos que conforman el organismo… pero no con los trabajadores. El contenido de la reunión ordinaria se trató con cierta opacidad a la hora de comunicar lo allí tratado, también a los propios empleados. De hecho, preguntados por este diario al respecto de la reunión desde el CMCV se dijo: “todo lo que respecta al Pleno se encuentra en trámite, no hay ninguna información que dar”. Por su parte, desde la dirección general de Cultura y Patrimonio sí confirmaron el visto bueno a una RPT que cambiará funciones y denominaciones y aseguraron que esto no provocará el despido de ningún trabajador. Con todo esto, la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de UGT en el País Valenciano ha impugnado el proceso y ha demandado que se retrotraigan las acciones llevadas a cabo al considerar que el Consorci ha aprobado el documento de “manera unilateral” sin contar con la presencia de ningún representante sindical y sin haber negociado con los trabajadores.

“Las Relaciones de Puestos de Trabajo en el ámbito de lo público requieren con carácter previo a su aprobación por los órganos de dirección y su tramitación la negociación previa con la representación unitaria de dicha institución o en su ausencia con las Organizaciones Sindicales más representativas del ámbito”, aducen en un documento presentado este mismo viernes al Consorci de Museus. El sindicato denuncia el inexistente diálogo con el gerente del organismo, José Luis Pérez Pont, siendo a través de la Mesa de Diálogo del Sector Público de la Generalitat que tuvieron constancia de la tramitación de la RPT en el pleno del CMCV.

¿Cómo quedaría el nuevo organigrama?

En el departamento de Dirección no se produciría ningún cambio por lo que respecta a las plazas de gerente, adjunto de dirección –de adscripción provisional- o auxiliar administrativo, esta última con un aumento salarial de poco más de 300 euros. Por su parte, en el departamento de Administración se amortiza el puesto de Interventor para crear un puesto funcionarial de Técnico Económico –ocupado por personal de la Generalitat Valenciana-; se reconvierte el puesto de auxiliar administrativo C2 a C1; se crea un técnico de gestión jurídica y se reconvierte la plaza de administrativo de protocolo y relaciones públicas a un administrativo. En el caso del departamento de Prensa, la plaza de técnico de difusión y promoción pasa a configurarse como técnico de prensa, media y redes sociales pasando de una retribución de 32.130,56 euros a 29.768,2 euros anuales.

Por lo que respecta al departamento de exposiciones, en la actual plantilla del CMCV y antes de la aprobación de la nueva RPT existían los siguientes puestos: un técnico programador de exposiciones; dos técnicos de gestión de exposiciones; dos técnicos coordinador de exposiciones y un técnico de gestión administrativa, con una dotación presupuestaria para cada uno de 32.130,56 euros anuales. Una vez aprobada la RPT, operando dos reconversiones, el departamento quedaría configurado con cuatro coordinadores de exposiciones, un técnico de didáctica y un técnico de programas públicos, con una retribución anual de 29.768, 2 euros. Además se produce la reconversión del auxiliar de montaje-chófer por un auxiliar administrativo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email