Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 29 de mayo y se habla de gandia DESCONFINAMIENTO coronavirus pcr herencia
GRUPO PLAZA

Escuchando el futuro

El imperio de la voz

Las nuevas formas de consumir televisión y el éxito de Youtube auguraban el enésimo final de la radio. Ha pasado todo lo contrario, no solo se ha reinventado sino que el sonido se ha convertido en una sólida apuesta de futuro

13/02/2019 - 

VALÈNCIA.-Leer se pasa de moda. Sin embargo, el consumo de contenidos escritos crece. Esta contradicción es posible gracias a que, cada vez más, son otros los que leen por nosotros. Podcasts, audiolibros y altavoces inteligentes han llegado para provocar una revolución en la que la voz tiene un papel protagonista.

Ver a los millenials hablar a sus teléfonos móviles como si se fueran a comer una tostada es habitual en las calles de cualquier ciudad. Pero esta imagen es solo la punta del iceberg. Está cambiando el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Los mensajes escritos dejan paso a las notas de voz y las búsquedas habladas en internet no paran de crecer. 

Redes sociales y sistemas de mensajería incorporan el audio para facilitar la comunicación entre particulares. Mientras, la inteligencia artificial y el internet de las cosas se alían con los asistentes de voz para que los aparatos respondan a nuestras órdenes habladas. En paralelo, el podcasting y los audiolibros han dejado de ser algo destinado a los early adopters. Y, al mismo tiempo, los altavoces inteligentes han penetrado en el mercado español a un ritmo muy superior al que lo hicieron los teléfonos móviles. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Con una inversión mínima, cualquiera puede dotar a su hogar de ‘voz’ y ‘oído’ para interactuar con él. No es ciencia ficción. Por menos de treinta euros, muchos españoles ya tienen en sus casas smart speakers que no solo sirven para escuchar música o las últimas noticias a cualquier hora del día, sino que permiten repasar la agenda, acceder a internet, hacer la compra o controlar los electrodomésticos utilizando la voz como único interface.

Los altavoces inteligentes llegaron a España el pasado verano. El primero en aterrizar fue Google Home. Desde la compañía de Mountain View no facilitan datos de ventas. Sin embargo, según aseguran a Plaza, han ampliado sus canales de distribución para llegar a más usuarios. «Tenemos un acuerdo de colaboración con promotoras de viviendas en España como Aedas y Neinor Home», apuntan.

Pero el verdadero éxito lo ha obtenido la propuesta de Amazon. Los altavoces Echo, que integran el asistente de voz Alexa, se pusieron a la venta en nuestro país el pasado mes de octubre. Tras el black friday y la campaña de Navidad, las unidades de los modelos más populares se agotaron y los nuevos envíos estaban señalados para finales de enero. Desde el equipo de Amazon Alexa tampoco facilitan sus cifras de ventas, pero sí afirman que están «sorprendidos gratamente por la popularidad de Alexa. Creemos que la voz es el futuro y que mejorará fundamentalmente la forma en que las personas interactúan con la tecnología», sostienen.

Plaza ofrece gratis todos los números de sus tres ediciones en formato digital

También Apple ha puesto en el mercado el HomePod, pero su alto precio y las conocidas deficiencias de su asistente Siri no lo sitúan entre los favoritos de los consumidores. Otras compañías, como Telefónica y Orange, se han sumado a la carrera por conquistar el mercado de la voz con alternativas como Movistar Home, disponible desde Navidad, y Djingo que llegará en la primavera de 2019.

Todos estos movimientos se producen al calor de lo sucedido desde 2015 en Estados Unidos, donde uno de cada cuatro hogares posee ya un altavoz inteligente, según datos de Nielsen. Sus usuarios pasan 65 minutos al día utilizando el dispositivo, una cifra que aumenta hasta los 72 minutos de media en los fines de semana. 

La voz se abre paso no solo a través de los altavoces, sino también de otros dispositivos conectados como teléfonos, tabletas, relojes o televisores. El 41% de los adultos y el 55% de los adolescentes norteamericanos ya realizan búsquedas por voz, tal y como revela un informe de Business2tocommunity. Es una tendencia que va en aumento y que ha supuesto que algunos expertos ya hablen de un nuevo concepto: el SEO por voz. La economía del tiempo también es importante, ya que somos capaces de escribir una media de 40 palabras por minuto, pero podemos superar las 150 al hablar. 

‘Podcasts’ con acento valenciano

El mundo del podcast —archivos de audio grabados que pueden ser consumidos a demanda por los oyentes— también ha inaugurado su época dorada en España. Aunque, como en tantas cosas, en esto también fueron primero los americanos. El despegue definitivo llegó en 2014. Fue con la aparición en Estados Unidos de The Serial, un espacio que comenzó siendo un spin-off del popular The American Life, superó rápidamente a su matriz y se convirtió en un fenómeno de masas. The Serial es accesible a través de internet con millones de descargas semanales e ingresos publicitarios que superan cualquier expectativa.

A partir de ese momento, los medios de comunicación americanos lanzaron también su propia oferta de podcasts. Con especial énfasis lo hizo The New York Times, que creó en febrero de 2017 The Daily, un espacio que aborda cada día algunos de los temas más relevantes de la actualidad contando con la participación de periodistas del diario. En solo ocho meses, este podcast logró superar los cien millones de descargas.

En España, el Grupo Prisa apostó en 2016 por la creación de Podium Podcast, una red que integra espacios de diferentes estilos y que tiene al frente a la valenciana María Jesús Espinosa de los Monteros. Tras acabar sus estudios en València, la periodista recibió una propuesta laboral en Barcelona. Después de algunos meses de contrato, la crisis provocó un buen número de despidos y, junto a otros compañeros de la emisora en la que trabajaba, fundó El Extrarradio. La audiencia del proyecto despegó en 2013 gracias a que ganó el Premio Ondas a la innovación radiofónica. Sin embargo, los fundadores nunca lograron monetizar sus productos. 

Espinosa fue llamada poco después para dirigir Podium Podcast donde siempre le ha gustado contar con talento valenciano. Las ilustraciones gráficas que acompañan a cada uno de los espacios las realiza la agencia Player, mientras que algunos de los programas se graban desde València. Es el caso de Laboratorio de Investigación de Series, con Mikel Labastida, David Brieva y Áurea Ortiz, o Valencia Destroy, de Eugenio Viñas

La voz de los cómicos

El lanzamiento de la serie de ficción sonora El gran apagón supuso un éxito rotundo para el proyecto de Prisa. Tras él llegaron otros como Guerra 3 (que acaba de finalizar su primera temporada) y diferentes espacios de actualidad con gran aceptación por parte del público. «Hemos vivido una evolución muy lógica. En dos años y medio el ascenso ha sido brutal entre los oyentes y también entre las marcas. El formato ha eclosionado y muchas empresas ya lo tienen en cuenta», afirma la periodista.

Comparte la opinión el cómico alicantino Antonio Castelo. «No puede haber mejor momento que este, porque hace dos meses el negocio de podcast en Estados Unidos superó al de radio convencional», afirma. Castelo ha puesto en marcha en Madrid Phi Beta Lambda Podcast, una plataforma que, en breve, producirá podcasts de forma automatizada. «El estudio no tiene operarios, sino que, a través de inteligencia artificial se irán grabando los programas que estarán disponibles en Youtube, Ivoox y Apple Podcast», explica el humorista. La plataforma de Castelo se estrenará con quince espacios de diferentes temáticas, aunque los cómicos tendrán un protagonismo especial. «En Estados Unidos todos los cómicos tienen un podcast, ¿por qué no iba a ser igual aquí?», sentencia.

También el Grupo Plaza, editor de esta revista, ha puesto en marcha Plaza Radio. Desde la redacción de Valencia Plaza se crean diariamente podcasts informativos y de entretenimiento dirigidos a una audiencia variada. Cada día, a las siete de la mañana se lanza el ‘Buenos días’ que repasa la actualidad de la jornada y las principales noticias disponibles en la web. Además, existen otros espacios de información comarcal, salud, deporte femenino, cine... En las próximas semanas, el grupo ampliará su oferta con la incorporación de nuevos programas.

Publicidad que suena

Las marcas no son ajenas a este movimiento y tienen sus propios podcasts o participan como patrocinadores en los de otros. El precio de la publicidad en este formato, en Estados Unidos, supera ya al de la radio tradicional y está por encima, incluso, de lo que se paga por aparecer en un video a la carta. 

Podium Podcast y Plaza Radio han lanzado ya series de branded podcast con la participación de marcas como Fisher Price o IMED Hospitales. No se trata de las cuñas a las que nos tiene acostumbrados la radio tradicional, sino que son espacios en los que las marcas crean programas de corta duración con información de interés para su público objetivo. En este ámbito trabaja también la compañía valenciana Audiobranded, especializada en marketing sonoro para empresas y eventos. Capaces de crear desde podcast hasta radios de marca, lanzaron en 2014 la premiada Maratón Radio, una emisora que emite online una programación basada en el mundo del running y que también retransmite en directo las principales carreras del panorama nacional. Su programación cuenta con una media de más de 300.000 oyentes mensuales.

Otra de las tendencias al alza, relacionada con la voz, es la de los audiolibros. Aquellos que han renunciado a leer por falta de tiempo, ahora tienen la posibilidad de escuchar los títulos que se acumulan en sus estanterías, mientras conducen o realizan cualquier otra actividad. Uno de los locutores que pone voz a cientos de obras literarias es el valenciano Miguel Coll. Con una dilatada experiencia en la radio a nivel nacional, es desde 2014 prescriptor publicitario en Carrusel Deportivo de la Cadena SER y ahora en golpe de micro en Plaza Radio. A principios de 2018 se enteró de que «en València existe un estudio que lleva haciendo audiolibros desde hace bastantes años y que son pioneros en el tema; fui a hacer un casting y me quedé». Por su experiencia ha notado que «desde hace un par de años a la gente le dices podcast y no te mira raro, saben lo que es, incluso los escuchan. Lo de poder escucharlo cuándo y cómo quieras es el punto de inflexión». Coll considera que al audiolibro «aún le falta un poco, por lo menos en España, ya que todavía hay mucha gente que cree que esto se hace solo para invidentes». 

«Nos dimos cuenta de que muchas obras literarias se estaban pasando al audio y el mayor operador era Amazon, a través de la marca Audible, así que nos pusimos manos a la obra», dice Figueres

El estudio del que habla Miguel Coll es Kilohercios & Decibelios al frente del que están Benjamín Figueres y Milton Font. Después de dos décadas realizando doblajes para Canal 9, el cierre de la televisión autonómica provocó la caída de la empresa en la  que Benjamín era director de doblaje. Junto a su socio, decidió quedarse con el histórico estudio y ponerlo en marcha de nuevo. Buscaron nuevos mercados y miraron hacia Estados Unidos.

«Nos dimos cuenta de que muchas obras literarias se estaban pasando al audio y el mayor operador era Amazon, a través de la marca Audible, así que nos pusimos manos a la obra», dice Figueres. Todo empezó con un correo electrónico. Escribieron a Audible al igual que hicieron con editoriales y agencias españolas. Pero la respuesta llegó desde Estados Unidos. «Recibimos un e-mail a los pocos días en el que nos informaban de que el responsable de Audible en América Latina venía a España y quería conocernos», comenta todavía con sorpresa. 

Los socios se entrevistaron en Madrid con el enviado de Amazon y recibieron el encargo de grabar las primeras obras. «Empezamos con Milton como técnico y conmigo locutando los primeros libros y parece que les gustó». 

En 2018, Kilohercios & Decibelios ha grabado más de 150 obras y tiene en su plantilla a 16 técnicos que realizan grabaciones junto a diferentes locutores contratados para cada ocasión. Desde València, atienden a España y también al mercado latino con grabaciones en las que utilizan distintos acentos. «Para cada proyecto enviamos una prueba con varias voces a la editorial y ellos deciden. Algunas veces ha sido el propio autor el que se ha decantado por una u otra voz».

Figueres espera un nuevo boom gracias a la implantación de los altavoces inteligentes y la proliferación de los coches conectados. «En Estados Unidos se produjo un crecimiento del 30% en 2017», dice. También cuenta con la popularización del formato que está haciendo la compañía sueca Storytel, que ha puesto en marcha campañas de publicidad televisiva.

La literatura también suena

Storytel ha publicado Siniestro, la última novela del periodista Carlos Aimeur. «Me encanta escribir audiolibros porque me obliga a ordenar mis relatos de una manera más metódica; te exige tener en cuenta el sonido, que es algo que muchas veces olvidas como narrador», dice Aimeur, quien se encuentra inmerso en su segunda audio-obra (que llevará por título No olvides mi nombre)

Para el autor, no hay duda de que un audiolibro es tan literatura como una obra en papel. «Lo que da calidad es el producto en sí, no el formato. Un ensayo no tiene por qué ser mejor que un poema y lo mismo sucede con los audiolibros. Al final es una narración y lo que lo hace bueno, vulgar, interesante o aburrido es el trabajo del equipo», subraya. 

Lo que parece evidente es que el audio es una tendencia que cotiza al alza. En breve se podrá decir aquello de ‘me gustó más el audiolibro’.  

* Este artículo se publicó originalmente en el número 52 de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email