Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

El petróleo vuelve a estar en el punto de mira de los mercados

La preocupación sobre la posible propagación del virus respiratorio que se extiende en China ha provocado una alarma general dentro de las materias primas

27/01/2020 - 

MADRID. La preocupación sobre la posible propagación del virus respiratorio que se extiende en China ha provocado una alarma general dentro de las materias primas y, en particular, dentro del petróleo donde podríamos ver una caída de la demanda todavía mayor. ¿Por qué? Por el miedo a la repetición del suceso que ya tuvo lugar hace casi 20 años con la epidemia del SARS.

La disminución de la demanda debido al virus es una preocupación creciente en el mercado, ya que las restricciones en los viajes provocan una reducción clara de la demanda. La situación de bloqueo en la zona donde comenzó el problema está empezando a tener sus consecuencias,y si se convierte en una epidemia como la anteriormente comentada la situación se recrudecerá.

A esta circunstancia hay que sumarle la abundante oferta que hay en el mercado actualmente donde Estados Unidos ha sido el actor principal, siendo sus últimos resultados de inventario superiores a los anteriores en 1.6 millones de barriles. Todo un revés a las expectativas que situaban una caída en los mismos. No solo se produjo más en Estados Unidos sino que en los países emergentes crecieron destacando el incremento de Brasil.


Aún en estas circunstancias, las expectativas para este 2020 siguen siendo optimistas respecto al incremento de la demanda del petróleo. Las previsiones pueden ser menores que en años anteriores, pero las expectativas de la OPEP es que el crecimiento siga siendo robusto... siempre y cuando se solventen algunos desafíos referentes al comercio internacional.

Los precios continúan estando muy por debajo de sus máximos y el principal motivo es que a los precios actuales las empresas petroleras de esquisto en Estados Unido son rentables. Esta situación hace plantearse a la OPEP las decisiones que deben tomar al respecto sobre los recortes de producción que ya han estimado para este inicio de año. 

Tensiones geopolíticas

Como contrapartida la bajada de producción provoca un incremento del precio, lo que provoca la entrada de nuevos competidores que restan el impacto que producen las decisiones de la OPEP.

También las ultimas tensiones geopolíticas existentes en Oriente Medio, han provocado un incremento del precio, mientras los esfuerzos se están centralizando en buscar la seguridad de la región para que los integrantes del mercado puedan desempeñar su actuación de manera correcta. No hay que olvidar que la últimas situaciones -como han sido el ataque a Aramco y el conflicto entre Estados Unidos e Irán- han sacudido al negocio petrolífero.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email